¿Puede un perro enfermo tomar medicina humana?

Kelly Roper, Escritora
mujer mirando medicamentos recetados

Si un perro se enferma, ¿podría tomar medicina humana? La respuesta no es tan fácil de dar. Sigue leyendo para aprender más sobre cómo las medicinas humanas comunes pueden afectar a nuestros amados caninos.

Pregunta: Si un perro se enfermara, ¿podría usar medicina humana?

El costo de la atención veterinaria profesional siendo lo costoso que es, hace que muchos dueños de mascotas a menudo se pregunten si pueden recurrir a su propio gabinete de medicamentos para remediar las dolencias menores de Fido.

Aunque de hecho puedes tratar algunas de las molestias de tu perro de esta manera, nunca es una buena idea seguir adelante sin al menos darle una llamada rápida al veterinario. Algunos medicamentos que los humanos encuentran perfectamente inofensivos cuando se administran en la dosis correcta, pueden causar distintos problemas de salud para las mascotas. En algunos casos incluso pueden matarlos.

Veamos algunos medicamentos comunes que todos mantenemos en nuestro botiquín y los posibles efectos que pueden tener en nuestras mascotas.

Aspirina

¿Quién no tiene aspirina a mano? Este simple analgésico atendía las necesidades humanas durante generaciones antes de que Tylenol y Advil llegaran a la escena.

La aspirina en realidad pertenece a un grupo de analgésicos denominados AINE: medicamentos antiinflamatorios no esteroideos. Además de calmar dolores y molestias, y reducir la fiebre, este medicamento también se usa para adelgazar la sangre. Si bien estas son buenas noticias para las personas, no son buenas noticias para los perros.

Los perros son sensibles a los AINE, y pueden desarrollar hemorragias internas y úlceras si la aspirina se administra incorrectamente. Sí, se puede usar para tratar afecciones dolorosas como la artritis canina, pero solo bajo la supervisión directa de tu veterinario, quien te recetará la dosis adecuada y la cantidad de tiempo para dejar pasar entre las dosis.

En la mayoría de los casos, los veterinarios prefieren usar aspirina para "bebés" y aconsejan dársela a tu perro con algo de comida para ayudar a proteger el revestimiento del estómago. La aspirina recubierta puede ser preferible en algunos casos.

Ibuprofeno

El ibuprofeno, a menudo vendido bajo el nombre de marca Advil, nunca debe administrarse a los perros. Tan poco como una sola píldora puede causarle una úlcera estomacal o daño al hígado. También se sabe que el ibuprofeno causa daño renal en los caninos.

Acetominofeno

El acetominofeno, a menudo vendido bajo las marcas comerciales Tylenol y Daytril, tiene el potencial de causar daño hepático en los perros. Aun así, a veces se prescribe en dosis bajas durante un período de tiempo limitado.

Medicamentos contra la diarrea

Tanto Pepto Bismol como Kaopectate a veces se usan como remedios caseros para la diarrea canina, sin embargo, la mayoría de los veterinarios recomiendan usar el tipo para niños en lugar de la fórmula para adultos. La dosis correcta depende del tamaño de tu perro, así que pregúntale a tu veterinario qué es lo adecuado para tu mascota.

Antiácidos

Tanto las tabletas Digel como las Tums se pueden usar para aliviar un dolor de estómago gaseoso, pero la medicación líquida es preferible porque representa un menor peligro de asfixia.

Dicho esto, es mucho mejor determinar la causa del trastorno digestivo de tu mascota antes de comenzar a enmascarar los síntomas. Una afección grave, como la torsión gástrica, puede parecer tratable al principio, pero a menos que se diagnostique en las etapas iniciales, es muy difícil de tratar. Deja que tu veterinario tome esa decisión.

Benadryl

Benadryl es beneficioso para perros que sufren de alergias con comezón y reacciones alérgicas a las picaduras de abejas. Como siempre, tu veterinario debe recetar la dosis, así que verifica primero antes de administrársela a su perro.

Si es bueno para los perros, ¿es bueno para los gatos?

Muchos dueños de mascotas tienen perros y gatos. Aunque podrían suponer que ambos pueden tomar los mismos medicamentos, esto simplemente no es el caso.

Como lo demuestra el reciente retiro de alimentos para mascotas, los gatos tienen sistemas mucho más delicados y, con mucha frecuencia, no pueden mover ciertos medicamentos y otras sustancias a través de sus cuerpos tan rápido como lo hacen los perros. Cuanto más tiempo estén presentes estas sustancias, más tiempo tendrá el cuerpo para absorber toxinas potenciales.

En muchos casos, un medicamento que simplemente haría que un perro se sintiera enfermo en realidad mataría a un gato, así que nunca asumas que puedes administrar los mismos medicamentos a ambas especies sin consultar a tu veterinario.

Más vale checar con el veterinario

Entonces, si un perro se enferma, ¿podría usar medicina humana? Como ya sabes, no hay una respuesta simple de sí o no. Depende mucho del tipo de medicamento y de la dosis adecuada para el tamaño de tu perro. ¿No vale la pena llamar a tu veterinario para asegurarte de que tu mascota estará absolutamente segura?

¿Puede un perro enfermo tomar medicina humana?