¿Qué hacer cuando tu perro no come?

Kelly Roper, Escritora
Perro se niega a comer alimentos

La pérdida de apetito, también conocida como anorexia canina, es uno de los problemas más comunes que preocupan a los dueños de los perros. La anorexia puede ser causada por una variedad de problemas de salud que van desde ansiedad leve o malestar estomacal a condiciones mucho más graves. Averigua cuándo llamar al veterinario.

Razones comunes por las que un perro deja de comer

Según Pedigree.com, los problemas psicológicos y físicos pueden hacer que un perro deje de comer. Aquí hay algunos ejemplos de ambos.

Problemas psicológicos

  • Ansiedad: los problemas relacionados con la ansiedad se encuentran entre las muchas razones por las que un perro puede dejar de comer. La ansiedad por la separación de su dueño es una causa común de falta de apetito en los perros. Muchos perros que sufren esta forma de ansiedad se rehusarán a comer mientras su dueño no esté, ya sea por una hora o por una semana. Otros sufren ansiedad con las tormentas eléctricas, fuegos artificiales u otros eventos ruidosos que desencadenan un ataque de nervios que puede afectar el apetito durante días.
  • Depresión: esta es otra razón común para que los perros pierdan el deseo de comer. La depresión en los perros sigue el mismo camino que en los humanos, a menudo es anunciada por el letargo, el malhumor y la pérdida de apetito. La depresión puede ser desencadenada por un evento como la pérdida de un miembro de la familia amado o un traslado de una casa a otra, o, como en los humanos, un desequilibrio químico puede ser el culpable. Los síntomas de depresión a largo plazo deben ser evaluados por un veterinario. Hay opciones de tratamiento disponibles que pueden ayudar a tu mejor amigo a recuperar su chispa.
  • Actividad reproductiva: en los perros machos, la pérdida de apetito a menudo puede ocurrir si hay una hembra en celo cerca. A veces, un macho puede obsesionarse tanto con el aroma de la hembra que no participará en actividades normales, como jugar, dormir o comer. La pérdida de peso a veces es bastante severa durante ese lapso y causa mucha preocupación. En general, la situación se resolverá por sí sola a medida que la hembra sale de su ciclo de celo, pero si tu perro ha perdido una cantidad dramática de peso, puedes ayudar a tentarlo preparándole un alimento especial, u ofreciéndole alguna comida que generalmente no se le permita y que le guste mucho.

Problemas físicos

  • Condiciones menores: a veces, un perro deja de comer por problemas físicos leves, como un malestar estomacal temporal, una lesión en la boca o problemas dentales. En estas circunstancias, cambiar a una dieta suave y húmeda y buscar ayuda para la afección subyacente generalmente hará que el perro se sienta lo suficientemente cómodo como para comenzar a comer nuevamente.
  • Indigestión: una pérdida repentina de apetito podría ser un síntoma de un problema de salud más grave. Si a tu perro le gusta meterse a hurtadillas en el cubo de basura, o comer plantas que no debe, esto puede causar una intoxicación leve que puede variar en severidad y durar de uno a dos días. Este tipo de gastroenteritis puede empeorar y producir vómitos, escalar a una intoxicación grave, y hasta resultar en un bloqueo intestinal que puede ser fatal. Es una buena idea llamar a tu veterinario si tu perro deja de comer después de un festín de basura a medianoche. De esta manera, puedes estar seguro de que tu fiel acompañante no ha comido algo que pueda tener efectos desastrosos.
  • Gusanos: los gusanos intestinales son otro problema de salud común que puede causar falta de apetito en los perros. Una infestación de gusanos puede hacer que los perros dejen de comer y, a menudo, se acompaña de letargo, debilidad y un abdomen hinchado. Un perro con estos síntomas debe ser visto por un veterinario para diagnosticar el parásito particular involucrado en darle a tu perro un tratamiento efectivo.
  • Principales problemas de salud: las afecciones graves que pueden causar una disminución del apetito incluyen problemas de tiroides, enfermedades cardíacas, enfermedades pulmonares y cáncer, entre muchas otras cosas. Es posible que no observes los síntomas que acompañan a esas afecciones en las etapas iniciales, por lo tanto, fíjate en cualquier disminución del apetito sin ninguna causa obvia.

Causas adicionales para la anorexia canina

Además de las causas mencionadas anteriormente, otros problemas que pueden hacer que un perro deje de comer incluyen:

  • Estrés
  • Clima excesivamente cálido
  • Dolor, por lo general debido a una lesión o afección articular como artritis
  • Virus o infecciones, como Parvo
  • Pancreatitis
  • Inflamación, también conocida como Vólvulo de Dilución Gástrica
  • Úlceras
  • Quimioterapia o tratamientos de radiación

¿Qué hacer si hay falta de apetito?

Si tu perro parece normal y no presenta otros síntomas, hay algunas cosas que puedes hacer para alentarlo a comer.

  • Trata de determinar si esta es una fase pasajera que desaparecerá por sí sola. Algunos perros se saltan una comida, pero son entusiastas en la próxima.
  • Prueba un cambio de comida. Algunas mascotas se cansan del mismo gusto día tras día.
  • Calentar la comida antes de servírsela puede atraer a un comedor exigente a comer.
  • Retén sus alimentos por un periodo de 12 a 24 horas. Permite que tu perro pase un poco de hambre y ve si eso lo anima a comer.
  • Mantén abundante agua fresca disponible en todo momento. Un perro sediento puede no querer comer.
  • Vigila a tu perro de cerca para determinar si está comiendo algo que no debería.

Cuándo preocuparse de que tu perro no está comiendo

Veterinario examinado a perro

Muchos perros ocasionalmente omiten una comida. Algunos incluso omiten dos comidas. Debes contactar a tu veterinario si tu perro se salta tres comidas o si ha pasado más de 36 a 48 horas sin comer. También debes ver a tu veterinario de inmediato si tu mascota presenta síntomas adicionales, como lo son:

Tú conoces mejor a tu perro

Nadie conoce los hábitos alimenticios de su perro tan bien como tú, así que usa ese conocimiento para ayudar a tu mascota. Si sabes que tu perro es quisquilloso, puede que no haya un motivo de alarma inmediato. Si sabes que normalmente es muy comilón, este cambio repentino en el comportamiento puede ser motivo de preocupación. No dudes en llamar a tu veterinario si sientes que realmente hay un problema.

¿Qué hacer cuando tu perro no come?