Síntomas de envenenamiento en perros

Dra. Lic. Amber L. Drake
Perro envenenado

Estar al tanto de los síntomas de la intoxicación canina puede salvar a tu mascota un día. Conoce los signos de advertencia de una posible reacción tóxica. Y siempre trata de mantenerte atento a lo que tu perro ingiere y/o entra en contacto. Un poco de atención puede ahorrar muchos dolores.

Formas comunes en que los perros se exponen a las toxinas

Aunque los casos de envenenamiento son relativamente raros en la vida de la mayoría de los perros, existen muchas oportunidades para que un perro entre en contacto con diversas toxinas. Una de las formas más comunes de envenenar a los perros es comiendo o bebiendo sustancias tóxicas. Esto puede variar desde un charco de anticongelante filtrado de un radiador dañado a un hongo que aparece en el patio durante la noche. Las toxinas también se pueden absorber a través de la piel, o se pueden liberar a través de la mordida o picadura de un insecto. En algunos casos, incluso pueden inhalarse en forma de gases nocivos.

Síntomas de advertencia de envenenamiento de perros

La gravedad de los síntomas de envenenamiento depende en gran medida del tipo de toxina involucrada y de la cantidad que llega al cuerpo del perro. Algunas toxinas tienen un efecto acumulativo y toman tiempo para acumularse en el sistema de un perro después de exposiciones repetidas. Esto significa que las primeras señales de envenenamiento pueden pasar desapercibidas o atribuirse a un perro que se siente "un poco indispuesto" En otros casos, la reacción puede ser inmediata y violenta cuando el perro presenta signos obvios de angustia.

Los síntomas de intoxicación canina pueden incluir cualquier combinación de los siguientes:

Pérdida de apetito

Un cambio en los hábitos alimenticios de un perro suelen ser la primera señal para muchas enfermedades. Tu perro puede no estar interesado en comer su alimento regular o incluso su merienda favorita. Si tu perro omite una comida y no muestra otros síntomas, esto generalmente no es motivo de preocupación. Si tu perro se salta comidas múltiples y/o tiene otros síntomas, contacta a tu veterinario inmediatamente.

Babeo

Babear es típicamente un signo de náuseas. Puedes notar a tu perro babeando excesivamente si está experimentando envenenamiento. Después del babeo excesivo, tu perro puede comenzar a formar espuma en la boca.

Vómitos

Esto puede ocurrir con o sin sangre, ya que algunas toxinas, como el veneno de rata, producen hemorragia interna. Si tu perro vomita, asegúrate de tomar una muestra para tu veterinario. Tu veterinario podrá determinar qué ingirió tu perro con la muestra que lleves al consultorio.

Muchos "papás" de mascotas sienten que si su perro no ha vomitado el veneno, deben inducir el vómito de inmediato. Esto no es correcto. Nunca debes inducir el vómito sin la aprobación de tu veterinario. Inducir vómitos puede causar más daño a tu perro, dependiendo de lo que lo haya envenenado.

Perro masticando y vomitando

Diarrea

Esta puede ocurrir con o sin sangrado, ya que a veces el sangrado es interno. Puedes notar que las heces son negras, verdes o amarillas. La diarrea a menudo es causada por una cantidad excesiva de agua que intenta eliminar las toxinas.

Erupción o irritación en el sitio de contacto

Esto generalmente ocurre cuando una toxina ha ingresado al torrente sanguíneo a través de la piel. Por ejemplo, si tu perro ha estado en contacto con la hiedra venenosa, puede desarrollar una erupción donde su cuerpo tocó la planta. Tú puedes notar:

  • Piel roja e irritada
  • Ampollas llenas de fluido
  • Hinchazón en la erupción
  • Picazón continua

Letargo

El comportamiento letárgico puede deberse a los efectos dañinos generales de la toxina, pero también puede ser una señal de que la toxina está afectando el músculo cardíaco. Si tu perro se siente letárgico, puede que no tenga ganas de ir a caminar o incluso levantarse. Notarás una extrema falta de energía. Si esto continúa por más de 24 horas, sin otros síntomas, comunícate con su veterinario lo antes posible. Si tu perro parece estar letárgico y el letargo se acompaña de vómitos y o diarrea, contacta a tu veterinario inmediatamente.

Pérdida de coordinación

Este síntoma suele ser una indicación de que el cerebro se ha visto afectado por una toxina ingerida. Tu perro puede toparse con objetos alrededor de la casa, caerse o tener dificultades para caminar. Esencialmente, parecerá mareado si ha perdido su sentido de la coordinación. El xilitol (que se encuentra en la mantequilla de maní), por ejemplo, puede causar falta de coordinación dentro de los 10 minutos posteriores a la ingestión.

