Cuidados básicos de los hámsters

Kelly Roper, Escritora
Hámster mirando a la camara

Los hámsters son excelentes mascotas si los cuidas e interactúas con ellos diariamente para mantenerlos domesticados. Su promedio de vida es de dos a tres años en promedio, pero mucho depende de saber cómo cuidar a los hámsters. No son mascotas difíciles de cuidar, pero tienes que estar dedicado a satisfacer todas sus necesidades.

Alimentar a tu hámster

El cuidado de un hámster comienza con la nutrición. Una dieta saludable es una de las claves para tener un hámster feliz que esté presente por mucho tiempo. Las siguientes pautas te pondrán en el camino correcto.

Aliméntalo con pellets para hámster de la mejor calidad

El alimento en pellets para hámster de alta calidad deben ser la base de la dieta de tu hámster. Estos gránulos están formulados para proporcionar una nutrición equilibrada para tu mascota en cada bocado. De acuerdo con Hamsterpedia, debes elegir pellets que contengan entre 15 y 20 por ciento de proteína.

Cantidad de alimento:

  • Hámsters enanos: un octavo taza al día
  • Hámsters grandes: un tercio de taza al día.

Los hámsters tienden a acumular alimentos escondiéndolos en el estrato que se usa para forrar el piso de la jaula así como en las bolsas de las mejillas, así que asegúrate de verificar que no haya alimentos ocultos para no sobrealimentar a tu mascota.

Hámster gordito feliz disfrutando de la comida

Alimentos suplementarios para los hámsters

También puedes complementar la dieta de tu mascota con una pequeña cantidad de alimentos frescos y cereales para una mayor variedad y nutrición, pero mantén esto al mínimo para que tu hámster siga comiendo sus pellets. Una cucharadita de alimentos frescos varias veces a la semana es suficiente, y todos los alimentos frescos que no se hayan consumido deben eliminarse después de tres a cuatro horas para evitar el deterioro. Solo ofrécele uno a dos tipos de alimentos frescos a la vez para evitar alterar el sistema digestivo de tu mascota y asegúrate de lavar todas las frutas y vegetales antes de cortarlos.

Los alimentos seguros incluyen:

  • Las manzanas
  • Rodajas de banana
  • Arándanos
  • Zanahorias
  • Col rizada
  • Chícharos
  • Frambuesas
  • Calabaza
  • Fresas
  • Batata dulce
  • Copos de maíz simples
  • Cheerios sin azúcar (simples)

Alimentos que debes evitar darle a tus hámsters

Según la Muy Mascota hay ciertos alimentos que son tóxicos para los hámsters. Estos incluyen:

  • Frijoles crudos
  • Papas crudas
  • Chocolate
  • Cebollas
  • Ruibarbo

También debes evitar darle de comer la mezcla comercial para hámster que se vende en todas las tiendas de mascotas. Aunque lo encontrarás en casi todas las tiendas de artículos para mascotas, la mezcla comercial para hámster contiene muchas semillas grasosas, maíz y cacahuetes, y tu mascota se llenará con esa mezcla en lugar de comer sus bolitas. Esto puede llevarlo a la obesidad y otros problemas de salud que podrían acortar su vida útil. Si no puedes resistirte a comprarle un poco de la mezcla para hámster, limítale las porciones a aproximadamente una o dos cucharaditas a la semana como una golosina.

Alojamiento para tu hámster

El tipo de hábitat de hámster que elijas, así como lo que pongas en él, también desempeña un papel importante en el bienestar de tu hámster. Por lo general, es mejor alojarlos en jaulas separadas para evitar peleas. Planea limpiar el hábitat de tu mascota aproximadamente dos veces por semana o más frecuentemente según sea necesario y limpia sus recipientes de comida y agua al menos diariamente y con más frecuencia si los ensucia antes.

Jaula o acuario

Una jaula de alambre con un fondo de bandeja profundo suele ser el mejor hábitat para tu hámster. Las jaulas de alambre permiten un mejor flujo de aire, lo que puede ayudar a mantener el estrato seco y evitar que se formen humos de amoníaco entre las limpiezas.

Un acuario es otra opción que sin duda mantendrá el estrato dentro del hábitat, pero los lados de vidrio reducen el flujo de aire. Si eliges usar un acuario, asegúrate de usar una tapa de malla en la parte superior para asegurarte de que tu mascota tenga un poco de ventilación y para evitar que tu hámster se escape.

Hamster en su jaula

Tamaño del hábitat del hámster

Cuanto más grande sea su hábitat mejor, pero según Hámster.org, debes intentar proporcionar una jaula que tenga al menos 19 pulgadas cuadradas de espacio de piso por hámster para que haya suficiente espacio para moverse, así como espacio para todos los Accesorios que necesitarás añadir. El espacio entre las barras debe estar lo suficientemente cerca para que tu hámster no pueda pasar por ahí su cabeza y escapar, y cualquier puerta debe tener mecanismos de bloqueo. Evita las jaulas con barras de plástico que se pueden roer fácilmente.

