Comportamiento del gato macho

Lic. Beth Asaff
Gato azul británico con ojos amarillos

El comportamiento típico del gato macho tiende a llevar a algunas personas a creer que los gatos machos realmente solo son mascotas de segunda elección. En realidad, no hay mucha diferencia en la forma en que los machos se comportan a como lo hacen las hembras.

Comportamiento del gato macho típico

Cuando se examinan de cerca ambos géneros, realmente no hay una gran diferencia entre la forma en que se comportan los sexos, especialmente en los gatos castrados. Sin embargo, un gato entero tiene fuertes impulsos naturales para proteger su territorio y encontrar una compañera, lo que puede dar lugar a conductas consideradas antisociales por algunos.

Pulverización de orina

Pulverización de orina

Probablemente la peor ofensa atribuida a los gatos machos es el hábito de la pulverización de orina. Los machos rocían su territorio como una advertencia de los límites a otros gatos. Los gatos machos también rocían como un anuncio de su destreza sexual cuando buscan hembras para aparearse. Un gato ansioso también puede rociar orina para consolarse extendiendo su propio olor.

Dicho esto, la pulverización de orina no siempre es conductual por naturaleza. Un caso de cálculos renales puede hacer que un gato rocíe en un esfuerzo por pasar el bloqueo y obtener un poco de alivio. Del mismo modo, una infección del tracto urinario también puede conducir a comportamientos urinarios perturbadores.

Si tu gato está rociando orín, haz que un veterinario lo revise para descartar problemas médicos y limpia rápido luego del evento con un producto como la NOse-Offense para ayudar a eliminar su olor.

Pasión por viajar

Por supuesto, uno de los comportamientos más infames por los que se conoce a los gatos machos es su propensión a deambular. Esta pasión por los viajes puede llevarlos a veces lejos de casa, y es posible que no vuelvas a ver a tu mascota durante días. En la mayoría de los casos, tu gato tranquilamente regresará a casa en busca de su cena, pero eso no evita que te preocupes mientras tanto. Los factores que impulsan este comportamiento incluyen:

  • Un deseo de aumentar el territorio de un macho
  • Buscar a una hembra en celo de la que ha percibido su olor a más de una milla de distancia
  • Curiosidad; el macho deambula porque puede si se le da la oportunidad

Mantén a tu gato cerca de casa manteniéndolo en el interior o usando una valla invisible y un collar para mantenerlo cerca.

Peleas

Gato macho molesto

Pelear no es estrictamente un comportamiento masculino, pero los machos parecen recibir la mayor atención por meterse en rasguños con otros gatos machos que encuentran. Esto se debe principalmente al deseo de defender o ganar territorio, pero el comportamiento de crianza también impulsa a los machos a entrenarse entre sí. A veces, estas peleas son más sobre posturas, pero en muchas ocasiones, estos chicos se harán daño signifiEl gatoivo el uno al otro.

Mantén a tu gato en casa o haz que lo castren si la lucha se está convirtiendo en un problema serio.

Rasguños y arañazos

En la naturaleza, los gatos arañan los árboles y las cercas como otra forma de alertar a otros gatos sobre su presencia. Este anuncio se debe en parte al daño físico, que es un marcador visual, y el olor se extiende desde las glándulas en las almohadillas de sus patas. Debido a que los gatos machos son más territoriales, también experimentan una necesidad más fuerte de arañar muebles, paredes o alfombras. Este es un comportamiento normal en un lugar inapropiado, lo que es muy poco consuelo para un padre de mascota frustrado.

Asegúrate de proporcionarle a un gato macho, muchos postes de rasguño resistentes, preferiblemente montados cerca de entradas y salidas. Esto ayuda a satisfacer su necesidad de arañar y clavar sus garras.

Aseo

Gato aseándose a si mismo

El cuidado y el aseo de la piel son tan importantes para los gatos machos como para las hembras. Los machos pasan tiempo lamiendo y limpiando, lo que ayuda a mantener su pelaje en buen estado y reduce las cargas parasitarias. Además, recubrir el cabello con saliva es una forma importante de perder calor cuando hace calor.

Sin embargo, cuando se trata de acicalarse mutuamente, los machos son más distantes que las hembras. Un macho no consideraría acicalarse mutuamente con otro macho, pero puede lavarle la cabeza y los hombros a una gata favorita.

Bramido felino

Si alguna vez te has mantenido despierto por la noche con los sonidos de gatos que braman, hay posibilidades de que estés escuchando los maullidos de brama o bramidos felinos. Estos gritos chillantes y fuertes son la forma usada por los gatos machos para anunciar que están disponibles para aparearse. Este comportamiento de cortejo cumple la doble función de atraer a las gatas en celo, al tiempo que advierte a otros pretendientes masculinos. Mientras existan gatos machos y gatas hembras, van a seguir habiendo los llamados de brama.

