Resources, Advice & Tips for Covid-19
Read More

Opciones en los medicamentos anti ansiedad caninos

Dra. Clare Deming, MVZ
Perro de aspecto preocupado

Al igual que las personas, los perros pueden tener ataques de ansiedad o fobias. Se estima que el 17% de los perros sufren de ansiedad por separación, mientras que las fobias, la agresión y los trastornos compulsivos también suelen estar relacionados con un trastorno de ansiedad subyacente. Existen medicamentos y otras opciones para caninos que sufren de ansiedad.

¿Cuáles son las opciones?

Si bien el mito popular es que los medicamentos para la ansiedad solo se deben usar como último recurso para tratar la ansiedad en los perros, es un concepto erróneo que puede provocar una mayor ansiedad para tu amigo canino. En su blog, Sara Reusche, técnica veterinaria certificada y entrenadora profesional de perros certificada, indica que los medicamentos contra la ansiedad pueden ayudar a proporcionar un alivio rápido de la ansiedad de tu perro mientras se inician pasos adicionales de modificación de la conducta y entrenamiento. Además, hay muchos productos no farmacéuticos disponibles que pueden ayudar a aliviar la ansiedad.

Medicamentos específicos para la ansiedad del perro

Al igual que con cualquier medicamento recetado, debes consultar con tu veterinario acerca de los síntomas individuales y las necesidades de tratamiento de tu mascota. Aunque se usan varios medicamentos para tratar la ansiedad, se pueden agrupar principalmente en tres categorías diferentes, en función de sus mecanismos de acción. Estas categorías de medicamentos recetados incluyen:

  • Benzodiazepina
  • Antidepresivos tricíclicos
  • Inhibidores selectivos de la reacumulación de serotonina

Benzodiazepina

Esta clase de medicamentos incluye al diazepam (Valium), alprazolam (Xanax), clordiazepóxido (Librium), lorazepam (Ativan) y clonazepam (Klonopin). Según el Manual de medicamentos veterinarios de Plumb, se desconoce el mecanismo de acción exacto de estos medicamentos, pero puede implicar la modulación de los niveles de serotonina, ácido gamma-aminobutírico (GABA) o acetilcolina en el sistema nervioso central.

  • Uso: Todos los medicamentos de benzodiazepina comienzan a tener efecto rápidamente, pero funcionan mejor cuando se administran antes de un evento que es probable que provoque ansiedad. Se utilizan comúnmente para tratar las fobias a las tormentas o a los fuegos artificiales. También se pueden usar junto con otros medicamentos para tratar el pánico grave en los perros con ansiedad por separación.
  • Efectos secundarios: Los efectos secundarios de esta clase de medicamentos pueden incluir aumento del apetito, insomnio, sedación o aumento de la ansiedad.
  • Precauciones: no se recomiendan para uso en problemas de conducta relacionados con la agresión y también pueden afectar el aprendizaje y la memoria, por lo que es posible que deban usarse solo para el tratamiento a corto plazo.
  • Monitoreo: tu veterinario generalmente recomendará un análisis de sangre para controlar el hígado y los riñones mientras tu perro está recibiendo un medicamento de benzodiazepina.

Antidepresivos Tricíclicos

Los antidepresivos tricíclicos son medicamentos como la amitriptilina (Elavil o Tryptanol), la clomipramina (Clomicalm o Anafranil), la doxepina (Aponal), la imipramina (Antideprin o Deprenil), la desipramina (Norpramin o Pertofrane) y la nortriptilina. El Manual de medicamentos veterinarios de Plumb informa que estos medicamentos funcionan aumentando los niveles de serotonina y norepinefrina, causando sedación e incrementando la actividad anticolinérgica.

  • Uso: estos medicamentos se usan más comúnmente para perros que tienen ansiedad en situaciones más frecuentes y cotidianas. Pueden tomar de dos a tres semanas para empezar a ser efectivos, y un antidepresivo tricíclico en particular puede funcionar mejor que otro para un perro específico. La clomipramina se usa a menudo para los casos de ansiedad por separación.
  • Efectos secundarios: los prescritos con mayor frecuencia para los perros son la clomipramina y la amitriptilina. Los efectos secundarios pueden incluir aumento de la sed, aumento de la micción, diarrea o vómitos.
  • Precauciones: Estos medicamentos pueden tener interacciones peligrosas con el amitraz, un repelente de pulgas y garrapatas de uso común.
  • Monitoreo: al igual que con la clase de medicamentos de la benzodiazepina, generalmente se recomienda el monitoreo del hígado y de los riñones.

Inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina

Los medicamentos en esta categoría que se usan en los perros incluyen fluoxetina (Reconcile o Prozac), paroxetina (Paxil), sertralina (Zoloft) y Fluoxetina (Luvox). Según el Formulario de animales pequeños de la Asociación Británica de Animales Pequeños, estos medicamentos funcionan aumentando la disponibilidad de serotonina en el sistema nervioso central.

  • Uso: Se pueden usar para tratar trastornos de miedo, conductas compulsivas y ansiedad por separación. Al igual que los antidepresivos tricíclicos, es posible que estos deban administrarse durante unas semanas antes de que sean efectivos. Es importante asegurarse de no omitir una dosis.
  • Efectos secundarios: la medicación más comúnmente prescrita en esta clase para perros es la fluoxetina, que se formula en diferentes tamaños. Los efectos secundarios pueden incluir letargo y somnolencia, disminución del apetito, malestar estomacal o aumento de la agresión.
  • Precauciones: estos medicamentos no deben usarse en combinación con inhibidores de la monoamino oxidasa, que incluyen la selegilina y ciertos productos para pulgas y garrapatas que contienen amitraz.

