Cómo entrenar a un periquito

Kelly Roper, Escritora
periquito sentado en el dedo

Entrenar a un periquito puede ser un pasatiempo divertido y gratificante, pero debes comprender desde el principio que el éxito depende mucho de la personalidad individual de tu periquito y de lo bien que el ave se socializó cuando era pequeñito. Estas aves generalmente responden mejor al entrenamiento si han sido alimentadas a mano, o al menos manejadas regularmente, por lo que no tienen miedo de las personas.

Ganándote su confianza antes de entrenar al periquito

Los periquitos pueden ser un poco frenéticos, especialmente cuando llegan a un nuevo hogar. Tendrás que darle a tu mascota una semana más o menos para instalarse, y luego podrás comenzar a tratar de domesticarlo. La domesticación manual es un proceso lento que implica ayudar a tu mascota a sentirse cómoda al ser tocada. Esto se logra generalmente en varias etapas. Existen numerosas formas de hacer esto, pero los expertos recomiendan que las alas de tu mascota se recorten profesionalmente antes de comenzar. Esto limitará su capacidad de vuelo sin eliminarlo por completo, y hará que el proceso de entrenamiento sea un poco más seguro.

Cómo domesticar a un periquito

Para comenzar la doma a mano:

  1. Pasa tiempo todos los días sentado cerca de la jaula de tu pájaro para ayudarlo a acostumbrarse a tu presencia. Haz esto durante al menos una semana.
  2. Después de aproximadamente una semana, coloca tu mano sobre su jaula durante aproximadamente 10 minutos a la vez, varias veces a lo largo del día, y háblale suavemente con una voz calmada. Esto le muestra que no vas a hacerle daño. Eventualmente, dejará de volar al lado opuesto de la jaula y comenzará a aceptar tu presencia cerca de él.
  3. Una vez que tu mascota no parece tan nerviosa cuando estás cerca, puedes comenzar a poner tu mano dentro su jaula. Coloca un poco de mijo en la palma de la mano y simplemente quédate quieto y dale tiempo para que se acostumbre a que estés en su espacio. Eventualmente querrá que el mijo lo suficiente como para acercarse. Cuando lo haga, quédate quieto y deja que se relaje y coma por un minuto o dos, y luego devuélvelo a su lugar.
  4. Una vez que esté dispuesto a ir a tu mano, puedes comenzar a entrenarlo.

Enseñar a un periquito a subir y bajar de tu mano

Enseñar a tu mascota a subirse a tu mano es el primer comportamiento que querrás enseñarle a hacer después de haber trabajado en la doma manual. Si está razonablemente domado a aceptar tu mano, puedes enseñarle a que se pare sobre tu dedo, pero puedes sustituirlo por una percha de madera si no quieres que suba directamente a ti. Para llevar a cabo este entrenamiento, lleva la jaula de tu mascota a una pequeña habitación donde puedas cerrar la puerta y manejarlo más fácilmente. Asegúrate de tener un poco de mijo a mano para usarlo como recompensa.

Cómo entrenar a un pájaro a subirse

  1. Deja que tu mascota coma un poquito del mijo para recordarle que es un sabroso manjar.
  2. Lenta y gentilmente mete la mano dentro de su jaula con el dedo índice extendido.
  3. Presiónalo suavemente contra la parte más baja de su abdomen mientras le dices simultáneamente "sube". La mayoría de las aves lo hacen como un reflejo porque, naturalmente, quieren posarse en el punto más alto disponible.
  4. Cuando se ponga sobre tu dedo, ofrécele con calma un poco de mijo y suavemente dile lo bueno que es.
  5. Puedes trabajar en algunas repeticiones rápidas colocando tu otro dedo índice delante y ligeramente más alto que el dedo sobre el que tu mascota ya está posada, y luego pídele que vuelva a subir.
  6. Repite este proceso un par de veces más mientras tu mascota no parezca demasiado estresada. Si se ve nerviosa, dale tiempo para descansar antes de que tengas otra sesión de entrenamiento. Con la práctica, subir se convertirá en una segunda naturaleza para él.

Entrenando a tu periquito a bajar

Enseñar a tu periquito a bajar de tu dedo es mucho más fácil que enseñarle a subir.

  1. Lentamente regresa tu periquito a su percha.
  2. Coloca tu mano cerca de la percha, pero ligeramente más abajo que ella, de modo que tu periquito esté inclinado a subir sobre ella.
  3. Mientras haces esto, pídele a tu pájaro que "baje" y recompénsalo con un poco más de mijo cuando lo haga.

Ver una demostración en video

Este video sobre la domesticación y la enseñanza de un periquito para posarse en el dedo proporciona una buena demostración de las técnicas básicas de entrenamiento. Estas técnicas pueden variar ligeramente de un entrenador a otro, pero todas tienen una base común, y tú puedes usar las que mejor te funcione.

