Cómo cuidar a tu pez dorado

Pez dorado

Si aprendes a cuidar un pez dorado, tu mascota tendrá una mejor oportunidad de vivir una vida larga y feliz. Ve algunos consejos aquí sobre cómo cuidar a los peces dorados, también conocidos como goldfish desde la alimentación hasta mantener un ambiente saludable en su acuario.

Elige un pecesito saludable

El primer paso para convertirte en un exitoso propietario de peces dorados es elegir peces saludables de la tienda de mascotas. Cuando inspecciones los peceras en la tienda de mascotas, intenta captar la imagen completa. Si las peceras están llenas de peces enfermos o muertos, el medioambiente está abarrotado o el agua está turbia, es posible que no quieras comprar tu pez en este establecimiento. Nunca es una buena idea elegir un pez de aspecto saludable de un acuario que contenga peces enfermos, ya que es muy probable que los peces sufran cualquier enfermedad que tengan los compañeros del pecera.

  • Lo que quieres ver son peceras limpias con peces dorados activos y no muchos de ellos en una solo pecera.
  • A medida que te concentras en individuos particulares, busca que tengan escamas lisas sin manchas y asegúrate de que los peces tengan las aletas intactas.
  • Los peces dorados sanos tienen ojos claros y sus aletas no deben aparecer arrugadas o rasgadas.
  • Los peces dorados son muy sociables, por lo que generalmente es menos estresante para ellos si tienen un compañero de pecera o dos. Solo asegúrate de no comprar más peces de los que tu pecera puede albergar de manera segura.

Crea el ambiente ideal para tu pez dorado

Comprender cómo cuidar a los peces dorados incluye comprender qué necesitan los goldfish y configurar a los peces en el entorno adecuado. No solo vivirán más tiempo. Será más fácil mantener el acuario limpio. El tipo y tamaño del recinto es importante.

Pecera vs. tazón redondo

Pez dorado en tazón redondo

Muchos nuevos propietarios de peces dorados eligen, sin saber muy bien si es lo indicado, un tazón para la primera casa de sus peces dorados, pero la mayoría de las veces resulta ser un error. Por lo general, un recipiente así no proporciona suficiente espacio para un pez dorado, y lo que es peor, no hay suficiente espacio para que se instale un buen filtro y un sistema de aireación, ambos necesarios para evitar que el agua se vuelva tóxica. Los peces dorados producen una gran cantidad de residuos, por lo que es mejor comprar una pecera más grande que tenga espacio suficiente para el pez o peces así como el equipo de filtrado y posiblemente uno o dos peces más. La regla general es un pez dorado por cada seis galones de agua.

Guijarros y grava

Agregar guijarros o grava de acuario en el fondo de la pecera hace que el ambiente se vea más atractivo, y es esencial si tu pecera tiene un filtro subterráneo. La grava también puede servir como un hogar para bacterias beneficiosas que pueden ayudar a descomponer el material de desecho, por lo que es una buena idea incluir una capa delgada, incluso si tu pecera está equipado con un filtro de rueda biológica o un filtro exterior.

Accesorios para el acuario

Además de una pecera equipada con filtración y flujo de aire adecuados, los siguientes accesorios también pueden ayudar a crear un ambiente más acogedor para un pez dorado.

  • Un termómetro: esto te ayudará a mantener un registro de la temperatura de tu pecera. Los peces dorados prefieren una temperatura del agua que oscile entre 65°F y 68°F / 18° C y 20° C.
  • Tapa de la pecera con luz: esto evita que los peces salten y la luz hace que sea más fácil verlos.
  • Un equipo de prueba de agua: esto te ayudará a mantener el agua de tu pecera en el pH adecuado y te alertará sobre picos de toxinas.
  • Equipo de limpieza de la pecera: esto incluye un cepillo y un tubo de sifón para eliminar los desechos del fondo de la pecera
  • Acondicionador de agua: elimina el cloro y las clorominas del agua cuando realizas cambios de agua de rutina.
  • Rocas y plantas: proporcionan a tus peces lugares de descanso. Las plantas vivas ayudarán a absorber el nitrógeno en el agua.

Mantenimiento de la pecera con peces dorados

Las peceras de goldfish necesitan un cambio parcial de agua aproximadamente una vez a la semana, dependiendo de cuántos peces viven en el acuario. Una vez que comiences a descuidar la limpieza de tu agua, tus peces comenzarán a morir.

  • Comienza frotando las paredes de la pecera o tazón de vidrio con el cepillo para eliminar las algas.
  • Retira del 15 al 20 por ciento del agua y reemplázalo con agua limpia de filtro que ya haya sido tratada con un acondicionador de agua.
  • Si necesitas realizar una limpieza profunda, usa el tubo de aspiración para aspirar la grava y rocas.

Alimentando a tu pez dorado

Alimenta a tus peces dorados dos veces al día con hojuelas o pellets de alta calidad formuladas específicamente para peces dorados. Los peces dorados son conocidos por comer en exceso, y literalmente comerán golosamente hasta morir si los alimentas demasiado. Una buena regla a seguir es poner solo suficiente comida para que los peces la consuman en cinco minutos. Retira cualquier alimento sobrante en la pecera después de ese tiempo.

Aprender a cuidar de un pez dorado toma tiempo

Pocos propietarios nuevos de peces dorados son completamente exitosos en el cuidado de sus mascotas al principio y suele haber una curva de aprendizaje. Si sigues los consejos que se ofrecen aquí, estarás bien encaminado para proporcionar un buen hogar a tus peces. Quién sabe, tal vez pronto estés hasta ¡criando tus propios peces dorados!

Cómo cuidar a tu pez dorado