Nacimiento de cachorros, parto canino

Kelly Roper, Escritora
Cachorro recién nacido

El nacimiento de los cachorritos puede ser fascinante, divertido y aterrador, todo al mismo tiempo. Pero no te apures, una vez que leas este artículo, estarás mejor preparado para la tarea.

Sobre el nacimiento de los cachorros

Hay pocas cosas en la vida que se comparan con ver a un nuevo cachorrito salir de su madre y entrar al mundo. El momento está lleno de alegría y miedo de que algo salga mal, pero una vez que comprendes todo el proceso, es más fácil relajarte y dejar que la naturaleza siga su curso.

En su mayor parte, la perra hace todo el trabajo, y simplemente confiará en ti para tener un poco de consuelo y aliento durante todo el parto. Dicho esto, siempre es mejor interferir lo menos posible por la mayor parte, aunque excepcionalmente podría requerirse asistencia.

Preparación

Alojamiento de la perra

Lo primero que debes tener lista antes del nacimiento de los cachorros es un lugar limpio, cómodo y seguro para que tu perra pueda tenerlos. Este lugar debe estar en una zona tranquila, lejos del tráfico doméstico. Mantener a tu perra calmada y concentrada es esencial para un parto sin eventualidades. Tú podrías elegir utilizar:

  • Una caja de parto profesional comprada en línea.
  • Una caja de cartón con una sección recortada para facilitar el acceso de entrada y salida
  • Un gran contenedor de plástico con lados lo suficientemente bajos para acomodar a tu perra
  • Una pequeña piscina para niños.

Independientemente de lo que elijas usar, cubre bien tu "caja" con varios periódicos para que tu perra tenga algo que destruir para anidar antes de tener sus cachorros.

Lista de artículos necesarios

Aquí hay una lista de artículos necesarios que debes tener a mano. Asegúrate de que todo esté inmaculadamente limpio para mantener los gérmenes al mínimo mientras tu perra está teniendo sus cachorritos. Esteriliza los artículos siempre que esté dentro de tus posibilidades hacerlo.

  • Un pequeño recipiente de plástico forrado con papel y una manta para bebés para usar como caja de calentamiento para los cachorros hasta que la mamá termine de parir a sus bebés
  • Una botella de agua tibia o una almohadilla térmica en la temperatura baja para colocar en la caja de calentamiento de los cachorros
  • Una manta de bebé liviana para cubrir la caja y evitar corrientes de aire frío.
  • Un montón de toallas de mano limpias para ayudar a secar o agarrar a los cachorros
  • Periódicos adicionales para colocarlos sobre los húmedos hasta que se concluya todo el parto.
  • Tijeras esterilizadas de punta redonda para el corte de los cordones umbilicales en caso necesario.
  • Un paquete de hilo limpio sin abrir para atar los cordones que no estén bien cerrados.
  • Un frasco de vaselina o gel KY para ayudar a lubricar a algún cachorro atorado
  • Papel y lápiz para anotar la hora del nacimiento de cada cachorro y hacer un seguimiento de la cantidad de tiempo entre cada nacimiento
  • Los números de teléfono de tu clínica veterinaria y de la veterinaria de emergencia.

Elementos opcionales

  • Una pequeña pesa para alimentos adecuada para pesar cachorros y realizar un seguimiento de su desarrollo.
  • Guantes de latex

El tiempo del parto

Una vez que tu perra está realmente de parto, notarás que comienza a empujar de forma intermitente, y luego más constantemente a medida que el primer cachorro se abre paso a través del canal.

Cómo se ve el primer cachorro

La apariencia de ese primer cachorro no es lo que la mayoría de la gente espera ver. Lo primero que surge de la vulva de la perra es una burbuja oscura que está llena con líquido amniótico. Es extremadamente importante que no rompas esta burbuja porque ayuda a aflojar la vulva para que el cachorro se escurra fuera. El cachorro también podría asfixiarse si se rompe el saco y el cachorro continua en el canal de parto demasiado tiempo.

Romper el saco amniótico

Una vez que el cachorro ha dejado libre la vulva, la placenta también puede salir después del cachorro, pero ésta a veces se mantiene dentro de la perra hasta que ella la libera con algunas contracciones más. No tengas demasiada prisa en este punto, pero prepárate para romper el saco en unos momentos si la perra no muestra ningún instinto para hacerlo ella misma.

Para romper el saco, abre una sección suelta cerca del cuello del cachorro y desliza el saco lejos de la cabeza del cachorro. Limpia las fosas nasales y la boca de toda mucosidad, y dale a la perra unos momentos más.

Una vez que la placenta sale, tu perra debe hacerse cargo. A veces tiene tiempo suficiente para limpiar al cachorro y rodarlo un poco alrededor de la caja para que los pulmones le funcionen correctamente. Otras veces, el siguiente cachorro tiene prisa por nacer, y tú necesitarás ayudar al primer cachorro. También está bien dejar que la mamá coma algunas placentas si así lo quiere.

Limpiando el líquido de los pulmones

Mientras el cachorro aún está conectado a su cordón umbilical, frótalo con una toalla para secarlo un poco. Esto también lo ayudará a expulsar el líquido de los pulmones. Con la cara hacia el otro lado de ti, inclina el cachorro completamente hacia arriba para bajar el diafragma, y luego inclínalo completamente hacia abajo para terminar de expulsar completamente el líquido restante de sus vías respiratorias.

Recortar y atar el cordón umbilical

Si la mamá no masticó el cordón del saco amniótico, pásalo entre tu pulgar y el dedo índice a aproximadamente a 1 1/2 pulgadas de distancia de la barriga del cachorrito y usa tus tijeras para cortar el cordón en el lado opuesto a tu pulgar. Si continúa sangrando, ata una sección de hilo nuevo y limpio alrededor de él cordón umbilical como un torniquete improvisado a aproximadamente 3/4 de pulgada de distancia de la barriga. Luego, deja que la mamá pase un tiempo con el cachorro o ponlo en la caja tibia cubierta para guardarlo.

Precaución: tirar del cordón umbilical puede provocarle al cachorrito una hernia umbilical.

Ayudar en el parto de los cachorros

Definitivamente debes ayudar cuando un cachorro parece estar atascado.

  • Frota un poco de vaselina alrededor de la vulva.
  • Agarra al cachorro con cuidado pero con firmeza con una toalla.
  • Cuando tu perra tenga una contracción, tira del cachorro hacia afuera y hacia abajo.

Importante, solo tira del cachorro durante una contracción, no antes, no después.

Cuando puede ser necesaria una cesárea

Puede ser necesaria una cesárea cuando:

  • La perra ha estado presionando duro durante una hora sin resultados.
  • Un cachorro presenta primero la parte trasera y/o la cabeza es demasiado grande para pasar entre los huesos de la pelvis.
  • Han transcurrido más de dos horas entre los nacimientos, pero aún puedes sentir cachorros dentro.

Un parto canino es muy emocionante

Como ya te puedes imaginar, el milagro de la vida es igual de impresionante cuando sucede con perritos o con cualquier otro animal. Prepárate con antelación, dale a tu perra los elementos que necesita, y disfruta de este maravilloso momento.

Nacimiento de cachorros, parto canino