¿A dónde llevar a nadar a mi perro?

Lic. Mychelle Blake, Master en Bienestar Social
Perro nadando en la piscina

Hay varios lugares donde puedes llevar a tu perro a nadar. Realmente depende de si solo estás buscando un lugar donde puedas refrescarlo y divertirte con tu perro, o si lo quieres llevar a nadar con fines terapéuticos.

Para refrescarlo

Si todo lo que necesitas es un lugar para que tu perro se refresque cuando el mercurio se eleve a niveles incómodos, considera una piscina para perros en tu patio trasero. Puedes elegir:

  • Una piscina para niños de una tienda departamental local
  • Un modelo de plástico resistente diseñado solo para perros

Dependiendo del tamaño de tu perro, es probable que no nade, pero simplemente descansará en aguas poco profundas y se mantendrá fresco y feliz. Para mayor diversión, enciende el rociador y deja que tu perro trate de atrapar las gotas de agua en el aire. ¡Más divertido, imposible!

Como terapia

Si deseas que tu perro nade por razones más terapéuticas, busca un centro de hidroterapia canina cerca de ti. Hay muchos en varios países y la mayoría tiene tarifas razonables.

Los centros de hidroterapia pueden ayudar a los perros con:

  • Afecciones articulares degenerativas como artritis o displasia
  • Lesiones que requieren terapia de rehabilitación
  • Problemas de obesidad

Por lo general, un centro de hidroterapia ofrece un baño de cinco minutos que equivale a una carrera de cinco millas. La diferencia es que nadar es más fácil en las articulaciones de tu perro que correr. Esta es una consideración importante si tu perro sufre de problemas conjuntos.

La hidroterapia canina ofrece beneficios

Quienes practican la hidroterapia canina obtienen muchos beneficios más allá del ejercicio. Se cree que la hidroterapia ayuda a todos los sistemas del cuerpo de un perro, tanto física como emocionalmente. Si bien es probable que no tengas para tu perro una sesión de natación gratuita, tu perro aún disfrutará de su tiempo en el agua, siempre que tenga tiempo para adaptarse a las técnicas utilizadas. Puedes encontrar centros de hidroterapia cerca de ti a través de la Association of Canine Water Therapy. También puedes ponerte en contacto con la oficina de tu veterinario local para pedirle una referencia, ya que a menudo refieren a los perros que han tenido problemas ortopédicos a clínicas de rehabilitación.

Otros lugares

Además de usar una piscina de plástico en el patio trasero o llevar a tu perro a un grupo de terapia, hay otras opciones para llevar a tu perro a un lugar para nadar.

Considera instalar una piscina

Si solo deseas un lugar para divertirte con tu perro amante del agua, puedes considerar la instalación de una piscina en el suelo para que tu perro la use bajo tu supervisión. Mascota10 tiene varias ideas a un precio razonable que tú mismo podrías hacer.

Piscina pública

Si tenerle una piscina personal a tu perro es más de lo que puedes manejar, intenta consultar con tu grupo público local. Las piscinas públicas generalmente no permiten perros debido a las regulaciones de salud pública. Sin embargo, algunas ofrecen un baño de final de temporada solo para perros y sus dueños. Estos eventos de natación son cada vez más populares y parecen estar apareciendo por todos lados. A menudo, las tarifas recaudadas en estos eventos se donan a refugios de animales u otras organizaciones benéficas relacionadas con mascotas. Verifica con el departamento de parques y recreación de tu ciudad o condado los eventos de natación canina en las piscinas públicas de tu área.

El parque para perros local

Comprueba si hay un parque para perros a poca distancia de tu ubicación que incluya una función de agua para que las mascotas la disfruten. Por ejemplo, si vives en el área de la Ciudad de México, DondeIr sugiere algunos lugares con servicio de alberca especializado para perros. También puedes consultar con tu departamento local de parques y recreación.

