Síntomas de la mordida del gato

Kelly Roper, Escritora
Gato mordiendo un brazo

Toda mordida de gato, desde los pequeños pellizcos hasta punciones profundas, tienen el potencial de causar infección. Conocer los signos de infección u otras enfermedades que resultan de una mordedura de gato es el primer paso para salvaguardar tu salud.

Síntomas de posibles complicaciones

Aunque tanto la saliva del perro como la de gato contienen muchos tipos de bacterias, es más probable que una persona contraiga una infección por la mordedura de un gato que por la de un perro. Los dientes de los gatos son más agudos y más largos que los de sus homólogos caninos. Las mordidas de los gatos generalmente producen heridas pequeñas y profundas que son difíciles de limpiar. De acuerdo con Family Doctor todas las mordidas de los gatos deben ser atendidas por un médico lo antes posible debido al alto riesgo de infección. Mientras que las infecciones leves causan molestias leves, las serias pueden ser potencialmente mortales.

Infección

mordedura de gato

MedLine Plus advierte que una infección puede desarrollarse dentro de las 24 a 48 horas posteriores a la mordida. Los signos comunes de infección incluyen:

  • Enrojecimiento: una de las primeras señales de que tu mordida puede estar infectada es enrojecimiento alrededor de la herida. Esto puede variar de rosa claro a un rojo carmesí oscuro y luego mucho más oscuro. Si el área se está volviendo roja, observa si se extiende el enrojecimiento hacia afuera del resto del cuerpo. La difusión del enrojecimiento podría indicar envenenamiento de la sangre.
  • Calor: ya sea que la mordida comience a enrojecer o no, revísala con frecuencia para asegurarte de que no esté más caliente que las otras partes de tu cuerpo. A medida que tu cuerpo envía anticuerpos para combatir infecciones, la temperatura alrededor del área infectada puede calentarse incluso antes de que el área se ponga roja.
  • Olor: algunas mordidas desarrollan un olor inusual. Puede ser difícil de detectar al principio, pero la herida puede oler si no se trata.
  • Pus o supuración: una mordida infectada puede causar un absceso e hincharse con un crecimiento que se ve como un grano o forúnculo. El crecimiento finalmente bajará y desaparecerá, pero un médico debería examinar la herida.
  • Fiebre: esta puede desarrollarse si una infección no se trata por demasiado tiempo.

MedLine Plus enumera dolor de cabeza, fatiga, presión arterial baja y latidos cardíacos rápidos como síntomas adicionales de infección. El tratamiento generalmente consiste en antibióticos y posiblemente una inyección contra el tétanos.

La fiebre por arañazo de gato

Síntomas de fiebre por arañazo de gato

Transmitida por un rasguño o mordedura, la fiebre por arañazo de gato, también conocida como enfermedad por arañazo de gato, generalmente no es grave en personas con un sistema inmunológico saludable. Sin embargo, consulta a tu médico si desarrollas síntomas. Si sufres de un sistema inmune comprometido debido a una condición médica existente, debes buscar atención médica si un gato te muerde.

De acuerdo con KidsHealth, los síntomas incluyen:

  • Una ampolla o una pequeña protuberancia que se forma en el sitio de la mordida
  • Piel tierna e hinchazón de tus ganglios linfáticos
  • Fiebre
  • Resfriado
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Dolor de garganta
  • Erupción
  • Náusea
  • Vómitos
  • Pérdida de apetito

Los síntomas de fiebre por arañazo de gato generalmente ocurren de tres a treinta días después de la mordida, y la mayoría de los casos se desarrollan en la primera o dos semanas. Tu médico probablemente te recetará antibióticos. La enfermedad generalmente dura de dos a cuatro meses, pero puede durar hasta un año.

Tratar una mordedura de gato

De acuerdo con Family Doctor, puedes reducir las posibilidades de infección por mordedura de gato siguiendo estos pasos de inmediato:

  • Lávate las manos o ponte guantes de goma antes de comenzar el tratamiento.
  • Si la mordida está sangrando, aplica presión directa a la herida con un paño limpio y seco. Continúa aplicando presión hasta que el sangrado se detenga.
  • Si la mordida no está sangrando o si está sangrando levemente, lava la zona durante varios minutos con jabón y agua antibacteriana. Usa agua corriente si es posible.
  • Enjuaga bien la herida.
  • Esteriliza el área con Betadine, o remójalo en una solución de agua oxigenada o sales de Epsom y peróxido.
  • Aplica una pomada o crema antibiótica, cubriendo el área.
  • Cubre la mordida con un vendaje estéril.
  • Observa el área de la mordida durante los próximos dos días para detectar cualquier signo de infección.

Toma cada mordida en serio

Nunca cometas el error de ignorar una herida por mordedura. Sobretodo si es un gato ajeno, ya que podría hasta contagiarte de rabia. Límpiala adecuadamente y llama a tu médico de cabecera para que te examinen la mordida. Ser mordido por un gato es una ocurrencia bastante común, pero aún necesitas proteger tu salud.

Síntomas de la mordida del gato