Cómo aprenden los niños observando al adulto

Padre e hijo

No es ningún secreto que los niños muy pequeños aprenden observando el mundo que los rodea. Sin embargo, el Currículo de la Primera Infancia señala que, ya sea que tu hijo sea muy pequeño o mucho mayor, aún está aprendiendo al observar tu comportamiento.

Bebés y niños pequeños

Según la teoría del aprendizaje social de Bandura, los bebés y los niños pequeños aprenden observando a los adultos, incluso cuando esos adultos no intentan enseñarles nada intencionalmente. Por ejemplo, de seguro verás a tu pequeño fingiendo hablar por teléfono, utilizando cualquier objeto que tenga a su disposición. Tu hijo está aprendiendo cómo funcionan las cosas y simplemente qué hacer con ellas con sólo observarte. Sin embargo, debes tener cuidado, porque los niños de esta edad también son increíblemente buenos para imitar comportamientos que no quieres que aprendan, como maldecir o tirar cosas cuando estás enojado.

Movimiento físico

Según una investigación realizada en la Universidad de Temple y en la Universidad de Washington, publicada en PLOS One, los bebés observan y aprenden a imitar los movimientos corporales de sus padres mientras realizan ciertas acciones. La información obtenida de los escáneres cerebrales utilizados durante la investigación muestra que un bebé ve al adulto usando la mano o el pie, por ejemplo, lo que produce una respuesta en la corteza sensorio-motora del cerebro del bebé que lo ayuda a aprender a copiar el comportamiento. Puedes usar esto para tu ventaja mostrándole a tu pequeño cómo alcanzar sus juguetes, cómo andar a gatas, cómo caminar y, finalmente, cómo correr, saltar y lanzar una pelota.

Afecto

Se podría pensar que el amor y el afecto están arraigados en los bebés, pero ese no es el caso. De hecho, Maia Szalavitz, autora de Born for Love: Why Empathy is Essential - and Endangered, le dice a Psychology Today que la falta de amor durante los primeros años puede matar a un niño. Como padre, tú naturalmente nutres, abrazas, cantas, besas, acurrucas y, por lo demás, muestras tus sentimientos por tu pequeño.

Harriet Heath, autora de Using Your Values to Raise Your Child to be an Adult You Admire (Cómo utilizar tus valores para criar a tu hijo para ser un adulto que tú admires) dice que tú puedes enseñar a su hijo a imitar el comportamiento amoroso siendo afectuoso cuando tu bebé te está buscando y asegurándote de aceptar los avances cariñosos de tu bebé. Y respalda esto al informar que el afecto materno tiene un gran impacto en cómo los niños responden emocionalmente a lo largo de sus vidas.

Niños en edad preescolar

El preescolar es un momento de grandes avances en el desarrollo para la mayoría de los niños. A medida que se dirigen a la escuela, aunque solo sean unas pocas horas por semana, tienen una mayor oportunidad de aprender cosas nuevas. De acuerdo con el Guía Infantil, el preescolar les brinda a los niños la oportunidad de ver a otros niños en acción, lo que brinda muchos ejemplos de imitación. Al mismo tiempo, los niños están aprendiendo a interactuar socialmente con otras personas de su edad.

Presta atención a lo que dices

Los años preescolares son un momento en el que tu hijo comienza a dar un salto en términos de lenguaje. La forma en que hablas y las palabras que usas juegan un papel importante en la rapidez y la forma correcta en que tu hijo aprende a hablar. Una tésis publicada para la Universidad de Valladolid informa que la imitación juega un papel más importante en el desarrollo de las habilidades de comunicación y menos en la estructura del lenguaje. Eso significa que tu hijo comenzará a captar el tono de voz, cuándo uses ciertas palabras y sabrá cómo transmitir su significado, aunque la gramática y la pronunciación correctas no aparezcan aún por varios años más.

Come bien

Otro ejemplo de comportamientos propensos a la imitación son aquellos que involucran hábitos alimenticios. Según la información publicada en The Journal of Law, Medicine and Ethics, los niños aprenden a comer basándose en las creencias, actitudes y comportamientos de los adultos con los que pasan el tiempo. Eso incluye tanto qué comer como cómo comerlo. Los padres que habitualmente comen una variedad de alimentos saludables ayudan a enseñar a sus hijos a tomar las mismas decisiones. Por otro lado, ver a sus cuidadores adultos comer comida chatarra o comida rápida inculca ese patrón de alimentación en el niño.

Comiendo zanahorias

Modelando Comportamientos Positivos

Durante los años preescolares, tu hijo es especialmente vulnerable a los modelos adultos. Durante los primeros años, los bebés y los niños pequeños imitan sin un concepto de por qué. Ahora, tu hijo está empezando a captar las señales subyacentes que conducen el comportamiento, dicen los expertos en el Instituto Talaris. Usa las siguientes sugerencias para modelar comportamientos positivos en tu niño de edad preescolar.

  • Lee con frecuencia y deja que tu hijo te vea hacerlo, lo que hace que la lectura sea una parte saludable y normal de la vida cotidiana.
  • Usa palabras educadas y habla amablemente con los que te rodean.
  • Deja que tu hijo te vea haciendo las tareas que esperas que él haga, como limpiar tu plato después de una comida, llevar la ropa al cesto o guardar tus zapatos cuando regresas a casa.
  • Explica las consecuencias cuando cometes un error para que tu hijo vea los resultados de los comportamientos negativos.
  • Habla sobre cuándo y dónde ciertos comportamientos son apropiados y dónde no lo son.

