Etapas del embarazo de tu perra

Kelly Roper, Escritora
Perra embarazada

Si estás considerando cruzar a tu perra, asegúrate de entender los conceptos básicos del embarazo del perro para poder brindarle a tu mascota un buen cuidado. Averigua qué necesita antes de la reproducción y durante el embarazo, así como la forma de proporcionar un cuidado posterior adecuado.

Fundamentos del embarazo de la perra

Es mejor comenzar el tema del embarazo de la perra con una breve introducción.

Antes de cruzar a tu perrita

Hay algunas cosas que deben ser atendidas antes de cruzar a tu perra.

  • Asegúrate de que las vacunas de tu perra estén al día.
  • Haz que la revisen y, si es necesario, que la traten para detectar gusanos antes de cruzarla o planear su embarazo. Si esto no se lleva a cabo antes de la reproducción, espera hasta que nazcan las crías.
  • Revisa al semental y a la perra para detectar brucelosis canina, una enfermedad de transmisión sexual que causa abortos espontáneos tardíos, infecciones de órganos reproductivos y esterilidad final en ambos sexos.

Nutrición durante el embarazo

Golden Retriever comiendo

Una perra preñada necesita una buena nutrición para satisfacer las demandas que los fetos en crecimiento pondrán en su cuerpo.

  • Evita los suplementos adicionales a menos que tu veterinario los recomiende porque pueden alterar una dieta balanceada.
  • Alimenta a tu perra con un alimento para perros de primera calidad con proteína de carne real.
  • Permítele que coma todo lo que quiera para que tenga toda la nutrición adicional necesaria para sostener su camada.

Ejercicio

El ejercicio juega un papel importante antes, durante y después del embarazo del perro.

  • El ejercicio adecuado ayudará a asegurar que tu perra esté en la mejor condición física para llevar a cabo un embarazo.
  • El ejercicio suave pero constante durante el embarazo de la perra la ayuda a mantener los músculos tonificados, lo que facilita la hora de tener a los cachorros. Caminar es el mejor ejercicio, ya que es de bajo impacto y disminuye las posibilidades de que tu perra pueda recibir una lesión o poner en peligro a sus cachorros.
  • Aunque es mejor dejar que tu perra se concentre en sus cachorros después del parto, debes reanudar la toma de un paseo corto varias veces a la semana luego de unas dos semanas.

Tiempo de parto

Tendrás que preparar algunas cosas para cuando tu perrita esté lista para parir.

Preparativos

  • Prepara una caja de parto para cuando la perra tenga sus cachorritos.
  • Comienza a tomar la temperatura de tu perra dos veces al día, con doce horas de diferencia, alrededor de los 56 días de gestación. Una temperatura normal oscilará entre los 100-101° F / 38° C, pero un descenso a 97° F / 36° C que se mantenga durante dos lecturas consecutivas indica que hay un trabajo de parto inminente dentro de las próximas 24 horas.
  • Ten un montón de toallas limpias a mano para la limpieza de los cachorros.
  • Limpia un par de tijeras con alcohol y mantenlas a la mano en caso de que la perra no corte los cordones ella misma.

Trabajo de parto

Hay tres etapas para el parto.

Etapa Uno: Previo al trabajo de parto

Esta etapa puede comenzar un día completo antes de que comience el parto activo. Tu perra parecerá inquieta y destruirá los periódicos en su caja de parto. Ella también puede negarse a comer.

Etapa Dos: Trabajo de parto activo

Perra en trabajo de parto activo

Esta es la etapa de empuje activo. Cuando un cachorro comienza a emerger, notarás una burbuja oscura en la vulva de la perra. Este es el saco del cachorro y no debe romperse hasta que el cachorro haya salido.

Una vez que el cachorro es expulsado, notarás un cordón en el ombligo que debe estar unido a un saco con sangre llamado placenta. Hay una placenta para cada cachorro, y puede ser expulsada con el cachorro o retenida hasta el siguiente conjunto de contracciones.

La mayoría de las perras romperán el saco de inmediato por su cuenta, pero si esto no sucede, deberás abrir el saco con las uñas y limpiar el hocico del cachorro de moco o líquido.

A continuación, mamá debe cortar el cordón umbilical por su cuenta, pero si no lo hace, deberás ayudar a atar el cordón con un hilo de aproximadamente una pulgada del cuerpo del cachorro y cortar el cordón entre el nudo y el cordón y la placenta.

Ahora puedes frotar el cachorro con bastante fuerza con una toalla para ayudarlo a expulsar el líquido restante de sus pulmones.

La perra puede descansar unos diez minutos antes de que saque al siguiente cachorro, pero a veces las cosas pasan más rápido. Si se esfuerza por más de una hora sin pasar al siguiente cachorro, llama a tu veterinario para pedirle consejo.

Etapa Tres: Posparto

Cuando los cachorros hayan nacido todos, tu perra se calmará y se centrará en cuidar a sus cachorros. Permítele un descanso para ir al baño y ofrécele algo de comida enlatada para atraerla a comer. Esto le dará fuerza y la ayudará a producir leche para los cachorros.

Su vulva continuará descargando sangre durante varios días después del nacimiento, pero la cantidad debería disminuir cada día hasta que cese por completo.

Cuidado posterior

Una vez finalizado el parto, es tarea de tu perra cuidar de los cachorros y es tu trabajo supervisar la salud de tu perra.

  • Llévala al veterinario dentro de las 24 horas posteriores al parto para asegurarte de que todas las crías y placentas hayan sido expulsadas. En este momento, tu veterinario puede darle una inyección de pitocina para ayudarla a que su útero termine de contraerse a su tamaño previo al embarazo y una inyección de antibióticos para prevenir la infección.
  • Revisa las mamas de tu perra para detectar úlceras en la lactancia y puntos demasiado calientes que podrían ser señal de una posible infección por mastitis.
  • Observa su temperatura. Un pico de más de 102 grados F puede ser una indicación de una infección posparto.
  • Un aumento significativo en la secreción vaginal con sangre y/o una secreción verde de olor desagradable pueden ser signos de un problema y debe ser abordado por tu veterinario.
  • Continúa proveyendo a tu perra con abundante comida y agua fresca, y ayúdala a mantener limpia la caja de parto.

Un trabajo de amor

Se necesita algo de trabajo para cuidar a una perra durante su embarazo para que pueda entregar una camada saludable, pero vale la pena cuando llegan esos cachorros adorables.

Etapas del embarazo de tu perra