Gato desuñado, remoción de garras en gatos

Lic. Ann Roberts
Gato sin garras

El acto de remover las garras o uñas de un gato representa una de las prácticas más controvertidas en la medicina veterinaria. Los dueños de mascotas que están considerando que su felino sea "desuñado" deben investigar el asunto cuidadosamente. La decisión de desuñar a un gato no debe hacerse por capricho; Se trata de un procedimiento quirúrgico mayor. Como todas las cirugías, pueden surgir diversos grados de complicaciones. A pesar de los problemas que rodean la remoción de garras, todavía hay ciertos casos en los que el dueño de una mascota no debe tener miedo de explorar la desungulación para su gato.

Lo que realmente implica el "desuñado" (remoción de garras)

Es posible que el propietario promedio de una mascota no esté familiarizado con los detalles de la remoción de garras del gato. De hecho, parece que se ha convertido en una parte normal de tener un nuevo gato. Después de todo, las uñas de gato pueden resultar perjudiciales para los humanos y otras mascotas. Algunos gatos simplemente no dejarán de rascar muebles o destruir objetos de la casa. El "desuñado" parece ser la forma más segura de prevenir y eliminar tales comportamientos. Sin embargo, el desuñado es una cirugía mayor. Las garras de un gato se extienden desde los huesos finales de su pata. Un veterinario no puede quitar las garras sin amputar estos huesos. En términos humanos, este sería un procedimiento similar a la amputación de tu última falange en cada uno de tus 5 dedos (la fracción del dedo que tiene la uña). Claramente, este no es el mismo concepto que solo remover una uña del dedo.

Para desuñar a tu gato, debe quitársele el hueso final de cada dedo de cada patita. Aquí surge la controversia.

Una práctica controvertida

Muchas personas creen que remover los huesos de su gato, amputándole las puntas de cada dedo para eliminar sus garras es una forma de crueldad animal. Las garras son la primera línea de defensa para un gato y sin ellas, el animal no puede protegerse de ninguna amenaza potencial. Desuñarlo se ha vuelto tan controvertido que la práctica ha sido prohibida en algunos países. Puedes encontrar una lista de países donde se ha declarado ilegal esta práctica en CatSupport.net

Affinity Petcare enumera algunas complicaciones que pueden surgir como resultado de este procedimiento. Además del largo y doloroso período de recuperación, el gato puede sufrir sangrado excesivo, infección, cambios de personalidad, problemas para andar e incluso una mutilación permanente de tu animal. Aunque no todos los casos son iguales, es necesario que un veterinario discuta cualquier posible complicación, riesgo o problema de seguridad con los dueños de mascotas antes de que se realice la cirugía.

La mejor edad para la remoción de garras

La edad mínima que la mayoría de los veterinarios desuñarán a un gatito es alrededor de los tres meses, aunque algunos prefieren esperar hasta que el animal sea un poco mayor. Los huesos de un gatito joven son más suaves, lo que hace que el procedimiento sea un poco más fácil de realizar. Los gatitos también tienden a curarse más rápido que los gatos adultos, por lo tanto, si realmente parece necesario hacerlo, existe un beneficio en desuñarlos a una edad temprana. Los gatos adultos pueden someterse al procedimiento, pero su recuperación es un poco más difícil, y se debe tener en cuenta la salud de cada gato al decidir si es un buen candidato para la cirugía. Los gatos mayores también tienden a ser más conscientes de su dolor que un gatito juguetón y fácilmente distraído. Es posible que tu veterinario tenga una opinión sobre el período de edad ideal para la remoción de garras, pero el consenso general coloca el rango de edad entre tres y ocho meses.

Procedimientos y costos de la remoción de garras

Según VetInfo.com, hay tres métodos diferentes utilizados para desuñar a los gatos. El costo en EE.UU. de cada método varía un poco dependiendo de la situación de un gato individual, pero las cifras que se proporcionan a continuación te darán una buena idea de qué esperar. Para obtener una cotización precisa, deberás consultar con tu propio veterinario, quien basará el costo en la edad de tu mascota y en los requisitos especiales que puedan estar involucrados.

