Gestación canina, semana a semana

Kelly Roper, Escritora
Gestación canina

¿Qué puedes esperar durante la gestación canina? Mucho, en realidad. Infórmate más sobre lo que sucede durante cada semana del embarazo de un perro y lee los consejos sobre cómo cuidar a tu perra embarazada.

Calendario de gestación canina

El calendario de gestación canina semanal a continuación te ayudará a comprender cómo se están desarrollando los cachorros, así como los cambios externos que está atravesando tu perra y cómo puedes ayudarla.

Calendario de Gestación Canina
Semana Cambios
Cero a Una

El apareamiento se lleva a cabo.

Al cabo de unos días, el esperma llega a los óvulos y ocurre la fertilización.

Dos

Los óvulos fertilizados se dirigen al útero para su implantación.

Puedes notar cambios de comportamiento en tu perra. Ella puede volverse temperamental o más cariñosa.

Tres

La implantación ha tenido lugar y los embriones comienzan a desarrollarse.

Tu perra puede comenzar a mostrar cambios de humor, cambios en el apetito y desarrollo del tejido mamario.

Cuatro

Los fetos se pueden sentir en las trompas uterinas alrededor del día 28 y también se pueden ver por ultrasonido.

Las médulas espinales se están desarrollando y los fetos están comenzando a desarrollar rasgos faciales.

El útero de tu perra pronto se llenará de líquidos para proteger a los fetos. Después de esto, pasarán semanas hasta que los cachorros puedan sentirse nuevamente.

El apetito de tu perra probablemente aumentará, así que ofrécele más de su comida.

Cinco

Los fetos desarrollan sus órganos sexuales y comienzan a verse como cachorros reales. Las patas se alargan y desarrollan los dedos de los pies.

El vientre de tu perra comenzará a verse notablemente hinchado ya que los cachorros ocupan más espacio.

Con menos espacio para comidas completas, es hora de comenzar a servirle a tu perra comidas más pequeñas con más frecuencia.

Seis

Los cachorros continúan creciendo y la pigmentación se desarrolla. Los ojos ahora tienen párpados y permanecen sellados hasta aproximadamente diez días después del nacimiento.

Tu perra se siente notablemente más incómoda en este punto. Ella puede vomitar ocasionalmente debido a la presión extra contra su estómago.

También puedes notar una descarga de líquido claro de su vulva. Esto es normal.

Siete

Los cachorros están bien desarrollados, y ahora comienzan a alcanzar el tamaño que tendrán al nacer en preparación para el gran día.

Es posible que puedas ver y sentir los movimientos de los cachorros en el abdomen de tu perra.

Sus mamas están bien desarrolladas y probablemente contengan un poco de calostro o "primera leche".

Tu perra está notablemente cansada y puede comenzar a buscar un lugar para dormir. Es hora de configurar una caja de parto.

Ocho

Los cachorros tienen pelo y ahora están abarrotados en el útero. Puedes notar mucha actividad a medida que se posicionan para el próximo nacimiento.

Tu perra puede comenzar a cavar la ropa de cama en la caja de parto. Este es un comportamiento natural de "anidación".

Permítele alimentarse libremente cuando sea capaz.

Ocho a Nueve

Los cachorros están listos para nacer. Puede que permanezcan bastante quietecitos en preparación para el maratón que está por comenzar.

Tu perra podría parecer sentirse incómoda, inquieta, o ansiosa.

Es momento de empezar a tomar la temperatura rectal de la madre cada 12 horas. La temperatura normal es de 100° a 101° F / 37.7° a 38.3° C; una baja en la temperatura cerca de 97° F / 36° C sostenida en dos lecturas consecutivas indica que la labor de parto
comenzará dentro de las 24 horas.

Consejos de cuidado de gestación

Nutrición

  • Si ya estás alimentándo a tu perrita con una dieta balanceada, no hay necesidad de darle suplementos vitamínicos adicionales.
  • A medida que aumenten las necesidades de tu perra, simplemente ofrécele más de su dieta actual.
  • Puedes agregar una cucharada de requesón a su cena para aumentar la ingesta de calcio de forma natural, pero evita darle píldoras de calcio. Son demasiado potentes y pueden hacer más daño que bien durante el embarazo.

Nivel de actividad

Como puedes ver en el calendario de gestación canina, es una buena idea limitar cualquier actividad extenuante durante las primeras dos semanas de embarazo para garantizar la implantación. Después de este tiempo, tu perra puede reanudar sus actividades normales dentro de lo razonable. Una vez que su barriga comience a mostrarse, es una buena idea limitar su ejercicio a paseos suaves para mantenerla bien tonificada.

Cuidado veterinario

Por lo general, todo lo que se necesita para asegurar que el embarazo se desarrolle como debería ser, es un control al inicio del embarazo y una buena comunicación con tu veterinario. Llama a tu veterinario si tu perra muestra cualquier comportamiento que consideres completamente inusual o si muestra signos de angustia. No le des vacunas ni desparasites a tu perra hasta después del parto, y solo con la supervisión de tu veterinario.

Gestación canina, semana a semana