Cómo reconocer a un perro moribundo en la etapa final

Kelly Roper, Escritora
Mujer abrazando a su perro

Hay una diferencia sutil en el comportamiento de un perro cuando ya ha pasado la etapa de luchar para superar una enfermedad o lesión y está a punto de morir. Aprender cómo saber cuándo llegan esos momentos finales puede ayudar a prepararte y a brindarle amor, consuelo y dignidad a tu perro cuando abandone esta tierra.

Señales de que un perro está cerca de la muerte

En algunos casos, un perro muere repentinamente y no hay tiempo para darse cuenta de lo que está sucediendo. En otros casos, la muerte llega lenta y naturalmente con algunas señales que son obvias si sabes lo que debes buscar. Presta atención a los siguientes síntomas:

  • El perro deja de comer y beber. Sus órganos se están cerrando, por lo que no hay sensación de hambre o sed.
  • Vómitos y diarrea. A medida que el sistema digestivo se apaga el estomago se vaciará.
  • Micción. La micción viene sin previo aviso, puede ser sangrienta.
  • Pérdida de la conciencia. Hasta este punto, un perro puede dormir mucho con breves períodos de vigilia. Cuando está muriendo activamente, puede perder el conocimiento por completo en cuestión de minutos o quizás unas horas antes de que ocurra la muerte.
  • La respiración se ralentiza. la pausa entre respiraciones se hace progresivamente más larga. Cerca del final, las respiraciones pueden desaparecer minutos después de que el perro pierda el conocimiento.
  • El latido del corazón se ralentiza. la frecuencia cardíaca se vuelve más lenta a medida que el músculo pierde la capacidad de funcionar.
  • Espasmos musculares y convulsiones. los reflejos y la sensación de dolor disminuirán
  • Deshidratación severa. La piel estará seca y pálida debido a la deshidratación

El momento de la muerte

Cuando la lucha termina y el perro muere:

  • Él exhalará su aliento final. Su cuerpo realmente se desinflará ligeramente a medida que se vacían los pulmones.
  • Su cuerpo se debilitará completamente.
  • Si todavía están abiertos, sus ojos tendrán una mirada en blanco.
  • Su corazón deja de latir por completo.
  • Como los músculos se quedan ya sin tensión, puede liberar orina o defecar a medida que los músculos que controlan estas funciones corporales se relajan por completo.
  • Después de aproximadamente 30 minutos sin ningún signo de vida, puedes estar seguro de que el perro falleció.

Programa de hospicio para mascotas al final de la vida

Si tu mascota tiene problemas de salud importantes, como una enfermedad terminal o un problema médico debilitante, el veterinario puede hablar contigo sobre un programa de hospicio para mascotas al final de la vida. El hospicio para mascotas al final de la vida es un término para un plan de cuidado personalizado para mantener a una mascota moribunda cómoda. El veterinario examinará a tu perro, realizará pruebas y desarrollará un plan de atención domiciliaria en función de las necesidades de tu mascota. El plan puede incluir un alimento especial, como dietas líquidas, medicamentos para el control del dolor y visitas veterinarias programadas para preservar la dignidad y la calidad de vida de tu mascota enferma.

Tú no tienes que pasar por esto solo

Un plan de cuidados paliativos no solo proporciona a un perro la mayor comodidad posible, sino que también ayuda a un propietario. Saber que un perro muy querido morirá puede ser extremadamente estresante, y puede ser difícil tratar de tomar decisiones racionales sobre lo que es mejor para tu mascota. Tener un plan de cuidados paliativos y un veterinario en el que apoyarse para recibir asesoramiento te guiará hasta el final. Piensa en ello como parte de tu programa de apoyo durante un momento muy difícil.

Cómo reconocer a un perro moribundo en la etapa final