¿Los videojuegos violentos influencían a los niños?

niño jugando juego

Con el aumento de la tecnología y la variedad de videojuegos en expansión, la pregunta "¿Influyen los videojuegos violentos en los niños?" es una muy válida. Es preocupante que más del 10 por ciento de los padres no verifiquen las calificaciones en la computadora o los videojuegos que sus hijos compran o alquilan.

¿Son los juegos realmente tan violentos?

Según la Academia Americana de Pediatría, de los 33 videojuegos más populares elegidos por niños en los grados cuatro a ocho, el 21 por ciento de ellos presentaban violencia contra las mujeres, además de otros actos violentos contra otras fuerzas.

Eso es bastante significativo. También es importante tener en cuenta que la industria de los videojuegos cuenta con más de $10 mil millones en ventas en los Estados Unidos cada año. Una y otra vez, los videojuegos más populares son los que contienen actos violentos y los que hacen que los fabricantes de videojuegos ganen más dinero.

En un estudio reciente realizado por el Dr. Vincent Matthews, profesor de radiología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Indiana, y su equipo de investigación, se demostró que las funciones cerebrales de los adolescentes en realidad se alteran como resultado de los videojuegos violentos.

El estudio demostró que después de jugar un videojuego violento por solo 30 minutos, los adolescentes experimentaron una mayor actividad en la parte del cerebro involucrada con la excitación emocional, la amígdala. Además de esto, se observó una disminución de la actividad en las partes del cerebro asociadas con el autocontrol.

Este estudio es importante porque demuestra un vínculo entre la actividad cerebral y el tipo de videojuegos que juegan los niños. Si bien esto no es una evidencia concluyente de que los videojuegos violentos produzcan niños violentos, definitivamente abre el potencial para más investigación.

¿Los videojuegos influyen en los niños?

Según reporta la BBC la respuesta: "¿Influyen los videojuegos violentos en los niños?" con un artículo publicado en el 2011 que dice que los estudios desmuestran cambios significativos en las funciones cerebrales.

La Academia Americana de Pediatría cita los videojuegos violentos y otras formas violentas de medios de comunicación como una amenaza definitiva para los niños, ya que contribuyen al comportamiento agresivo, a la insensibilización a la violencia, a las pesadillas y al temor de ser perjudicados por otros. Además, los videojuegos que permiten al jugador iniciar actos violentos demuestran ser una amenaza aún mayor para la salud y el bienestar de un niño. Los estudios han demostrado que los niños que juegan a estos juegos exhiben disminuciones mensurables en los comportamientos prosociales y de ayuda, así como aumentos en los pensamientos agresivos y represalias violentas a la provocación. Entre el 13 y el 22 por ciento de aumento en el comportamiento violento de los adolescentes se ha atribuido a los videojuegos violentos.

Es de conocimiento común que los niños aprenden observando. Incluso si los niños saben que estos videojuegos no son reales, todavía tienen un impacto. A través de estos juegos, representan "guiones de comportamiento" que les dan resultados positivos con violencia. Se dice que la exposición a estos guiones provoca un aumento de los sentimientos de hostilidad, expectativas de que los demás se comportarán de manera agresiva, la desensibilización ante el dolor de los demás y una mayor probabilidad de interactuar y responder a otros con violencia. Los videojuegos enseñan a los niños que la violencia es buena al otorgar a los jugadores puntos por actos violentos sobre otros.

La adicción se suma a la cuestión

Los estudios han demostrado que los videojuegos pueden ser adictivos. Esto se suma al problema al demostrar que no solo los niños jugarán videojuegos violentos, sino que también estarán expuestos a ellos durante largos períodos de tiempo. Esto no es solo una fantasía pasajera para los niños; sino de hecho una verdadera actividad cotidiana. La repetición de estos actos violentos dentro de los juegos solo aumenta los efectos.

Sé proactivo

Los padres pueden ayudar a resolver este problema prestando atención a los juegos que seleccionan sus hijos. Preselecciona los juegos antes de permitir que los niños los jueguen. Observa la información de las calificaciones antes de permitir la compra o el alquiler de cualquier juego. Limita los juegos de video de los niños a menos de una hora por día. Los padres pueden tener control sobre este problema y disminuir los efectos de los videojuegos violentos. En esta época de violencia infantil, la conciencia de este problema es imperativa.

¿Los videojuegos violentos influencían a los niños?