Resources, Advice & Tips for Covid-19
Read More

¿Sirven los silbatos de perro para entrenarlos?

Lic. Mychelle Blake
hombre adiestrando perro en el parque

Si entrenar a tu perro te está resultando difícil, puede que quieras probar con un silbato. Especialmente con los comandos de larga distancia, un silbato puede ser muy efectivo.

Razones para considerar el uso de un silbato

Los silbatos tienen varias ventajas cuando se trata de entrenamiento. Hay muchas razones por las que puedes considerar el uso de uno.

El sonido nunca cambia

A diferencia de la voz humana, un silbato mantiene un sonido consistente. Usar tu voz, especialmente si eres de voz suave, puede cansarte. Tu voz puede volverse ronca si gritas en los entrenamientos a distancia. También puedes cambiarla inconscientemente basado en las emociones. Otro beneficio es que múltiples personas pueden usar el silbato manteniendo los tonos completamente consistentes para el perro.

Excelente para el entrenamiento a distancia

El adiestramiento de perros a distancia, como la orden de venir cuando se les llama a cierta distancia, puede ser difícil a medida que el perro se aleja. Los silbatos también son usados por entrenadores de perros armados, como Pippa Mattinson, y por los pastores de ganado para realizar varias conductas cuando no están cerca. Algunos ejemplos son pedirle al perro que gire a la izquierda o a la derecha, detenerse, rastrear a la presa y buscarla. Este entrenamiento a distancia funciona porque el sentido del oído de un perro es muy superior al de un humano. Pueden escuchar sonidos ultrasónicos que un silbato puede alcanzar en el rango de los 23,000 a 54,000 hertzios. En comparación a ellos, nosotros solo podemos oír en el rango de 64 a 23.000 hertzios.

Herramienta versátil

Además del entrenamiento a distancia, tú puedes usar un silbato para entrenar otros comportamientos. Esto puede incluir comportamientos comunes como sentarse, sentarse y quedarse. O puedes ser creativo y usarlo para enseñarle trucos. Si tú eres consistente con las señales del silbato, es decir, tres silbidos para sentarte o un silbido largo para venir, entonces puede ser usado para casi cualquier cosa.

Los silbatos ayudan con el reacondicionamiento

A veces los silbatos no han sido usados en el entrenamiento correctamente, y el perro no responderá consistentemente. Esto puede deberse a que el silbato se ha utilizado con demasiada frecuencia sin asociarlo a ningún comportamiento y el perro está confundido. Usar un silbato puede ayudarte a "volver a entrenar" un comportamiento. Por ejemplo, si tú has estado tratando de entrenar a tu perro para que venga mientras gritas "¡ven! Los entrenadores principiantes pueden "estropear" el uso del silbato utilizando un horario inadecuado, un sistema de recompensas débil y/o aumentando la distancia demasiado rápido. Al volver a entrenar a tu perro con el silbato correctamente y lograr que relacione las órdenes con el silbato, tú puedes lograr darle una "orden" muy efectiva para que venga cuando se le llama.

Inconvenientes potenciales de los silbatos

El entrenamiento de silbato no es perfecto para cada combinación de perro/entrenador o situación que puedas encontrar. Considera los siguientes puntos.

Igual se requiere una capacitación adecuada

Un silbato es tan bueno como el entrenamiento que lo acompaña. Si has tenido problemas para entrenar a tu perro con señales verbales o manuales, deberías consultar con un entrenador profesional para que te enseñe a ser puntual, consistente y a reforzarlo con recompensas con regularidad, según Sarah Whitehead, una entrenadora muy conocida. Si solo pasas a usar un silbato sin hacer los necesarios cambios en tu anterior forma de entrenamiento, te darás cuenta de que no funciona tan bien como esperabas.

Necesitarás tener un silbato a mano

Una desventaja del entrenamiento de silbato es que tú necesitas tener uno. Si has entrenado a tu perro para que venga cuando se le llama sólo con el silbato y estás dando un paseo sin él, te resultará difícil llamar a tu perro si sale corriendo a perseguir a una ardilla. Es mejor entrenar a tu perro con un sonido de silbato y una orden verbal, además de tener uno a mano en varios lugares.

Debe ser usado apropiadamente

Existe la creencia de que al soplar un silbato puede ser doloroso para los perros. Esto es algo cierto si el silbato se hace sonar con fuerza repetidamente, de modo que el perro se irrite con él. Si suenas el silbato con fuerza justo al lado del perro, también puedes crearle una sensación de dureza. Estos problemas pueden aliviarse fácilmente usando el silbato adecuadamente y siguiendo buenos métodos de entrenamiento.

Consejos para elegir un silbato

No todos los silbatos son iguales. Si vas a usar uno para entrenar a tu perro, lo mejor para ti es que adquieras un silbato de calidad que te sirva bien. El sitio de "The Labrador site" te recomienda buscar lo siguiente cuando compres un silbato:

  • El sonido no debe cambiar.
  • El sonido debe ser capaz de llegar a los oídos del perro a grandes distancias.
  • El silbato debe de ser de calidad y estar bien hecho para que no se rompa fácilmente.
  • El silbato debe poder emitir un sonido que se pueda escuchar, pero no un sonido tan fuerte que les moleste a los oídos.
  • El silbato debe estar ampliamente disponible, para que puedas comprar otro si es necesario.
  • Compra varios silbatos para tener uno extra a mano si pierdes uno.

Considera un silbido de boca, también conocido como el silbido del perro pastor, este se comenzó a usar entre los granjeros que trabajaban con ovejas y con sus perros de pastoreo.

Silbatos y entrenamiento

Si tú sigues los métodos de entrenamiento adecuados, un silbato para perros puede ser una herramienta muy efectiva para el entrenamiento de los perros. Un silbato puede marcar una gran diferencia en la comunicación con tu perro y llevar tu entrenamiento al siguiente nivel.

¿Sirven los silbatos de perro para entrenarlos?