Playa pública más cercana

Perro nadando en el mar

Si no hay nada más disponible en tu área, consulta las playas públicas locales. Mientras que algunas playas imponen multas si traes un perro, otras alientan a los dueños de perros a traer a sus perritos y jugar en el agua. Deberás ser considerado y limpiar "los regalitos" de tu perro cuando vayas a una playa pública o cualquier otro lugar que permita que los perros jueguen. Ser cortés garantiza que el privilegio se mantenga para que disfruten otros amantes de los perros. Un buen recurso para encontrar playas aptas para perros cerca de ti es PetFriendlyTravel, que tiene un mapa interactivo. BringFido es otro sitio web de viajes de perros donde puedes buscar playas para perros por ciudad. El sitio incluye clasificaciones de usuarios útiles también.

Otros recursos para encontrar lugares para nadar

Yelp es un sitio web que puede proporcionar gran información sobre lugares locales con reseñas y fotos de personas que han estado allí con sus perros. Simplemente haz una búsqueda en "natación para perros" o "piscinas para perros" para ver qué puedes encontrar. Según el lugar donde vivas, hay grupos de Meetup para dueños de perros que incluyen salidas a lugares para nadar, entre otras actividades. Hablando con otros dueños de perros y profesionales de tu comunidad también pueden darte consejos sobre lugares para nadar cerca de ti. Es probable que las personas que tienden a involucrarse activamente con sus perros conozcan las mejores actividades en la ciudad. Ponte en contacto con el consultorio de tu veterinario, refugios locales y grupos de rescate, y entrenadores de perros para encontrar los mejores "charcos de agua" para tu perro. El personal de las tiendas de artículos para mascotas también tiende a ser una buena fuente de información sobre las actividades favorables para los perros en tu comunidad y puede aconsejarte sobre lugares donde tu perro puede nadar.

Seguridad de tu perro en el agua

Una vez que encuentres un lugar donde tu perro pueda nadar, entonces tendrás la responsabilidad de practicar la seguridad en el agua con tu mascota. No todos los perros son nadadores expertos, por lo que debes tener cuidado de introducir a tu perro al agua lentamente y asegurarte de que sepa cómo salir cuando haya tenido suficiente.

Considera un chaleco flotador

Nunca dejes a tu perro desatendido en el agua ni cerca de ella, y considera hacerlo usar un chaleco salvavidas para ayudar a tu perro a mantenerse a flote. Esto es especialmente importante para las razas que no les va bien en el agua. Los perros que son braquicéfalos o que tienen cabezas grandes, musculatura pesada y piernas cortas tienden a no poder nadar. Estas razas incluyen:

  • American Bull Terrier
  • Bulldogs americanos
  • Basset Hounds
  • Boxers
  • Bulldogs ingleses
  • Corgis
  • Dachshunds
  • Galgos
  • Pekinés
  • Pugs
  • Escoceses y Boston Terriers
  • Staffordshire Bull Terrier

Cuidados en la playa

Si debes llevar a estos perros al agua, asegúrate de sostenerlos en el agua y de proporcionarles algún tipo de dispositivo de flotación para que no se ahoguen. Juega a lo seguro en todo momento, y todos se lo pasarán en grande. Si llevas a tu perro a la playa, asegúrate de que no beba agua de mar, lo que puede ponerlo muy enfermo debido al contenido de sal y de algunas formas de algas. También deberías vigilar a tu perro, para que no se quede atrapado en las corrientes de resaca.

Cuidados en el lago

Nadar en un lago puede ser muy divertido, pero también puede ser peligroso para los perros. Aléjate de cualquier lago o estanque que tenga algas azul verdosas, que pueden ser severamente tóxicas. También existe la preocupación de contraer giardia por beber en estanques de agua estancados.

Seguridad primero

Un buen baño puede ayudar a tu perro a refrescarse, y es un gran ejercicio y diversión para él. Asegúrate de usar siempre un chaleco salvavidas en aguas más profundas, introduce a tu perro en el agua lentamente para que puedas evaluar qué tan bien nada y mantén a tu mascota a la vista todo el tiempo. Ten en cuenta estos consejos de seguridad, y tú y tu mascota disfrutarán de horas en el agua juntos.

¿A dónde llevar a nadar a mi perro?