Comportamiento de apareamiento

No hay nada sutil en el cortejo de un gato macho a una hembra. Cuando están cerca de una hembra en celo, los machos experimentados pueden correr directamente hacia la hembra y montarla en tan poco tiempo como 16 segundos. Los machos menos experimentados son más cautelosos y pueden hacer un llamado de apareamiento más suave y luego olfatear su parte trasera. Si ella acepta sus avances, el macho puede entonces montarla y agarrar su cuello con los dientes, en lo que se piensa que es una acción de pacificación natural similar a una madre gato que lleva a sus gatitos. El apareamiento del gato macho dura en promedio de uno a nueve minutos. Una vez que se completa el apareamiento, el macho se aleja y no tiene nada más que ver con la hembra.

Caza y alimentación

Gato cazando

Los gatos salvajes pasan alrededor del 25% de su día buscando comida, con un promedio de muertes diarias de cuatro ratones. Los gatos machos tienden a comer más que las hembras, sin embargo, pasan menos tiempo cazando. En parte, esto se debe a que las hembras les proporcionan comida a sus gatitos.

La caza proporciona estimulación mental importante para un gato. Un consejo útil para los dueños de mascotas es utilizar alimentadores de rompecabezas, que hacen que el gato trabaje para su cena. Esto puede reducir el aburrimiento y, por lo tanto, los comportamientos no deseados que un gato macho podría adoptar, como rociar orines o arañar.

Lenguaje corporal y comunicación

Los gatos machos están preparados para luchar por defender su territorio, pero esta suele ser la opción de último recurso. Esto se debe a que luchar y los riesgos de lesiones hacen que un gato herido no pueda ni cazar ni alimentarse solo. La respuesta es un lenguaje complejo de posturas corporales, que señala las intenciones del gato en la última actitud de cara de intentar ser creíbles. La primera herramienta en la artillería del gato macho es el aroma, de ahí todo lo que rocía y araña para reclamar la propiedad.

Cuando un intruso ignora estas señales, un gato exhibirá una destreza visual para intimidar y hacer que el extraviado piense dos veces antes de proceder. Etología veterinaria explica cómo se ve el lenguaje corporal agresivo:

  • Patas tensas en la parte posterior, con la parte posterior inclinada hacia la cabeza
  • La cola se mantiene baja o entre las piernas y puede menearse rígidamente
  • Las pupilas pueden estar contraídas o dilatadas
  • Los bigotes se mantienen planos contra la cara
  • Las orejas se sostienen hacia los lados rígidamente
  • Los pelos de gato se levantan (la piel se eriza)
  • El gato es propenso a gruñir o aullar
  • El gato mira directamente a su oponente y fija su mirada sin retroceder.

Nunca intentes intervenir físicamente con un gato en este estado altamente excitado. Es probable que te ataque. Si es esencial distraer al gato, entonces arrojarle un cuenco con agua suele difuminar la situación inmediata (pero hace que su estima por ti baje).

Comportamiento del gato macho hacia los gatitos

Los gatos son cazadores y este comportamiento es casi imposible de eliminar. Los gatitos jóvenes pueden atraer el interés de un gato, y esa curiosidad inicial a menudo trae los instintos de caza a la superficie. Después de unos momentos, ese pequeño gatito retorciéndose comienza a parecer notablemente similar a otros animales de presa como ratones y ardillas listadas.

Algunos gatos machos están dispuestos a tolerar gatitos que sienten que son sus propios descendientes, pero la mayoría intenta matar o expulsar a los gatitos que pertenecen a otro gato. Sin embargo, su tolerancia generalmente se limita a la próxima vez que la reina entre en celo. En este punto, el gato macho quiere sacar a esos gatitos del camino para poder cruzarse con la hembra nuevamente.

Siempre que sea posible procura separar a una gata y sus gatitos del macho para evitar resultados indeseables.

El gato entero frente al gato castrado

El comportamiento típico del gato entero es impulsado por altos niveles de testosterona. Castrar a un gato macho reduce su testosterona, sin quitarle su carácter. Como padre de mascota, esto significa que puedes esperar una mejora general en la mayoría de los comportamientos. Pero, y es una gran PERO, esto también depende de cuánto sus acciones se hayan convertido ya a un hábito arraigado. Por ejemplo, un gatito macho castrado a los seis meses de edad no ha aprendido malos hábitos como esparcir su orina. Sin embargo, un gato viejo acostumbrado a marcar el territorio mediante pulverizaciones puede hacerlo por hábito y la castración tardía puede tener un efecto decepcionante.

Los gatos machos castrados se comportan mejor que sus primos enteros, y su carácter depende de la personalidad individual, la genética y la socialización en lugar de las hormonas. Los comportamientos que se describen anteriormnt son típicos de un gato macho adulto entero.

Gatos machos como mascotas

Hay excepciones para todas las reglas, y algunos machos realmente se vuelven mascotas bastante despreocupadas, pero algunas de sus acciones han hecho que los gatos machos tengan un poco de mala reputación en el departamento de mascotas. Echa un vistazo más de cerca a algunos de los comportamientos más problemáticos que probablemente encontrarás con este género antes de adoptar y decide luego si esto es algo que puedes tolerar. De lo contrario, considera castrar a tu mascota para ayudar a controlar algunos de estos comportamientos.

Comportamiento del gato macho