¿Qué tan frecuente es el celo canino?

Kelly Roper, Escritora
Una pareja de labradores

¿Con qué frecuencia tienen su celo los perros? Esa es una pregunta con más de una respuesta.

Sobre el ciclo de celo

El inicio de los ciclos de celo generalmente comienza cuando la mayoría de las perras alcanzan la edad de seis meses, aunque los perros de razas más grandes pueden no tener ese primer ciclo hasta más cerca de un año. Aun así, a los veterinarios no les preocupa cuándo comienzan esos ciclos a menos que una perra alcance más de dos años sin haber tenido nunca un ciclo obvio. En ese momento, puede valer la pena dejar que un veterinario la examine para determinar por qué no ha tenido su ciclo de celo aun y si eso podría ser perjudicial para su salud dependiendo de la causa.

Durante el ciclo, la perra atraviesa cambios físicos que resultan en inflamación vulvar, secreción teñida de sangre y la liberación de óvulos para la fertilización, también conocida como ovulación. Este ciclo dura aproximadamente tres semanas en promedio, aunque esto puede variar bastante.

Entonces, ¿con qué frecuencia los perros entran en celo?

La siguiente información representa los patrones de ciclo más típicos de la mayoría de las perras, con la excepción de los ciclos incompletos.

Cada seis meses

Por lo general, comenzando entre los seis y diez meses de edad, muchas perras continuarán ciclando cada seis meses durante la mayoría de sus vidas. Los ciclos pueden retrasarse un poco después de un embarazo, pero la mayoría de las perras reanudarán el ciclo entre cuatro y seis meses después del parto una vez que se hayan recuperado por completo de la crianza de sus camadas.

Una vez al año

Un buen número de perras solo tendrá un ciclo una vez al año, y esto puede suceder sin importar si comenzaron con su primer ciclo a los seis meses o al año. Sin embargo, como regla general, muchas perras que comienzan a tener su primer ciclo a la edad de un año, continuarán teniendo su ciclo una vez al año a partir de entonces.

Cada cuatro meses

Es más raro, pero algunas perras caen en un patrón de ciclos de cada cuatro meses o aproximadamente cuatro veces al año. Sin embargo, al menos uno de estos ciclos suele ser estéril. Esto significa que la ovulación no ocurre incluso si la perra da señales de estar dispuesta a reproducirse.

Ciclos incompletos

En casos aún más raros, algunas perras comenzarán un ciclo solo para que termine prematuramente. A menudo, reanudan el ciclo luego de un mes o dos. Este patrón de ciclos de celo irregulares a veces se denominan como "ciclos divididos", y no es completamente inusual que una perra joven experimente esta irregularidad durante su primer ciclo o dos hasta que establezca un patrón regular.

Ciclos de celo en perras mayores

Es un hecho que las perras no pasan por la menopausia como lo hacen las mujeres, por lo que tienen el potencial de tener ciclos de celo durante toda su vida. Sin embargo, los ciclos pueden alejarse más a medida que factores como el envejecimiento y los problemas de salud entran en juego.

Cuando es hora de preocuparse por los ciclos irregulares

Si una perra que ha tenido previamente un patrón bien establecido de ciclos de celo pierde repentinamente uno o dos ciclos, es una buena precaución hacer que su veterinario esté al tanto de la situación. A veces, una enfermedad física puede afectar la frecuencia con la que una perra entra en celo, y siempre es mejor consultar a tu veterinario tan pronto como sea posible. A veces, el estrés simple o una deficiencia nutricional pueden retrasar el ciclo del celo, y esa situación a menudo se resuelve fácilmente. En otros casos, incluso puede ser necesario esterilizar a la perra para asegurar su salud. Deja que tu veterinario sea tu guía.

La frecuencia del celo puede varia de perra en perra

Como puedes ver, la respuesta realmente varía cuando se trata de la frecuencia con la que los perros entran en celo. Una forma de tener una idea de la frecuencia con la que puedes esperar que tu perra entre en celo es averiguar la frecuencia con la que la madre de la perra tenía sus ciclos de celo. Este rasgo a menudo se manifiesta de forma parecida dentro de las líneas familiares, aunque siempre hay excepciones.

¿Qué tan frecuente es el celo canino?