Actividades infantiles enfocadas en la humildad

Niño escribiendo el alfabeto

Si bien hay muchos libros y sitios web dedicados a ayudar a los padres a enseñar a sus hijos a tener una alta autoestima, la humildad a menudo se pasa por alto en el mundo moderno. Involucrar a los niños en actividades y lecciones sobre la idea de la humildad les ayuda a aprender este valioso rasgo del carácter.

Actividades para niños más pequeños

Puedo ser humilde hoy...

Los niños necesitan recordatorios diarios para desarrollar rasgos de carácter positivos. Usa un calendario antiguo o imprime una página de calendario en blanco y escribe en la parte superior de él "Hoy puedo ser humilde al..." Ayuda a los niños a completar cada día del mes con un ejemplo de humildad. Los ejemplos de humildad pueden incluir:

  • Ayudar a alguien a aprender algo nuevo
  • Abrir una puerta para alguien
  • Decir "gracias" oportunamente a las personas

Ser humilde

Corta una gran estrella de cartulina amarilla o dorada y ata un hilo en ella para poder colocarla alrededor del cuello de un niño. Explica que usar la estrella dorada representa ser orgulloso y colócala alrededor del cuello del niño. Luego, quítate la estrella grande amarilla y dale al niño una calcomanía de estrella pequeña para que la use y explícale que la estrella más pequeña representa ser humilde. Alternativamente, proporciónale una tabla donde tu hijo pueda colocar pequeñas estrellas por cada acto de humildad que realice.

Agradecido por los trabajos que nadie más agradece

Hay muchas personas que realizan trabajos ingratos que hacen la vida de tu hijo más fácil. Esto podría ser un maestro, un conserje, bibliotecario o alguien que organiza un evento comunitario. Comienza por ayudar a tu hijo a identificar a estas personas desinteresadas en su vida. Luego, provee materiales para que tu hijo cree tarjetas de agradecimiento para darles a estas personas. Ayudar a tu hijo a ver cómo se beneficia de la humildad de los demás, también puede ayudarlo a ser más humilde.

Actividades para niños mayores

Juego de rol

Presenta a los niños una serie de escenarios en los que pueden elegir ser presumidos o humildes, como ganar un juego, obtener una 10 en una prueba o darle un regalo a alguien. Haz que los niños den una respuesta jactanciosa y una respuesta humilde al escenario. Por ejemplo, un niño podría fingir que se jacta de ganar el juego demostrando un comportamiento arrogante y también podría decir "buen juego" a los otros jugadores para demostrar humildad. Habla sobre cómo se sentirían todos los involucrados en cada escenario para enfatizar por qué elegir ser humilde es la mejor opción.

Una persona arrogante

Actividades para niños mayores

En una hoja grande de papel, dibuja una figura de palo o el contorno de una persona. Etiqueta la figura como señor o señorita arrogante. Dibuja ropa o accesorios para representar la arrogancia, como una corona, un dedo de espuma que diga "Soy el número 1" o una camiseta que diga "Soy lo máximo". Dibuja burbujas de pensamiento alrededor de la figura y llénalos con sugerencias de los niños sobre lo que diría una persona arrogante. Los niños pueden incluir frases como "Soy mejor que tú" o "Ja, ja. ¡Gané!"

Actos aleatorios de amabilidad

Los actos de bondad al azar son actos pequeños que se realizan sin motivo y, por lo general, sin reconocimiento. Haz que los niños tengan una lluvia de ideas sobre algunos actos de amabilidad al azar que pueden hacer, como enviar una tarjeta de cumpleaños o desearle a alguíen que se recupere pronto, especialmente si esa persona no tiene muchos familiares. También pueden usar parte de su asignación para comprar algunas provisiones para alguien que no tiene mucho. Si los niños necesitan ayuda con ideas para actos de amabilidad al azar, ayúdales con algunas ideas, y recuerda que pueden gestos tan pequeñitos o grandes como lo deseen.

Consejos adicionales para inculcar la humildad en sus hijos

Si bien las lecciones y actividades para niños sobre la humildad pueden ser un excelente punto de partida para discutir el concepto con tus hijos, los siguientes consejos ayudarán a reforzar la idea de manera regular:

  • Crea un ambiente en el que los niños pidan en lugar de exigir las cosas. Si bien es natural querer ser amigo de tu hijo, es importante recordar que los adultos tienen sabiduría y experiencia que los niños simplemente no poseen. Los niños necesitan aprender de los adultos, pero un niño arrogante no está en condiciones de aprender de nadie.
  • No toleres el habla irrespetuosa, incluso entre niños muy pequeños. Si tu hijo dice algo inapropiado, responde con "¿Escuché bien lo que dijiste?" o "¿Qué fue lo que le dijiste?" o "¿Te gustaría intentarlo de nuevo, por favor?" hasta que tu hijo corrija el comportamiento.
  • Lucha por ser también tú mismo humilde en tus propias acciones. Como padre, es fácil caer en un comportamiento arrogante cuando tratas con tu hijo. Sin embargo, gritando "¿Cómo te atreves a desobedecerme?" solo le enseñas a tu hijo que está bien faltarle el respeto a los sentimientos de los demás para obtener lo que quieres. Esfuérzate por disciplinar y corregir a tu hijo sin insultos ni palabras duras.

La consistencia, el modelado constante en tu propia vida y muchos elogios por el hecho de que tus hijos muestren humildad, todo eso, contribuirá en gran medida a ayudarlos a desarrollar la humildad.

Actividades infantiles enfocadas en la humildad