Consejos para el entrenamiento de tu periquito

Planea trabajar con tu periquito una vez al día durante aproximadamente 10 minutos a la vez. Es posible que tu mascota no permanezca en tu dedo durante más de unos pocos segundos al principio, pero las sesiones de entrenamiento repetidas lo harán sentir más cómodo al estar en contacto contigo, especialmente si recibe una recompensa de mijo. Si sale volando de tu dedo, tiéntalo para que regrese usando el mijo para reforzar el hecho de que siempre es bueno estar cerca de ti.

Entrenando a tu periquito para venir a ti

Entrenar a tu periquito para que venga a ti cuando lo llames, también conocido como entrenamiento de recuperación, es uno de los entrenamientos más importantes de todos, especialmente si le das a tu mascota tiempo fuera de su jaula en un ambiente seguro. Este entrenamiento se basa en el trabajo progresivo.

  1. Usando el mijo como un regalo de motivación, presiona tu dedo suavemente contra la parte inferior del cuerpo de tu periquito y pídele que suba con la orden de "sube". Inmediatamente recompénsalo con unos cuantos picoteos en su platito de mijo, y devuélvelo a su posición con el comando de "baja".
  2. A continuación, agrega un poco de distancia entre tu dedo y la percha; alrededor de cuatro pulgadas (10 centímetros) debería ser suficiente. Sostén el platito de mijo cerca de tu dedo con la otra mano, y esta vez pídele a tu mascota que venga con la orden de "ven" o de "vuela a mí", como se usa en la demostración del video a continuación. Repite suavemente la palabra o frase cada pocos segundos hasta que tu mascota salte la corta distancia hasta tu mano, y luego recompénsalo con un elogio suave y un poco más de mijo. Repite el entrenamiento a esta corta distancia hasta que tu periquito responda inmediatamente cuando le digas que venga.
  3. Aumenta lentamente la distancia con cada sesión de entrenamiento exitosa hasta que tu ave llegue a ti desde cualquier lugar dentro de la habitación.

Sugerencias para el entrenamiento de recuperación

Si encuentras que este entrenamiento se detiene en algún punto del camino, vuelve otra vez a la distancia más lejana aceptada por tu mascota y refuerza sus éxitos con elogios y mijo. Luego, puedes comenzar a aumentar otra vez muy lentamente la distancia utilizando incrementos más pequeños que antes para volver a encaminar el entrenamiento.

Ve esta demostración en video

Una vez que tu periquito quede bien entrenado, no tendrás que volver a perseguirlo. Solo ten en cuenta que nunca se debe sacar a un ave como mascota sin arnés y sin monitorearlo de cerca. Este video ofrece una mirada al entrenamiento de un periquito a volar de una percha a su humano y de regreso.

Cómo entrenar a un periquito para hablar

Este es un entrenamiento que no se basa particularmente en que un periquito sea domesticado a mano ya que no tienes que manejar a tu mascota para enseñarle a hablar. Este tipo de entrenamiento se basa en la repetición frecuente.

  1. Mueve la jaula de tu periquito a una habitación tranquila donde él pueda escucharte claramente.
  2. Elige una sola palabra para empezar, como "hola".
  3. Acércate a tu mascota y repite la palabra elegida durante unos minutos, lo que le dará tiempo para calmarse y concentrarse realmente en los sonidos que tú haces. Se puede decir que se está concentrando si inclina un lado de su cabeza hacia ti y sus pupilas se dilatan un poco.
  4. Repite la palabra lentamente durante unos minutos, y luego regresa el pájaro a su jaula y vuelve a colocar la jaula en su lugar habitual.
  5. Dile a tu pájaro hola cada vez que pases por su jaula, interactúa con él y cambia su comida y agua. Si tienes suerte, eventualmente te devolverá el saludo.
  6. Una vez que domine su primera palabra, puedes pasar a la siguiente palabra que te gustaría que aprendiera. Muchos periquitos aprenderán más rápido con cada nueva palabra o frase.

Consejos de entrenamiento para enseñar a tu periquito a hablar

Los periquitos tienen voces muy pequeñas, por lo que puede resultarte difícil entender a tu mascota al principio. Sin embargo, tu oído se entrenará para escucharlo, y finalmente entenderás lo que dice a medida que su habla se vuelve más clara. También es mejor quedarse con palabras simples de solo una o dos sílabas al principio. Si siempre usas estas palabras en el contexto adecuado, es muy probable que tu ave las use también en contexto.

La paciencia es la clave para tener un perico entrenado

Es importante entender que entrenar a un periquito lleva tiempo, y no hay una cantidad determinada de tiempo para que un ave individual aprenda un comportamiento en particular. Algunos periquitos aprenden a subir o venir cuando se les llama en unas pocas sesiones, mientras que otros pueden tardar semanas o meses, y hablar es un talento altamente individual que muchos periquitos nunca dominan. Pase lo que pase, ten paciencia con tu mascota y acéptela por lo que es. Recuerda que no tienes control sobre sus características individuales y que tu periquito confía en ti para su salud y felicidad.

Cómo entrenar a un periquito