Mastín francés

Kelly Roper, Escritora
Mastín Francés

El mastín francés puede parecer una masa amenazante de arrugas y papada, pero este perro tiene en sí mucho más de lo que parece. De hecho, los dueños describen a estos perros como verdaderos dulces. Sin embargo, eso no significa que sean pusilánimes. Son extremadamente leales a su gente, y harán todo lo posible para protegerlos del peligro. Aun así, el sello distintivo de esta raza es su naturaleza tranquila y confiable. Esa es definitivamente una cualidad que quieres en un canino tan poderoso.

Características del mastín francés

Apariencia

El mastín francés, también conocido como el Dogo de Burdeos, parece bastante intimidante, y realmente puede serlo si las circunstancias lo requieren. Estos perros tienen una apariencia rectangular con pecho profundo que se extiende hasta la mitad de su altura. Tienen colas bastante gruesas que se estrechan hasta un punto y se extienden hasta la parte posterior de sus corvejones. Su constitución es robusta y poderosa y su piel es gruesa, suelta y plegada en arrugas, sobre todo alrededor de las áreas de la cara, la cabeza y el cuello.

Machos:

  • Peso: mínimo de 110 libras (55 K)
  • Altura: 60 cm a 70 cm hasta el hombro

Hembras:

  • Peso: mínimo de 99 libras (50 K)
  • Altura: 57 a 67 cm hasta el hombro

La cabeza de esta raza es la parte más impresionante del conjunto. La cabeza ideal es enorme y está equipada con una nariz ancha y mandíbulas fuertes. El hocico es aproximadamente un tercio de la longitud de la cabeza, y hay una parada definitiva donde se encuentra con la frente del perro. La mordida es inferior, lo que significa que los dientes inferiores se colocan delante de los dientes superiores cuando la mandíbula está cerrada. Las papadas sueltas cuelgan del hocico y hacen que estos perros babeen. Los ojos son de forma ovalada y anchos. Su piel es bastante suelta y bastante gruesa con arrugas importantes en la cabeza, la cara y el cuello. Las orejas son relativamente cortas y cuelgan hacia abajo.

El pelaje del mastín francés es corto y sorprendentemente suave para un perro tan grande, y varía en color, desde leonado claro hasta leonado rojo. Estos perros pueden llevar una máscara negra o marrón o, a veces, ninguna máscara, pero la máscara debe limitarse a las zonas del hocico y los ojos y no extenderse hacia la cabeza. El color de la nariz debe coincidir con la máscara.

Paso

Este perro normalmente camina al trote con un movimiento muy libre, aunque es capaz de una gran velocidad en ráfagas cortas. Su cabeza tiende a estirarse y avanzar cuanto más rápido va. Sus patas delanteras deben moverse paralelas entre sí, al igual que las patas traseras, pero ambas tienden a converger hacia su centro a mayor velocidad. Cuando permanecen inmóviles, las patas traseras no deben doblarse una hacia la otra en los corvejones.

Temperamento

Dado que el mastín francés es un animal tan grande y poderoso, es imperativo que su temperamento sea estable y confiable. De acuerdo con el estándar del American Kennel Club, el espécimen ideal es muy tranquilo y no se despierta fácilmente a la emoción. El perro debe mostrar un afecto devoto hacia su dueño y comportarse como un buen compañero para toda la familia. A pesar de que este perro es un perro de guardia natural, la personalidad del mastín debe ser vigilante, no agresiva.

Mastín francés con pelota y mariposa

Socialización y entrenamiento

Este perro debe socializar bien como cachorro para nutrir el temperamento deseado. El viejo dicho, "comienza como quieres terminar", definitivamente se aplica aquí. Se consistente en tus reglas. No permitas que tu cachorro esté en los muebles ahora y tendrás un perro que se mantendrá alejado de ellos cuando crezca por completo. Del mismo modo, no toleres la mordida en el juego que podría conducir a algo más peligroso cuando sus enormes mandíbulas están completamente desarrolladas. Recuerda, lo que críes ahora será lo que al final tengas contigo.

Conviviendo con otros perros

Es cierto que estos perros no siempre aprecian compartir su hogar con otras mascotas, especialmente con otros perros, por lo que la socialización debe llevarse a cabo mientras aún son jóvenes y más manejables. También se debe tener en cuenta que los machos adultos encuentran especialmente difícil tolerarse mutuamente.

