Mi perro respira muy rápido ¿Qué significa?

Dra. Pippa Elliott, MVZ
Cocker Spaniel Americano respirando rápido

¿Qué haces si descubres que tu perro parece estar respirando demasiado rápido? A veces, tu perro simplemente está jadeando, sin embargo, es importante saber qué puede estar causando este síntoma común y si necesita ir o no al veterinario.

¿Está tu perro respirando demasiado rápido?

Affinity Petcare describe la frecuencia respiratoria normal del perro en 18 a 34 respiraciones por minuto en reposo. Para saber qué es normal y qué no, cuenta la frecuencia respiratoria de tu perro mientras descansa o duerme. Si bien es normal jadear después del ejercicio, algunos signos pueden indicar que tu perro tiene problemas para respirar o dificultades respiratorias. Ejemplos incluyen:

  • Respiración con la boca abierta
  • Encías pálidas, rojo ladrillo o teñidas de azul.
  • Babear
  • Usar los músculos de la barriga para ayudarse a respirar.
  • Renuencia a comer, beber o moverse.

Independientemente de la causa, estos son signos de que tu mejor amigo necesita ir a ver a un veterinario. El veterinario examinará al perro para averiguar dónde está el problema; como la cabeza, el cuello, las vías respiratorias, los pulmones, el corazón, la circulación, o una afección de salud general.

Problemas con la cabeza o la garganta

Estos problemas a menudo limitan la vía aérea y dificultan la entrada y salida del aire de los pulmones.

Razas con la cara plana

Adorables como son los pug, pekes, bulldogs y terriers de Boston, estas razas de cara plana jadean más de lo normal. EcuRed explica que esto se debe a que estas razas tienen:

  • Fosas nasales estrechas
  • Un paladar largo y suave.
  • Una lengua sobredimensionada
  • Amígdalas grandes

El astuto padre de un pug debe saber lo que es normal para su perro y estar alerta a los cambios como el babeo inusual, la negativa a moverse o las encías azules. Si tu amigo canino comienza a luchar por respirar, mantenlo fresco y llévalo a casa. Si no está consumiendo golosinas en pocos minutos, busca atención veterinaria urgente.

Rinitis

Una nariz mocosa hace que sea difícil respirar. Sin embargo, en lugar de un resfriado, la mayoría de los amigos con pelaje sufren de una extendida infección bacteriana (u ocasionalmente micótica) en las cámaras nasales, llamada rinitis. La rinitis es más una molestia que una amenaza real para la vida del animal. Sin embargo, el tratamiento oportuno a los primeros signos de esta infección puede cortarla de raíz y evitar que se prolongue. Los primeros signos de rinitis son una nariz resbaladiza y goteo. Las pistas incluyen el estornudo o un perro que se lame la nariz con más frecuencia, ya que usa su lengua como pañuelo.

Problemas con la tráquea (tráquea)

Del mismo modo que pararse sobre una manguera detiene el flujo de agua, cualquier cosa que aplaste la tráquea hace que sea difícil respirar. Un ejemplo simple es un perro que tira de su collar, medio ahogándose. En este caso, la respiración rápida es una señal de que el perro está luchando. Es importante no causarle un esfuerzo excesivo al perro y buscar atención veterinaria. Con la excepción de la tos de las perreras, estas condiciones son lentas y empeoran con el tiempo.

Parálisis laríngea

La parálisis laríngea es cuando la laringe (la entrada de la tráquea) no se abre completamente, lo que limita la cantidad de aire que llega a los pulmones. Para averiguar si este es el problema de tu mascota, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿El perro hace un ruido de 'bocina' con cada respiración?
  • ¿Es el perro un labrador? (Los labradores están especialmente en riesgo.)

Si esta condición angustiante le dificulta la respiración a tu perro, incluso cuando está descansando, evita ejercitar al perro y habla con tu veterinario acerca de la operación laríngea.