El Método de Rescoe

Veterinario cortando garras de gato

Este es generalmente el método menos costoso para la remoción de garras, e implica el uso de un cortador de uñas Rescoe esterilizado para extraer la punta del hueso que sostiene la garra. Una vez que se retira esa porción del hueso, la herida se cierra con sutura. Este método no siempre es un éxito completo porque si no se extrae suficiente cantidad de hueso, existe la posibilidad de que una garra vuelva a crecer. El costo promedio de este procedimiento es de aproximadamente $100.00 a $150.00.

Desarticulación

Con este procedimiento, el hueso del que crece la garra se elimina completamente. Este método es más efectivo porque no hay posibilidad de que las garras vuelvan a crecer. El costo de esta cirugía es de alrededor de $250.00 a $300.00.

Cirugía laser

La práctica más reciente de desuñado con láser puede resultar más segura que la remoción quirúrgica del hueso con un cortador Rescoe o bisturí, y esto lo convierte en el método preferido para el desuñado en muchos casos. El láser puede sellar pequeños vasos sanguíneos durante la cirugía y disminuir la pérdida de sangre durante y después del procedimiento. El tiempo de recuperación puede ser más rápido y menos doloroso para el gato. Sin embargo, querrás asegurarte de que tu veterinario tenga experiencia con el método láser. Se requiere una amplia capacitación para realizar este procedimiento con láser. El costo por desuñado con láser puede ser de hasta $ 500.00 en promedio.

Recuperación después de la cirugía

De acuerdo con Maskota King, la mayoría de los gatos se mantendrán toda la noche en la clínica después de la cirugía, y los primeros tres días suelen ser los más difíciles para un gato recién desuñado. Las patas suelen estar muy sensibles durante este tiempo, y el personal recomienda que los dueños les proporcionen a sus gatos una arena higiénica no aglutinante durante aproximadamente una semana después de la cirugía. Esto se debe a que la basura acumulada podría potencialmente adherirse a cualquier filtración proveniente del sitio quirúrgico, así como el hecho de que las arenas de arcilla en general son abrasivas y podrían causar lesiones en las patas a medida que el gato rasque y cave en la arena. Mientras no haya complicaciones, la mayoría de los gatos se curan bastante bien y vuelven a la normalidad dentro de los cinco días posteriores a la cirugía.

Cortando a través de la controversia

A pesar de la reacción negativa que rodea a la remoción de garras, muchos dueños de mascotas eligen seguir adelante con el procedimiento. La crueldad animal puede ser una consideración, pero algunos gatos son excesivamente violentos cuando se trata de usar sus garras. En tales casos, el desuñado puede ser un último recurso antes de que una mascota sea llevada a un refugio. Los gatos con enfermedades que causan la inmunosupresión pueden no curarse fácilmente. Si se rascan continuamente, las infecciones pueden aparecer. Estos son solo algunos de los casos en los que el dueño de una mascota está justificado al elegir que se le realice el procedimiento a su gato.

Consideraciones finales

El lugar en donde vives (particularmente en los Estados Unidos) también presentará problemas para sus planes de remoción de garras del felino. Algunas ciudades de California como Beverly Hills, Santa Mónica, Los Ángeles, San Francisco y West Hollywood han prohibido el procedimiento. Es posible que más ciudades sigan su ejemplo. Aunque la mayoría de los dueños de gatos obviamente no residen en el estado de California, es común que muchos veterinarios se rehusen a hacer esta operación. De hecho puede ser que tengas que viajar fuera de los límites de tu ciudad para hacer que remuevan las garras de tu gato.

Los dueños de mascotas también deben saber que muchos de los animales desuñados continúan viviendo vidas felices y plenas, sin complicaciones. Si estás luchando con la decisión de remover las garras a tu gato, consulta con otros dueños de mascotas sobre sus experiencias con el procedimiento, y tambien veterinarios de confianza. Es posible que te sorprenda la variedad de experiencias vividas por diferentes gatos. Aún si muchos gatos desuñados no sufren los traumas psicológicos y/o físicos, muchos otros si padecen los daños descritos en ciertos folletos y en los sitios web. Infórmate bien, considera tus alternativas, y deja que tu veterinario te ayude a tomar la mejor decisión acerca de si deseas o no que tu mascota sea desuñada.

Gato desuñado, remoción de garras en gatos