Niños en edad escolar

A medida que tu hijo crezca, puedes asumir que ya no está aprendiendo mediante imitación. Eso no podría estar más lejos de la verdad. Los niños a esta edad aún pasan mucho tiempo con sus padres, por lo que el proceso de aprendizaje sigue en pleno apogeo.

Violencia

La Academia Americana de Psiquiatría de Niños y Adolescentes informa que la exposición a la violencia es uno de los contribuyentes clave en los niños que imitan comportamientos violentos. La investigación informa que el castigo físico hacia un niño contribuye a la comisión de la violencia por parte de ese mismo niño. Por otro lado, los padres que muestran resolución de conflictos sin violencia pueden modelar esos comportamientos para sus hijos, ayudándolos a aprender a imitar las acciones más deseables.

Deportividad

UniversoUP señala que los comportamientos de deportividad de un niño podrían estar relacionados con los de las personas que observan el deporte (es decir, los padres). El estudio muestra que los casos de buena deportividad por parte de un niño tienden a aumentar con comportamientos positivos de los padres, entrenadores y otros espectadores. Los hallazgos demuestran que los niños se están dando cuenta de lo que constituye un comportamiento aceptable durante los deportes.

Señales sociales

También a esta edad, las señales sociales desempeñan un papel en la imitación, agrega la revista PLOS One. Eso significa que es probable que tu hijo combine las acciones que ve que tú muestras, con las de las otras personas de las que aprende como sus maestros, entrenadores, compañeros y otros adultos en su vida. Guía Infantil ofrece las siguientes sugerencias para que los niños en edad escolar puedan imitar acciones positivas.

  • Usa un tono de voz apropiado
  • Cumple las promesas y obligaciones.
  • Permite que tu hijo te vea cumplir con tus responsabilidades

Pre-adolescentes y adolescentes

No hay duda de que los años pre-adolescentes y adolescentes son difíciles de navegar. Los niños a esta edad tienden a querer mostrar su independencia, pero los padres todavía tienen un papel valioso que desempeñar. A pesar de pasar más tiempo separados, los preadolescentes y adolescentes aún observan y aprenden observando a los adultos e imitándolos. Esto demuestra cuán poderoso es el comportamiento de un padre para moldear el comportamiento de su preadolescente o adolescente.

Sobre fumar

Estos son los años en que los niños comienzan a aprender quiénes son y quieren probar todo tipo de cosas. Eso incluye comportamientos que no son seguros. De acuerdo con la investigación publicada en Healthy Children, el tabaquismo de los padres juega un papel importante en la decisión de un adolescente o preadolescente de probar cigarrillos. Al fumar frente a tu hijo, normalizas el comportamiento y es mucho más probable que tu hijo se entusiasme porque asume que es parte de la vida, a pesar de escuchar todo el bombo acerca de cuán malos son los cigarrillos para la salud.

Auto imagen

Los años de preadolescencia y adolescencia son importantes en términos de aprender una imagen positiva de sí mismos. Según una investigación publicada en La Nación, la información que los preadolescentes y adolescentes ven en los medios de comunicación pueden tener una gran influencia en la autoimagen. Las investigaciones demuestran que las estrellas de cine, los actores de televisión y las portadas de revistas pueden generar sentimientos negativos sobre la apariencia y, en algunos casos, pueden provocar trastornos de la alimentación.

Los expertos de Kids Health sugieren ser cuidadosos al hablar sobre tu propia apariencia, decir cosas positivas sobre tu hijo que no tienen nada que ver con su apariencia, permitirle a tu hijo la libertad de acudir a ti con cualquiera de sus inquietudes y, en general, tratar de mostrarle a tu hijo cuánto te gusta a ti para que él haga lo mismo.

Consejos para la crianza

Además, durante la secundaria y la adolescencia, la imitación de conductas negativas puede obstaculizar el desarrollo de un niño, según la Universidad de Yale. Mientras que la investigación examinó a los niños más pequeños, los expertos sienten que los resultados se ajustan a los niños de todas las edades. Si un preadolescente o un adolescente observa a un padre involucrarse en un comportamiento que no vale para nada o que se interpone en su realización de tareas o en mantener buenas relaciones, todavía pueden imitarlo incluso si saben que no es beneficioso.

Vive tu vida

Obviamente, nadie es perfecto y es probable que haya ocasiones en las que te equivoques y cometas un error, ya sea que dejes escapar alguna mala palabra o no puedas controlar tu carácter cuando alguien te detenga en el tráfico, o tal vez le digas a tu cuñada que estás enferma solo para no tener que ir a un evento familiar. Tu hijo de seguro te cuestionará por estas acciones o incluso tratará de probar los límites copiándolos, ya sea un niño pequeño o un adolescente. Según la Universidad de Purdue, la mejor manera de moldear el comportamiento de tu hijo es mostrarle cómo actuar, sin importar su edad. Cuando cometas un error, modela la forma correcta de enmendarte para que tu hijo aprenda cómo corregir sus propios errores ahora y a medida que crece. No es fácil estar en tu mejor comportamiento en todo momento, pero al hacer lo mejor posible, tu hijo aprende a actuar en el mundo que lo rodea.

Cómo aprenden los niños observando al adulto