Síntomas de embarazo en perras

Kelly Roper, Escritora
Perro perdiguero madre y cachorros

Ya sea que sepas con seguridad o que simplemente sospeches que tu perra se cruzó, querrás saber más sobre los síntomas del embarazo en los perros para poder saber si esa cruza fue exitosa.

Una lista de los síntomas del embarazo del perro

La siguiente lista comienza con los primeros signos de embarazo en perros y progresa a través de los signos a largo plazo. Ten en cuenta que no todas las perras experimentarán todos y cada uno de los síntomas. Por lo general, la presencia de un grupo de síntomas es lo que les da a los propietarios una idea de si su perra está realmente embarazada.

Cambios de comportamiento

Cualquier cosa que se desvíe del comportamiento normal de tu perra podría ser una indicación de inicio de embarazo. Por ejemplo, una perra distante puede volverse súbitamente pegajosa, mientras que una perra normalmente afectuosa puede buscar que la dejen sola.

Cambios en el apetito

Muchas perras experimentarán una caída en su apetito durante las primeras semanas de embarazo, volviéndose reacias a comer nada. Finalmente, su apetito regresa con gusto y requerirán casi el doble de la cantidad normal de alimentos para mantener a los cachorros.

Náuseas matutinas

Algunas perras vomitarán intermitentemente durante las primeras semanas de embarazo. Esto puede ir desde la mucosa clara a la comida real. El uso de la palabra "matutinas" puede ser un poco confuso ya que los vómitos pueden ocurrir en cualquier momento del día.

Desarrollo de las mamas

Muchas hembras mostrarán cierto nivel de desarrollo de las mamas después de un ciclo de celo. Sin embargo, el crecimiento continuo de las mamas es un buen indicador de que un embarazo está en curso.

Cambio en los patrones de sueño

Muchas perras pasarán gran parte de su tiempo descansando, si no es que durmiendo completamente. Esto se nota principalmente durante las etapas iniciales y finales con la perra un poco más vivaz durante la mitad del embarazo.

Secreción vaginal clara

Esto es natural y solo debe ser motivo de alarma si la secreción desarrolla un olor desagradable o un color marrón. La secreción verde, especialmente al final del embarazo, suele ser una señal de que un cachorro ha defecado en el útero.

Abdomen agrandado

A medida que el embarazo avanza, los cachorros en crecimiento naturalmente causarán que el abdomen de la perra crezca de tamaño. Este crecimiento generalmente no se nota hasta la mitad del embarazo.

Producción de leche

El desarrollo continuo de la mama observado en la etapas inicial y media del embarazo generalmente conduce a la producción de leche durante la última etapa de la gestación. Sin embargo, algunas hembras no producirán leche hasta que los cachorros empiecen a mamar, por lo que la falta de leche no es nada de qué preocuparse en este momento.

Cachorros en movimiento

Una vez que los cachorros alcanzan un tamaño decente, se pueden sentir colocando suavemente tu mano sobre el abdomen de tu perra. No sentirás movimiento si los cachorros están dormidos, por lo que el mejor momento para revisarlos es después de que tu perra haya hecho un poco de ejercicio, como después de caminar.

Confirmación veterinaria

Aunque el tiempo ciertamente lo dirá, algunos propietarios desean saber con seguridad si los síntomas de embarazo de los perros que notaron realmente significan que tu perro lleva una camada, o si los signos son indicativos de un embarazo falso. Tu veterinario puede confirmar o descartar un embarazo mediante los siguientes métodos:

Palpación

A los 28 días de gestación, es posible que un veterinario experimentado sienta suavemente los embriones del tamaño de un guisante implantados a lo largo de los cuernos uterinos. Es importante permitir que el veterinario haga esto por ti para que no dañes accidentalmente a ninguno de los embriones al presionar demasiado. A veces, el veterinario es capaz de contar cuántos cachorros puede haber, pero es difícil ser completamente exacto.

Análisis de sangre

Dos o tres semanas después de que finalice el ciclo de celo, tu veterinario puede realizar un análisis de sangre para verificar la presencia de la hormona relaxina. Esta hormona se libera una vez que los embriones se implantan en el útero.

Ultrasonido

Este es el mismo procedimiento que realizan las mujeres para proporcionar una vista en blanco y negro del contenido uterino. El procedimiento detectará embriones/crías y dará un recuento bastante preciso del número en la camada en desarrollo.

Rayos X

En la última semana de embarazo, los huesos de los cachorros se forman lo suficientemente bien como para aparecer en una radiografía. Esta suele ser la mejor manera de confirmar el número de cachorros que se espera.

Para aprender más, continua leyendo sobre las etapas de embarazo en perros.

Síntomas de embarazo en perras