Buspirona

La buspirona es el único tipo de medicamento agonista de serotonina utilizado en especies veterinarias. Según el formulario de animales pequeños de la Asociación Británica de Veterinarios de Animales Pequeños, funciona aumentando los niveles de serotonina, pero a través de un mecanismo diferente al de los ISRS. Este medicamento puede tardar tres semanas en ser efectivo, y los efectos secundarios incluyen sedación, ritmo cardíaco bajo y malestar estomacal, aunque el medicamento generalmente es bien tolerado.

Trazodona

La trazodona es un antidepresivo que puede funcionar como un antagonista de la serotonina y un inhibidor de la recaptación. A menudo se usa junto con otros medicamentos para proporcionar los mismos beneficios que una benzodiazepina. La trazodona se usa para tratar la ansiedad, el miedo a la agresión y otros tipos de problemas de conducta en los perros.

Terapia multidrogas

No siempre es posible tratar el trastorno de ansiedad de tu perro con un solo medicamento. Hay varias opciones disponibles para combinar medicamentos de manera segura para ayudar a lograr el efecto deseado para tu perro. Siempre consulta a tu veterinario acerca de los efectos secundarios específicos y las preocupaciones sobre la combinación exacta de medicamentos que te recetó para tu perro.

Una nota sobre la acepromazina

Históricamente, la acepromazina es un medicamento que se ha usado con frecuencia para tratar la ansiedad en los perros. Es un tranquilizante de fenotiazina y se puede usar como parte de un protocolo anestésico o para perros con trastornos respiratorios. Ha caído en desuso para su uso en el tratamiento de la ansiedad canina porque ahora hay medicamentos más nuevos y más eficaces disponibles. También puede causar efectos secundarios no deseados, como aumento de la sensibilidad al ruido, disforia o sedación prolongada. La Acepromazina tiene un efecto mínimo en la ansiedad y simplemente seda a tu perro para que solo esté menos ansioso, sin tratar el problema inicial.

Opciones de medicación contra la ansiedad del perro de venta libre

Hay varios productos de venta libre que también pueden ayudar a tratar la ansiedad en perros disponibles. Tales medicamentos para calmar la ansiedad del perro pueden incluir feromonas, nutracéuticos o suplementos.

DAP- Feromona apaciguadora del perro

Una feromona es una sustancia natural producida por un organismo que puede provocar una respuesta social en otro miembro de la misma especie. DAP es comúnmente recomendado por veterinarios y conductistas para ayudar a tratar la ansiedad canina leve. A menudo se utiliza como un medicamento contra la ansiedad para la ansiedad leve en las tormentas. Está disponible en un difusor, aerosol o collar, y no tiene efectos secundarios ni interacciones con los medicamentos. Bajo el nombre de marca Adaptil, este medicamento contra la ansiedad del perro está disponible sin receta en PetSmart y en otras tiendas de artículos para mascotas.

Harmonease

Este suplemento contiene extractos de Magnolia officinalis y Phellodendron amurense y demostró ser un 60% efectivo en un estudio de estrés relacionado con el ruido. No se han reportado efectos secundarios, y está disponible como una tableta masticable. Harmonease se puede comprar a varios vendedores, incluyendo algunas oficinas veterinarias o minoristas en línea.

Anxitane

El Anxitane contiene un aminoácido, L-teanina, que funciona en el sistema nervioso de tu perro, para ayudarlo a mantenerse tranquilo y silencioso. No debe usarse para trastornos de ansiedad severos, o en animales en los que la agresión sea un componente de su trastorno de conducta. Está fabricado por Virbac Animal Health y está formulado como una tableta masticable con sabor.

Composure

Composure es un suplemento masticable similar al Anxitane. Contiene L-teanina, pero también tiene dos ingredientes adicionales. Se supone que la tiamina ayuda al cuerpo a construir otros aminoácidos que ayudan a restablecer el equilibrio neuroquímico del sistema nervioso. El C3 patentado (complejo calmante de calostro) trabaja para reducir el estrés y mejorar la función cognitiva. No se han reportado efectos secundarios, y parece que a los perros les gusta el sabor.

Benadryl

En casos de ansiedad muy leve, tu veterinario puede sugerir el uso de Benadryl. El Benadryl tiene un efecto sedante que puede adormecer a tu perro, pero en realidad no alivia la ansiedad, por lo que, en el mejor de los casos, puede ser una solución temporal a corto plazo.

Signos de ansiedad en los perros

La ansiedad puede tomar muchas formas y mostrar síntomas que pueden ser inesperados. A menudo muchos problemas de comportamiento de los perros están arraigados en la ansiedad. Algunos de los signos comunes de ansiedad pueden ser:

  • Agresión hacia personas, perros u otros animales.
  • Problemas de entrenamiento de la casa
  • Jadeo excesivo, babeo o lamido
  • Comportamiento destructivo y masticación, especialmente alrededor de puertas, ventanas y jaulas
  • Ladridos fuera de lo común, así como lloriqueos excesivos.
  • Comportamiento inquieto con una incapacidad para establecerse y relajarse.
  • Comportamientos compulsivos, incluyendo lamer y masticar otros objetos o sus propios cuerpos
  • Lenguaje corporal estresado que incluye "ojo de ballena", parpadeo, lamer los labios, erección general, postura corporal "alerta" o baja, postura corporal "aplanada"
Perro masticando un zapato

¿Qué más puedes hacer?

A menudo, los perros con trastornos de ansiedad pueden no responder a un solo tipo de tratamiento. Recuerda consultar a tu veterinario si tienes inquietudes acerca de los medicamentos o suplementos que tu perro está tomando. Las técnicas de modificación del comportamiento también son vitales para el tratamiento general de la ansiedad en tu perro.

Opciones en los medicamentos anti ansiedad caninos