Perro labrador en el jardín

Presión sobre la tráquea

Esto puede ser debido a un ganglio linfático agrandado, un tumor en la garganta o un absceso que presiona la tráquea. Alternativamente, este podría también ser tu amigable perro tirando de su cadena de paseo y siendo estrangulado por su misma presión. Para ver cuál podría ser la causa de la presión sobre la tráquea de tu perro, pregúntate:

  • ¿Tiene tu perro un bulto inusual alrededor del cuello o garganta?
  • ¿Tira fuertemente de la correa tu perro?

Experto Animal sugiere que los dueños de mascotas estén alertas ante los signos sutiles de que su perro no se encuentra bien, como reducción en el apetito o beber más de lo normal. Los bultos pueden ser difíciles de encontrar, por lo que es recomendable una revisión veterinaria. Sin embargo, si observas que a tu perro le gusta tirar de su cadena, usa un arnés en lugar de un collar, y este simple cambio puede resolver el problema.

Colapso de la tráquea

Una tráquea colapsada ocurre cuando la tráquea no es lo suficientemente rígida y cada vez que respira el perro succiona la tráquea. Razas como el de chihuahua, Yorkshire terrier y caniche son propensos a este problema. Considera lo siguiente:

  • ¿Tienes una raza de perro pequeño?
  • ¿El ejercicio empeora el problema?

Tu veterinario puede sugerir una cirugía correctiva que consiste en colocar un soporte protésico alrededor de la tráquea para fortalecerla.

Tos de la perrera

La tos de las perreras es una infección bacteriana o viral que irrita las vías respiratorias y las hace extremadamente sensibles. La tos de las perreras tiene una variedad de síntomas y es altamente contagiosa. Si tu perro parece enfermo, pregúntate:

Si la tos es leve, los antibióticos no son necesarios y limitar los paseos es todo lo que se necesita. Evita a otros perros ya que es altamente contagioso. Puedes esperar que los síntomas duren de dos a cuatro semanas.

Problemas respiratorios relacionados con las vías respiratorias y los pulmones

La inflamación de las vías respiratorias del tracto respiratorio, la presión sobre los pulmones o el líquido dentro de los pulmones puede causar una respiración rápida.

Enfermedad de las vías respiratorias alérgicas (asma)

Al igual que las personas los perros pueden sufrir de asma. Para ver si tu perro tiene asma, pregúntate:

  • ¿El perro está jadeando mientras respira?
  • ¿Ha tenido episodios en el pasado?

El asma varía de leve a mortal. Si tu perro está respirando rápidamente, y parece estar relacionado con el asma, mantenlo fresco y llévalo al aire fresco y limpio. Luego busca ayuda veterinaria urgente.

Rigidez de las vías respiratorias

Ciertas razas, como los West Highland terriers blancos o Westies, pueden sufrir rigidez de las vías respiratorias a medida que envejecen. Tienen constantemente una respiración áspera al descansar y jugar. Pregúntate:

  • ¿Es tu perro mayor?
  • ¿Es una raza pequeña?

La medicación a largo plazo con broncodilatadores (medicamentos que abren las vías respiratorias) puede retardar la progresión.

Terrier blanco

Inhalación de humo

La exposición al fuego irrita las vías respiratorias y causa una fuga de líquido en los pulmones. Considera las siguientes preguntas para ayudar a determinar tus próximos pasos:

  • ¿Ha estado el perro en un incendio de cualquier clase recientemente?
  • ¿Su pelaje huele a humo?

Si cualquiera de estos parece ser el caso, lleva a tu perro al aire fresco. Si su respiración no mejora rápidamente, busca ayuda urgente.

Enfermedad pulmonar

Aquí el propio tejido pulmonar es la fuente del problema. Estos problemas reducen la capacidad del pulmón para funcionar correctamente. Para hacerles frente, el perro toma más respiraciones para compensar la diferencia. El perro llegará a un punto en el que ya no podrá hacer frente y colapsará, por lo que es esencial un tratamiento rápido.