Estrato para el suelo del recinto del hámster

Tu mascota necesitará alrededor de tres a cuatro pulgadas de estrato en su hábitat para que pueda excavar. Las virutas de álamo o el periódico reciclado son algunas de las opciones de estrato más seguras para tu mascota. Evita las virutas de pino y cedro porque emiten humos poco saludables.

Accesorios para tu hámster

Cada hábitat de hámster necesita algunos accesorios para ser un hogar adecuado.

  • Plato de comida y botella de agua: usa un plato pesado de cerámica que no se vuelque, y opta por una botella de agua con un tubo para que beba su agua, para que tu mascota pueda tener agua fresca que no esté llena de estrato ni de excremento de hámster.
  • Rueda de ejercicios: los hámsters necesitan mucho ejercicio, y una rueda les brinda la mejor oportunidad para hacer ejercicio en sus ambientes confinados. Para evitar lesiones, elige una rueda sólida en lugar de una rueda de alambre abierto. También encontrarás una variedad de otros juguetes de ejercicio disponibles para usar dentro o fuera de la jaula de tu mascota.
  • Cabaña para esconderse: Las cabañas se venden con varios nombres y están hechas de diversos materiales, pero todas brindan la soledad que tanto necesita tu mascota. Las cabañas de plástico son fáciles de limpiar, pero las de madera también le dan algo para masticar. Simplemente reemplaza la choza de madera una vez que esté muy roída.
  • Artículos para roer: Tu hámster necesita roer y masticar cosas para mantener sus dientes en buenas condiciones. Puedes darle bloques de madera para masticar o ramas que puedan ser aptas para mascotas y juguetes para masticar, y también puedes darle heno Timothy ya que también les gusta masticar el heno y también para que lo coma.
Hámster en la rueda de ejercicio

Pasar tiempo con tu mascota hámster

Ver a tu hámster ocuparse en sus propias diversiones en su hábitat puede ser muy entretenido, pero también es posible que desees sacarlo de su jaula. Aquí hay algunos consejos útiles para mantenerlo seguro.

La forma correcta de sostener un hámster

Siempre sostén a tu mascota con las dos manos. Los hámsters a veces se parecen al juguete slinky; tienen una forma de inclinarse hacia atrás o hacia adelante y de "derramarse" desde tus manos. Una mano debe apoyar toda la parte inferior desde abajo del hámster, mientras que la otra debe sujetarlo alrededor del hombro del hámster y sobre su parte posterior.

Forma de sostener un hámster

Momentos fuera de la jaula

Nunca sueltes a tu mascota en la casa. Él puede desaparecer rápidamente, y puede masticar el cableado eléctrico. Puedes darle algo de libertad protegida permitiéndole explorar mientras camina en una bola de hámster, pero cuídate de que no pueda acercarse a ninguna escalera de donde pueda caerse. De 10 a 15 minutos es suficiente tiempo para dejar que explore antes de volver a colocarlo en su hábitat.

Monitorear a las otras mascotas

Vigila a cualquier otra mascota en tu hogar, como perros, gatos o pájaros que vuelan libremente. Pueden perseguir a tu mascota, lo cual lo asustará e incluso podría provocar un accidente desafortunado.

Cuidado veterinario para el hámster

Un hámster sano normalmente duerme la mayor parte del día y se activa durante la noche, ya que estas criaturas son nocturnas. No requieren ninguna vacuna, por lo que es probable que tenga poca necesidad de atención veterinaria siempre y cuando le proporciones la dieta correcta y un entorno limpio. Sin embargo, aún es una buena idea programar un examen de bienestar para tu mascota una vez al año para asegurarte de que tu mascota se encuentra bien de salud.

Los hámsters ocasionalmente se enferman o se lesionan, por lo que es importante conocer las señales a observar, que incluyen:

  • Falta de apetito
  • Debilidad / letargo
  • Cola mojada o diarrea visible
  • Dientes demasiado crecidos o dificultad para masticar
  • Tos
  • Respiración dificultosa
  • Descarga de los ojos, nariz, o boca
  • Bultos o hinchazón en cualquier lugar

Si observas alguno de estos signos de advertencia, programa un viaje al veterinario lo antes posible.

La responsabilidad del cuidado de tu hámster es tuya

Ser dueño de una mascota puede ser una alegría, pero también es una gran responsabilidad. Depende de ti proporcionarle todo lo que tu hámster necesita para vivir una vida cómoda y mantenerlo lo más saludable posible. Interactuar con tu hámster todos los días te ayudará a vigilarlo y detectar problemas lo antes posible, así como a lo ayudará a crear un vínculo amoroso.

Cuidados básicos de los hámsters