Temblores o convulsiones

Los temblores o las convulsiones pueden ser un signo más de la participación del cerebro con la toxina. Durante una convulsión, tu perro puede:

  • Perder toda conciencia
  • Convulsionarse
  • Orinar involuntariamente
  • Defecar involuntariamente
  • Babear excesivamente

Dificultad para respirar

La disminución de la función cardíaca puede causar una acumulación de líquido en los pulmones que lleva a la dificultad para respirar. Si tu perro está experimentando dificultad para respirar, casi no podrá respirar. Si tu perro tiene dificultades para respirar notarás:

  • La cavidad torácica se mueve más de lo normal
  • Fosas nasales ensanchados
  • Cabeza y cuello extendidos
  • Respiraciones fuertes

Sensibilidad a la luz

Algunos venenos pueden hacer que un perro sea fotosensible. Tu perro buscará áreas oscuras para descansar si está experimentando sensibilidad a la luz. Los venenos que afectan el sistema nervioso pueden causar sensibilidad a la luz. Además de estar sensible a la luz, también puede estar sensible al tacto y al sonido.

Inicio de la falla orgánica

Los riñones, el hígado, el corazón y otros órganos pueden comenzar a cerrarse a medida que la toxina tiene pleno efecto.

Pérdida de consciencia

Este es un signo bastante severo. Tu perro no te responderá si pierde el conocimiento. Si notas que pierde la conciencia:

  • Pon las manos sobre su corazón y asegúrate de sentir el latido del corazón (hazlo también en casos en los que no responde y si entra en coma también)
  • Toma un video para mostrarle a tu veterinario
  • Contacta a tu veterinario inmediatamente

Comportamiento sin respuesta

El perro puede permanecer consciente, aunque parezca no ver ni escuchar nada a su alrededor. Puede no saber quién eres o dónde estás. Esta etapa también se conoce como 'estupor'. Esto puede ser extremadamente aterrador, pero haz tu mejor esfuerzo para mantener la calma. Tu perro necesitará tus cuidados y tu calma durante este tiempo difícil.

Coma

Este es un signo muy serio que podría indicar que la muerte es inminente. Si tu perro está comatoso, aparecerá como si estuviera durmiendo, pero no se despertará. No te rindas si tu perro está en este punto. El veterinario aún puede ayudar incluso si tu perro ha alcanzado el estado de coma (por supuesto, no queremos que llegue tan lejos). El veterinario realizará múltiples pruebas para determinar el mejor método para ayudar a tu perro.

Muerte

La muerte es la etapa final de la intoxicación. Si no contactas a un veterinario inmediatamente, tu perro puede terminar muriendo. Por esta razón es tan importante reunir la mayor cantidad de información posible sobre los síntomas de tu perro, recoger una muestra de materia fecal/vómito (si es posible) y determinar qué fue lo que ingirió.

Hay muchos venenos que pueden dañar a tu perro; sin embargo, los siguientes se clasifican como los más propensos a ser fatales:

  • Anticongelante
  • Cebo de caracol/babosa
  • Cebo de ratón/rata
  • Medicamentos recetados

Medidas que puedes tomar inmediatamente

  • Trata de identificar la toxina con la que tu perro haya estado en contacto. Este conocimiento podría ahorrarle a tu veterinario valioso tiempo en la formulación de un plan de tratamiento.
  • Llama a tu veterinario de inmediato y haz tu mejor esfuerzo para describir los síntomas exactos.
  • Sigue las instrucciones que te indique tu veterinario. Por ejemplo, la mayoría de los veterinarios te aconsejarán que te abstengas de inducir el vómito porque en realidad puede empeorar la situación. En otros casos, un veterinario puede aconsejarte que alimentes a tu perro con carbón activado para comenzar a absorber una toxina en particular. Sobre todo, nunca decidas cómo tratar a tu perro por tu cuenta sin el consejo explícito de tu veterinario.
  • Lleva a tu perro de inmediato a recibir tratamiento a menos que tu veterinario indique lo contrario.
  • Si tu veterinario no está disponible, llama al Centro de Control de Envenenamientos para Animales de la asociación protectora de animales de tu país.

Siempre peca por el lado de la precaución

Muchas veces los dueños de perros retrasan la búsqueda de tratamiento en casos de envenenamiento porque no están totalmente seguros de lo que sucedió. A largo plazo, es mejor buscar ayuda médica y descubrir que la situación no es tan grave como parece, en lugar de descubrir que ya es demasiado tarde para ayudar. Si sospechas que tu mascota presenta síntomas de intoxicación canina, llama a tu veterinario de inmediato.

Síntomas de envenenamiento en perros