Cáncer

El cáncer de pulmón primario es raro en el perro. Más común es una propagación secundaria de otro cáncer. Considera:

  • ¿El perro tiene un tumor en otro lugar, como un bulto mamario?

Si crees que el cáncer podría estar causando la respiración rápida de tu perro, habla con tu veterinario sobre el tratamiento para esta posible complicación.

Infecciones parasitarias

Encabezando la lista de los peores están el gusano del corazón y la lombriz pulmonar. Estos parásitos migran a través de los pulmones, causando daños en los tejidos e interfieren con la circulación sanguínea. Pregúntate:

  • ¿Está el perro al día con sus medicamentos preventivos para el parásito del corazón?

Tratar el gusano del corazón es complejo y peligroso, y que un veterinario está en la mejor posición para ayudar a su perro.

Neumonía

Una infección en el pecho puede asentarse en los pulmones causando dificultades respiratorias

  • ¿Ha perdido el color el perro recientemente, tiene fiebre o se niega a comer?
  • ¿Tienen una tos húmeda?

El perro requiere antibióticos, así que visita al veterinario con urgencia.

Hemorragia pulmonar

Un trauma puede hacer que se formen coágulos en los pulmones. Si tu perro ha sufrido recientemente una caída intensa, una patada o un accidente de tráfico, debes consultar a su veterinario de emergencia de inmediato.

Pulmones comprimidos

A veces, los pulmones están sanos, pero están comprimidos y no pueden llenarse de aire, lo que conduce a una respiración rápida. Estas condiciones requieren ayuda de emergencia. Si no se tratan, es poco probable que el perro se recupere. Sin embargo, el tratamiento puede salvarle la vida y en muchos casos es curativo.

Neumotórax

Una herida penetrante, como la mordedura de un perro, permite que el aire escape al pecho. Sin un vacío alrededor de los pulmones, no pueden llenarse de aire. Considera lo siguiente:

  • ¿Ha estado el perro involucrado en una pelea o accidente?
  • ¿Su respiración está angustiada?

Cubre cualquier herida obvia en el pecho para proporcionar un sello de aire y luego busca asistencia veterinaria de emergencia.

Derrame pleural

Más común en los gatos que en los perros, la acumulación de líquido alrededor de los pulmones se denomina derrame pleural. El líquido aplasta físicamente los pulmones, evitando que se llenen de aire. Los derrames más comunes están relacionados con la presencia de un tumor, sangre, pus o quilo. Pregúntate:

  • ¿El pecho del perro se ve inusualmente redondo o se siente duro?

Un veterinario necesita tomar imágenes del tórax para verificar si hay un derrame y luego drenar en condiciones asépticas. Luego, para evitar la recurrencia, se debe identificar la fuente del fluido.

Hernia de diafragma

Si el músculo que separa la barriga del pecho se rompe, el contenido abdominal entra en la cavidad torácica y comprime los pulmones. Esto se llama hernia diafragmática. Si tu perro ha estado en un accidente reciente o se ha caído, mantenlo tranquilo. Busca atención veterinaria inmediatamente ya que el diafragma requiere reparación quirúrgica.

Relacionado con el tracto no respiratorio

A veces, los pulmones son las víctimas inocentes que se encuentran atrapadas en una situación por causas ajenas. La respiración rápida muestra que el perro está luchando de alguna manera, ya sea física o psicológicamente. Donde sea posible, identifica y corrige el problema. Donde las causas no son obvias o cuando el perro no mejora, busca ayuda veterinaria urgente.

Corazón y circulación

Cuando el corazón no bombea adecuadamente, el líquido se acumula en los pulmones y dificulta el intercambio de gases. Esto podría ser un problema si:

  • El perro tiene una tos que empeora por la noche.
  • Está más cansado de lo habitual.

Las exploraciones del corazón pueden identificar la naturaleza exacta de la enfermedad cardíaca y ayudar a su veterinario a comenzar el tratamiento adecuado.

