Resources, Advice & Tips for Covid-19
Read More

Cómo actuar ante un terrier agresivo

Kelly Roper, Escritora
Jack Russell Terrier mostrando sus dientes

Tratar con un Terrier agresivo puede ser un desafío, pero cada perro se beneficia de aprender su lugar adecuado en el grupo.

Problema: Tratar con un terrier agresivo

Tenemos una mezcla de Jack Russell/Beagle de seis años (Morgan) y una Golden Retriever mestiza de quince años (Heidi). Hemos observado y adoptado los métodos de César Millan porque Morgan es un perro de rescate con algunos problemas de comportamiento (en su mayoría han mejorado mucho desde que seguimos los consejos de César). En nuestra casa, tratamos de mantener una jerarquía firme, conmigo como el alfa, mi novia la beta, luego Morgan, luego Heidi. Heidi es el polo opuesto de Morgan; ella tiene una personalidad muy pasiva/sumisa, por lo que estar al fin del grupo es una función natural de nuestra dinámica normal porque rara vez desafía a Morgan por algo.

El problema es que Morgan tiene una personalidad agresiva/dominante muy fuerte y parece buscar oportunidades para afirmar su dominio en la casa. Ella guarda la comida y los juguetes relacionados con la comida con una crueldad desagradable. Ella también es increíblemente terca; La corrijo constantemente siempre que su comportamiento se desvía de lo aceptable, pero ella es muy desafiante y, a menudo, lo intentará de nuevo en caso de poder salirse con la suya.

La mayoría de las veces, al menos en la casa, este problema ha sido resuelto. Sin embargo, cuando nuestra rutina cambia, ya sea al visitar a un perro o al salir a un lugar donde hay perros, se vuelve incontrolable. Ella ladra y gruñe y tira de la correa tanto que se ahoga con las patas delanteras del suelo. No solo es vergonzoso, sino que no podemos extinguir el comportamiento, por lo que muy a menudo tenemos que no sacarla o sacarla de la situación por completo. Ella ha mejorado mucho y puedo controlarla más utilizando los métodos de César, pero es tan terca que cuando es mala, la única opción es sacarla de la situación.

Mi primera pregunta es la siguiente: un familiar va al hospital para recibir tratamiento contra el cáncer y vamos a cuidar a su perro. Morgan no tiene la mejor historia cuando se trata de presentar un nuevo perro y nos preocupa qué hacer para que la transición sea más fácil y segura para todos los involucrados. En realidad, es una chica muy adorable y generalmente se lleva muy bien con Heidi, poniendo aparte sus problemas de comportamiento, (es decir, si Morgan fuera agresiva, nunca soñaríamos con invitar al nuevo perro a quedarse). Planeamos usar el método de César para introducirlos afuera e ir a una caminata de establecimiento de grupo antes de que puedan olfatearse entre sí, lo que permitirá a Morgan olfatear primero, etc., pero ¿hay algo más que podamos hacer una vez que los perros entren?

En segundo lugar, debido al sombrío pasado de Morgan, ella parece tener algún daño psicológico, que estamos tratando de rehabilitar. Se vuelve absolutamente loca cuando estamos afuera y ve tanto a personas extrañas como a otros animales, aunque después de un año de trabajar en eso, ha mejorado mucho en no ladrar a las personas, especialmente si le hablo cariñosamente antes de que comience. Esta es el área donde estamos perplejos; el comportamiento fuera de casa. Tengo la sensación de que lo que ella necesita desesperadamente es ser socializada con otros perros, pero su comportamiento es tal que dudo que alguna vez sea aceptada en una guardería para perros o en el parque para perros, etc. Incluso si ella fuera aceptada, yo lo temería mucho que ella se metiese en alguna pelea con el perro de otra persona. ¿Qué podemos hacer para que sea menos agresiva con otros perros y personas?

¡Muchas gracias!

Respuesta del experto

Hola Alena

Resulta que tengo mucho respeto por los métodos de César. Para enseñar a un perro, tienes que pensar de la manera en que lo hace el perro. Es por eso que los métodos de César son tan efectivos. Y como probablemente ya sabes, César siempre dice que no hay un calendario mágico. Tienes que seguir aplicando las correcciones de manera consistente hasta que el comportamiento problemático disminuya. Me parece que estás haciendo esto y que has visto algunas mejoras en el comportamiento de Morgan.

Creo que la caminata para el establecimiento del grupo es una excelente manera de comenzar las presentaciones entre Morgan y el perro de tu pariente. No te olvides de llevar a Heidi también. De esta manera, todos los perros pueden averiguar dónde encajan.

Una vez que estén todos en la casa, será una historia diferente porque Morgan aún tendrá su territorio en juego. Te sugiero que continúes con la caminata de grupo hasta llegar a la casa, haciendo los mismos tipos de correcciones que sean necesarias.

Creo que también es importante tener un lugar establecido para mantener al perro visitante con su propio espacio y caja, sy propio plato de comida, etc. Haz esto en una habitación en la que Morgan normalmente tiene poco interés. Asegúrate de solo sacar a los perros cuando puedas estar allí para darle a Morgan la corrección necesaria.

Honestamente, también tengo un Jack Russells, y no sé de qué manera podría bloquear totalmente esos instintos terrier de Scrappy. Sí, a Morgan le ayudaría una mayor socialización con otros perros en territorio neutral. Puedes hacerlo inscribiéndola en un centro de entrenamiento canino local. Ella sería evaluada por el personal primero para evaluar sus necesidades de capacitación y luego asignada a la clase apropiada. Creo que ella se beneficiaría enormemente del entrenamiento especializado.

Mantente al día con los métodos que estás utilizando actualmente y prueba las clases de entrenamiento canino. Creo que las dos cosas combinadas traerán más de los cambios de comportamiento que buscas.

Gracias por tu pregunta ~~ Kelly

Cómo actuar ante un terrier agresivo