Efectos de la mala crianza en los niños

Lic. Kate Miller-Wilson
padres regañando a sus hijos

Si bien nadie es un padre perfecto, hay ciertas conductas de crianza que pueden tener graves efectos negativos en los niños. Desde reflejar lo que ven en casa hasta atrasarse mucho con relación a sus compañeros de clase, estos niños están en desventaja.

Siete maneras en que la mala crianza puede afectar a los niños

Mayor riesgo de trastornos psicológicos

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Child Development (Desarrollo Infantil), los niños criados en familias en las que se da el abuso tienen muchas más probabilidades de sufrir trastornos psicológicos. Aunque ningún trastorno psicológico destacó como particularmente prevalente, estos niños tenían un mayor riesgo de trastornos de todo tipo. Además, el estudio encontró que las relaciones familiares, incluidas las relaciones entre hermanos, no eran tan cálidas y amorosas como lo son en otras familias.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Manual MSD los niños que sufrieron abusos directamente en sí mismos eran mucho más propensos que sus compañeros a sufrir de trastorno de estrés postraumático (TEPT). Esto fue particularmente cierto en los casos del abuso sexual, pero también es una seria preocupación con respecto a otras formas de abuso infantil.

Mal desempeño escolar

De acuerdo con un estudio publicado en la Revista Electrónica de Psicología, la negligencia hacia un niño, o el no satisfacer sus necesidades humanas básicas, puede tener un efecto dramático en el rendimiento escolar. El estudio descubrió que la negligencia en la primera edad en particular era muy perjudicial para los niños, lo que les impedía entablar relaciones sociales en la escuela y aprender a la misma velocidad que sus compañeros. El estudio encontró que la negligencia era tan perjudicial en términos de rendimiento escolar como el abuso directo.

Además, un estudio publicado encontró que mudar y desarraigar a un niño con frecuencia daba como resultado un bajo rendimiento en la escuela. Si bien las mudanzas frecuentes no siempre son un factor que los padres puedan controlar, es importante considerar el efecto en el niño antes de realizar varias mudanzas.

Depresión y baja autoestima

Según un estudio publicado en Pediatría Atención Primaria, el estilo de crianza puede tener un efecto directo en la autoestima, vulnerabilidad y depresión de un niño. El estudio encontró que si los padres son extremadamente controladores, los niños tienen un mayor riesgo de depresión y no se ven a sí mismos como positivos.

Otro estudio publicado encontró que los niños que fueron víctimas de abuso sexual en el hogar tenían una autoestima mucho menor que sus compañeros. También mostraron más signos de depresión y tenían puntos de vista negativos sobre sus relaciones familiares.

Violencia y problemas de comportamiento

De acuerdo con un estudio publicado en el American Journal of Orthopsychiatry, exponer a los niños a una comunidad donde hay violencia significativa puede resultar en violencia interiorizada y problemas de comportamiento en los niños. El estudio también encontró que si los niños eran víctimas de violencia comunitaria o violencia en el hogar, era más probable que exhibieran un comportamiento violento en el entorno preescolar.

Un estudio publicado en Women's Health encontró que los niños que presenciaron y sufrieron abuso doméstico tenían muchas más probabilidades de sufrir ira y problemas de conducta interiorizados que sus compañeros. Esto puede llevar a un "ciclo de abuso", en el cual los niños crecen para abusar de otros de la misma manera en que ellos mismos sufrieron el abuso.

adolescente enojado en casa

Incapacidad para progresar

Cuando los niños no pueden progresar en la infancia y al inicio de su niñez, generalmente muestran un crecimiento más lento de lo normal, retraso en el desarrollo mental y signos de desnutrición. Un artículo publicado en Anales de la Psicología encontró que el fracaso para progresar estaba directamente relacionado con la negligencia de los padres. Los niños no estaban recibiendo una nutrición adecuada para permitirles crecer al mismo ritmo que sus compañeros.

De acuerdo con un estudio publicado en la revista Healthy Children, otra causa del fracaso para progresar puede ser el abuso médico infantil. El maltrato médico infantil implica que los padres someten a los niños a tratamientos y procedimientos médicos innecesarios. El estudio descubrió que el hecho de no prosperar podría ser una señal de que este tipo de abuso está ocurriendo.

Problemas con la ley

Un estudio publicado por la Universidad Autónoma de Madrid encontró que los niños que fueron descuidados por sus padres tenían más probabilidades de ser procesados por delincuencia juvenil. El estudio propuso investigaciones adicionales sobre la relación exacta entre la negligencia de los padres y la delincuencia juvenil.

Otro estudio publicado en la revista Behavioral Sciences & the Law encontró que si las madres eran delincuentes juveniles, tenían muchas más probabilidades de dar a luz a niños que tenían conductas antisociales y una tendencia hacia los problemas con la ley. El estudio propuso que esto también podría estar relacionado con el abuso de sustancias por parte de los padres.

Desajuste social

Según un estudio publicado por Standford Children's Health, los niños que tenían padres que exhibían un comportamiento violento probablemente tendrían problemas para adaptarse socialmente en el entorno escolar. Aunque los niños no habían sido sometidos a abusos directamente en sí mismos, exhibían muchas de las mismas señales de desajuste social que los niños que son víctimas de abuso.

La Cruz de Malta describe que los niños con padres hostiles y controladores tienen más probabilidades de estar socialmente angustiados y disgustados con sus compañeros.

Si sospechas de una mala crianza

No se puede negar que las malas prácticas de crianza, como la negligencia, el abuso y la exposición de los niños a la violencia pueden afectar el comportamiento y el desarrollo de un niño. En muchos casos, obtener ayuda puede reducir algunos de estos efectos. Si sospechas que un niño está siendo víctima de abuso o descuidado, comunícate con el departamento de Servicios de Protección Infantil de tu localidad.

Efectos de la mala crianza en los niños