Ideas creativas para contar historias a los niños

Lic. Michele Meleen
madre e hija leyendo

Contar cuentos es una forma de arte tradicional que ha existido en casi todas las generaciones y nunca envejece. Ayuda a tus hijos a desarrollar su imaginación con ideas y actividades sencillas y divertidas para contar historias.

Ideas para edades de tres a cinco

Tan pronto como los niños pueden juntar palabras, pueden contar historias. Puedes usar cuentos de hadas famosos o libros infantiles populares como punto de lanzamiento para niños de esta edad pidiéndoles que cambien un elemento de la historia, como el personaje principal o el final.

Libro roto sorpresa

Es usual que las bibliotecas escolares o familiares sufran el desgaste normal de uso y disfrute por parte de los jóvenes lectores, terminando con una pila de libros cuyas junturas están rotas o les faltan páginas. En lugar de tirar estos libros rotos, guarda las partes en un contenedor. Pídele a tus chicos que escojan uno de los libros rotos. Comiencen a leer lo que está allí, luego, cuando lleguen a la parte que falta, pídeles que completen lo que sucede durante el resto de la historia.

robots en una fila

No ser como los otros

Muchos libros infantiles clásicos presentan un personaje diferente a todos los demás. Usa los juguetes de tu hijo para infundir este concepto en una historia. Elige un tipo específico de juguete, como bloques o animales de peluche. Elige tres juguetes de esa categoría y colócalos frente a tu hijo. Pídele que te diga ¿qué juguete es diferente? ¿Por qué es diferente? Y ¿cómo podría parecerse a los demás? No te preocupes por elegir juguetes con diferencias explícitas; Los niños son excelentes para encontrar detalles que nunca notaste.

Ideas para niños de seis a ocho años

Los niños en este rango de edad ahora están leyendo solos y aprendiendo más sobre los elementos de una historia. Elige actividades que se centren en elementos específicos como personajes o entornos.

Personajes mezclados

Reúne una variedad de personajes de juguete como minifiguras de Lego, Barbies o animales de zoológico. Coloca cada juguete en un lugar alrededor de la habitación que sea completamente diferente al entorno normal de ese personaje. Por ejemplo, si estás en un aula, puedes poner una jirafa en la casa de juguetes y una Barbie en el fregadero. Forma pares con los estudiantes o camina con el niño y pídeles que te cuenten por qué el personaje se encuentra en este lugar extraño.

niño en traje de oso

Un paseo alrededor de ese mundo

Mientras caminas por tu patio o ciudad, pídele a tu hijo que imagine que está en otro mundo. ¿Cómo se llamaría ese mundo y de qué se podría hacer ahí? Señala diferentes edificios y pregunta de qué se construirían o cómo se verían en ese otro mundo. Puedes moldear el proceso y enseñarles como hacerlo. Por ejemplo, sugerir que están en el mundo de los helados, un camino negro o café podría ser un río de chocolate caliente, los coches de gomita, y los postes grandes galletas. Una vez que su imaginación tome el control, permítele seguir señalando diferentes elementos del mundo.

Ideas para niños de nueve a doce años

Este es el momento en que los niños pueden igualar por completo su creatividad con una historia coherente. Dales una pequeña pieza de inspiración y luego ve lo que se les ocurre.

Retratos antiguos y desconocidos

Las fotografías antiguas hacen una gran historia de inspiración; solo pregúntale al famoso autor Ransom Riggs, que escribió El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares, basado en extrañas imágenes antiguas. Lleva a tu hijo a una tienda de segunda mano o al mercado de pulgas donde encontrarán retratos colgantes y fotografías antiguas. Pídele que invente una historia sobre quién era la persona en la foto o por qué la persona estaba haciendo lo que está haciendo.

antiguo álbum de fotos

Definiciones delirantes

Escribe palabras poco comunes que suenen tontas en diferentes hojas de papel. Haz que los niños escojan un pedazo de papel y escriban su propia definición de esa palabra. Luego, pídeles a los niños que creen una historia que use imágenes y claves de contexto para mostrar sus definiciones. En un aula, mejora la actividad haciendo que cada estudiante comparta su palabra e historia, luego pide a la audiencia que adivine la definición.

El chiste es contar una historia

La mayoría de los cuentos de ficción están inspiradas en personas, lugares, eventos y experiencias reales. Alienta a los niños a aprovechar su vida cotidiana, luego agrega elementos inusuales para crear una historia única y creativa. Usa pautas de escritura para ayudar a los niños a comenzar, luego convierte la historia en un libro simple que puedan compartir con amigos y familiares.

Ideas creativas para contar historias a los niños