Resources, Advice & Tips for Covid-19
Read More

Caída de los dientes en los niños

Niña enseñando su diente de leche

Hay muchas cosas que considerar cuando se trata el asunto sobre la caída de los dientes en los niños. Los padres y los niños, por igual, sienten curiosidad por saber cuándo sucederá por primera vez, cómo sucederá y qué diente será el primero. Si bien no es del todo predecible, con un poco de conocimiento, la experiencia puede ser no solo emocionante, sino también explicable.

Edad de la primera pérdida de dientes

Por lo general, un niño pierde su primer diente entre los 6 y 7 años de edad. Si a un niño le salieron rápido sus dientes cuando era un bebé o si le salieron todos sus dientes de leche antes de tiempo, es probable que pierda su primer diente tan pronto como a los cinco años.

Según los expertos en pediatría, la mayoría de los niños pierden primero los dos dientes frontales inferiores. Los siguientes son los dos primeros dientes delanteros. Pueden ocurrir otros patrones, pero esta es la secuencia más común.

En general, los niños han perdido todos los dientes de leche cuando llegan a los 12 o 13 años.

Dientes de tiburón

El término "dientes de tiburón" se refiere a los dientes permanentes de un niño que comienzan a aparecer antes de que salgan los dientes de leche. Esta no es una situación grave, a menos que, después de una o dos semanas, el diente de leche no parezca aflojarse y prepararse para salir.

Maneras de sacar los dientes

A pesar de los viejos programas de televisión que muestran que los niños usan una cuerda y un tirador para sacar un diente para obtener dinero del hada de los dientes, esta no es la mejor manera de animar a tu hijo a perder los dientes. Las raíces de los dientes de leche se disuelven gradualmente, dejándolos aparecer sueltos. Es normal que los niños los muevan con la lengua o usen los dedos. Sin embargo, se les debe advertir que se laven las manos antes de meterse los dedos en la boca. (Es probable que no ocurra siempre, ¡la mayoría de los niños se enorgullecen de mostrar sus dientes flojos!)

En general, un diente se aflojará hasta el punto en que se caerá por sí solo. Numerosos niños han reportado la caída de dientes como resultado de silbar, comer o hablar. Otros se sacan los dientes deliberadamente cuando están listos. Por lo general, nunca es necesario "forzar" la caída de un diente hasta que esté listo para caer por sí solo.

Niña mirandose al espejo y tocando su diente suelto

Dolor

Un niño no suele sentir dolor cuando un diente está flojo y se está preparando para caerse. Sin embargo, de vez en cuando, se experimenta malestar en las encías. Este puede aliviarse con analgésicos de venta libre como el ibuprofeno (Advil, Motrin u otros) o acetaminofén (Tylenol u otros).

Los niños que pierden los dientes necesitan aprender a cuidar correctamente su higiene bucal

El cuidado apropiado de sus dientes debería haberse aprendido durante la primera infancia, sin embargo, se vuelve aún más importante a medida que los dientes permanentes de un niño comienzan a aparecer. Limitar las golosinas azucaradas, aprender a cepillarse y a usar hilo dental y el cuidado dental en general se vuelve aún más importante en esta etapa. A medida que entran los molares permanentes, es una buena idea que el dentista aplique un sellador.

Dos hermanos cepillando los dientes en el baño

Momento emocionante

Para los niños, este es un momento extremadamente emocionante. La pérdida de un diente generalmente significa una visita del Hada de los Dientes. Hay varias formas en que el hada de los dientes visita al niño, pero la visita es muy importante. Por lo general, el hada de los dientes da más por el primer diente que por los que siguen, ya que el primero es el más valioso. Es discutible sobre cuánto dar por cada diente. Algunos padres indican que una moneda por diente es adecuada, mientras que otros dan un billete o dos por cada diente. Depende totalmente del padre.

Además, la pérdida de los dientes de leche les da a los niños la sensación de convertirse en un "niño grande". Es muy importante apoyarlos durante esta etapa. Aún quedan muchos hitos, pero este de perder el primer diente es definitivamente memorable tanto para ti como para tu hijo.

Caída de los dientes en los niños