Perro bajo la manta

Anemia

La anemia, que es una escasez de glóbulos rojos, significa una falta de capacidad de transporte de oxígeno. Para compensar, los pulmones trabajan más duro. Si las encías de tus perros se ven pálidas o blancas, deberías ver a tu veterinario. Se puede requerir una transfusión de sangre mientras el veterinario diagnostica la causa de la anemia.

Fiebre

Al haber una fiebre, un perro jadea para perder calor. Si la temperatura de tu perro es superior a 103 °F (39.4 °C) o sus encías se ven de color rojo ladrillo, esta podría ser la causa de su respiración rápida. Los antibióticos, los medicamentos para bajar la fiebre y los líquidos intravenosos pueden ayudar a tu perro a vencer la fiebre.

Golpe de calor

Los perros no sudan y su principal forma de perder calor es jadear. Si sospechas de un golpe de calor, lleva al perro a un lugar fresco, moja sus patas y ofrécele agua para beber. Si se ha colapsado o no mejora en unos minutos, visita a un veterinario con urgencia.

Náuseas

Sentimientos de enfermedad debido a enfermedad o mareo causarán jadeo.

  • ¿El perro tiene diarrea o malestar estomacal?
  • ¿Es el perro problemático para los viajes?

Si el perro tiene malestar estomacal, quítale temporalmente la comida y ofrécele pequeños sorbos de agua. Si el vómito se repite o persiste durante más de cuatro horas, busca atención veterinaria. Para el mareo por el movimiento de un transporte, la buena noticia es que ahora hay un excelente medicamento (Cerenia) disponible con tu veterinario, que detiene las náuseas pero sin sedar a tu perro.

Vientre hinchado

Un abdomen agrandado ejerce presión sobre el diafragma evitando respiraciones profundas. Esto podría deberse a una hinchazón o una acumulación de líquido en el abdomen.

  • ¿Tiene el vientre de tu perro una forma inusual?
  • ¿Está sintiéndose mal?

Esto puede indicar un problema potencialmente grave que afecta el corazón, el hígado o el bienestar general. La atención veterinaria es esencial.

Causas metabólicas

Las condiciones como la diabetes o la enfermedad de Cushing causan cambios en los electrolitos que provocan jadeo.

  • ¿Los hábitos de comer o beber del perro han cambiado recientemente?
  • ¿Parecen descoloridos?

Los signos son bastante generales y un diagnóstico requiere análisis de sangre para identificar el problema.

Por comportamiento

A veces, la respiración rápida es una respuesta de comportamiento y no está directamente relacionada con un trastorno físico.

Ansiedad o dolor

Cuando tienes miedo o dolor, el cuerpo entra en modo de "luchar o huir" y libera adrenalina y cortisol. Estos ponen al cuerpo en un estado de alta excitación, listo para defenderse o correr.

  • ¿Está el perro mostrando otros signos de estrés, como lamer los labios, encogerse o evitar el contacto visual?
  • ¿Está el perro cojeando o parece incómodo?

Es importante identificar la razón de la ansiedad o el dolor, así que busca la ayuda de un conductista o veterinario.

Ejercicio

Y por último, pero algo que no se debe pasar por alto, durante el ejercicio el jadeo satisface la necesidad de oxígeno adicional en el torrente sanguíneo.

No ignores la respiración rápida

Tu perro solo tiene algunas maneras de decirte que no se encuentra bien, de las cuales la respiración rápida es una pista importante. Otros signos vitales son encías pálidas o de color azul, falta de energía, tos, debilidad, pérdida de peso o hábitos alterados.

Como puedes ver en la lista anterior, hay muchas razones por las que un perro puede jadear, así que no seas para tu perro su médico de cabecera. En lugar de eso, si tienes un perro jadeante, hazle un favor y haz que un veterinario revise a tu mejor amigo.

Mi perro respira muy rápido ¿Qué significa?