Estreñimiento canino: síntomas, causas, y tratamientos

Perro enfermo

El estreñimiento canino es un problema común en los perros, al igual que el estreñimiento en los humanos. En la mayoría de los casos, la condición se puede tratar fácilmente en casa. Si tu mascota no responde a los tratamientos caseros, es hora de visitar al veterinario.

Síntomas del estreñimiento canino

Si tu perro se esfuerza mucho durante un movimiento intestinal y/o arroja evacuaciones pequeñas y duras, esto se considera un signo de estreñimiento canino. Tu mascota también puede esforzarse sin producir nada de heces. Él puede aullar o gimotear mientras trata de eliminar. Incluso puede haber sangre o moco en las heces. En casos más severos, el perro puede vomitar, carecer de energía y perder el apetito. También es posible que veas hincharse o inflamarse el abdomen de tu perro. Todos estos son síntomas de estreñimiento.

Causas

Hay muchas causas de estreñimiento canino. Las causas más comunes son la falta de fibra en la dieta, la deshidratación y la falta de ejercicio. Otras posibles causas incluyen:

  • Demasiada fibra en la dieta
  • Un bloqueo intestinal, posiblemente de un fragmento de hueso o una roca
  • Gusanos u otros parásitos intestinales
  • Infección de vejiga
  • Lamerse excesivamente, lo que puede causar un bloqueo intestinal por el cabello ingerido
  • Medicamentos
  • Cirugía
  • Próstata agrandada o tumor en la próstata (en machos mayores)

Tratamiento

Hay algunos remedios caseros simples que tratarán las causas más comunes de estreñimiento canino.

Fibra

Puedes agregar fibra a la dieta de tu perro para facilitar las deposiciones. Dale a tu perro de una a dos cucharadas de calabaza cocida (puedes usar de la enlatada simple o cocinarla al vapor o al horno) al día para aumentar la cantidad de fibra en su dieta. Asegúrate de que no haya aditivos, como sal o azúcar, en la calabaza. También puedes darle salvado para aumentar la fibra en su dieta. Dos o tres cucharadas soperas al día deberían ayudar a aliviar su estreñimiento. Simplemente no le des ambas fuentes de fibra el mismo día o podrías terminar agregando demasiada fibra, lo que también puede ser problemático.

Aceite mineral

El aceite mineral agregado a la comida de tu perro lo ayudará a pasar su defecación. Dale una cucharada por cada 12 kilos de peso corporal.

Ejercicio

Lleva a tu perro a paseos regulares para ayudar a que los intestinos funcionen de manera eficiente. Dale muchas oportunidades para evacuar, ya que mantener las heces demasiado tiempo puede hacer que se endurezcan.

Agua fresca

Tu perro siempre debe tener acceso a mucha agua limpia y fresca. Si sospechas de deshidratación, puedes probar la hidratación de tu perro pellizcando suavemente su piel. Cuando sueltes la piel, debería volver a su lugar rápidamente. Si no lo hace, tu perro puede estar seriamente deshidratado, y debes ver a tu veterinario inmediatamente.

Ablandador de heces

Ciertos medicamentos pueden causar estreñimiento. Si tu perro está tomando medicamentos, consulta a tu veterinario para obtener un ablandador de heces que lo ayude a eliminar.

Consulta con el veterinario

Si tu perro no puede defecar o si está vomitando, debes buscar ayuda médica inmediatamente para estos síntomas graves. También deberías ver a tu veterinario si tu perro no responde a los tratamientos caseros. El estreñimiento canino de tu perro puede ser causado por una afección más grave que requerirá intervención médica. Un bloqueo, por ejemplo, puede necesitar ser removido quirúrgicamente. También debes consultar con tu veterinario si alguno de los síntomas empeora o si tu perro tiene un dolor excesivo.

Estreñimiento crónico u obstipación

Obstipación es el término para el estreñimiento crónico. Algunos perros no pueden vaciar sus intestinos sin ayuda. El colon se dilata y se llena con una gran cantidad de heces muy duras. El perro mostrará los síntomas severos de estreñimiento: vómitos, letargo y falta de apetito. Tu veterinario le vaciará el colon con un enema y administrará fluidos para rehidratar a tu perro. Esto se puede hacer bajo anestesia general en casos severos. Una segunda limpieza puede ser necesaria para garantizar que el colon se haya vaciado por completo.

Consejos para su prevención

Algunos pasos simples pueden ayudar a prevenir el estreñimiento canino:

  • Alimenta a tu perro con una dieta de alta calidad.
  • Siempre ten agua limpia y fresca disponible.
  • No le des a tu perro los restos de la mesa.
  • Entrena a tu perro a no tragar rocas, grava o juguetes.
  • Si tu perro se lame excesivamente, encuentra y trata la causa subyacente de la lamida. Esto evitará la formación de una bola de pelo.
  • Asegúrate de que tu perro tenga ejercicio regular y muchas oportunidades para eliminar.

Cuida la digestión de tu perro

El estreñimiento canino puede tratarse con éxito, ya sea en el hogar o con un tratamiento médico inmediato. También puedes ayudar a tu mascota previniendo la condición antes de que suceda.

Estreñimiento canino: síntomas, causas, y tratamientos