Entrenamiento de obediencia

El entrenamiento de obediencia también es imprescindible para establecer la relación adecuada entre el perro y el dueño. Si no tomas tu lugar como el líder de tu mastín, el perro pronto tomará ese lugar.

Entrenamiento de obediencia

Perros de trabajo

Los mastines franceses bien educados y entrenados en obediencia son adecuados para entrenarlos para trabajos de búsqueda y rescate, así como para perros de terapia.

Necesidades de ejercicio

Este mastín es realmente bastante ágil para su tamaño, y puede sobrevivir con una cantidad moderada de ejercicio. Una buena caminata diaria es suficiente para satisfacer sus necesidades, por lo que realmente puede estar muy bien en un hogar con un pequeño patio. Dicho esto, estos perros disfrutan de la actividad física y están bastante dispuestos a cargar pesas y participar en competencias de obediencia. Cuando estés considerando hacer ejercicio, no te olvides de la mente de este perro ni de su cuerpo. El ejercicio físico ayuda a eliminar el estrés y las calorías adicionales, y un cambio de escenario proporciona una estimulación mental muy necesaria que ayudará a evitar que este perro se aburra y muestre comportamientos destructivos.

Mastín francés corriendo en la nieve

Aseo

Debido a que las arrugas en la cara y el cuello pueden acumular humedad, es importante bañar a estos perros aproximadamente cada dos semanas para evitar el desarrollo de olores. Las arrugas faciales y los ojos deben limpiarse diariamente para mantenerlos libres de bacterias y desechos acumulados. La pérdida de pelo es solo moderada con esta raza, por lo que un buen cepillado un par de veces a la semana mantendrá la caída del pelo suelto al mínimo. Las orejas dobladas también deben limpiarse con un hisopo dos veces al mes, y las uñas deben mantenerse recortadas para ayudar al perro a caminar sobre sus patas correctamente y evitar daños en las articulaciones por tanto peso.

Es beneficioso establecer estas rutinas de aseo mientras el perro todavía es un cachorro, antes de que alcance su tamaño y fuerza.

Problemas de salud

El mastín francés enfrenta muchos de los mismos problemas de salud que otras razas grandes, incluyendo:

  • Enfermedad cardíaca: esto incluye los soplos cardíacos y la estenosis aórtica subvalvular.
  • Displasia: esta es una afección degenerativa de las caderas y los codos que causa dolor y cojera.
  • Entropion: el párpado inferior gira hacia adentro y hace que las pestañas se froten contra el ojo y dañen el tejido.
  • Hiperqueratosis: esta condición provoca la producción de exceso de queratina, que a su vez causa que las almohadillas de las patas y el tejido de la nariz se vuelvan gruesas y algo callosas.
  • Epilepsia: esta es una condición del cerebro que causa convulsiones recurrentes durante un período de tiempo.
  • Artritis: esta es una enfermedad degenerativa y dolorosa de las articulaciones que conduce a la pérdida de cartílago y al desgaste articular.
  • Torsión, también conocida como hinchazón: la causa de esta condición aún se desconoce, pero da como resultado una hinchazón y una distensión dolorosa del estómago que sella el órgano y conduce a una acumulación fatal de gases y ácidos estomacales.
  • Obesidad: el aumento excesivo de peso puede conducir a una serie de otras afecciones, como la diabetes y la enfermedad cardíaca.
  • Enfermedad renal: los riñones tienen una capacidad reducida para filtrar toxinas, y la afección finalmente conduce a insuficiencia renal total.

Esperanza de vida

Las razas grandes a menudo no viven tanto como las razas más pequeñas debido a la tensión que su volumen ejerce sobre sus órganos internos. Sin embargo, el mastín francés tiene una vida útil relativamente larga teniendo en cuenta su tamaño y los problemas de salud notados en la raza. La esperanza de vida promedio es de ocho a diez años, pero algunos perros viven aún más tiempo. Por supuesto, alimentar a este perro con alimentos de alta calidad, asegurándose de que haga ejercicio regularmente y brindarle atención veterinaria de rutina, contribuirá en gran medida a prolongar su vida.

Un poco de historia sobre el mastín francés

El origen no es exactamente claro

Nadie está completamente seguro sobre los orígenes de esta raza, pero abundan las teorías. Algunos creen que el mastín francés descendió de las razas de mastín europeo que posiblemente cruzaban con otros perros grandes de trabajo. Otros creen que estos perros son más probablemente los descendientes de los perros de guerra grecorromanos. Se especula que el mastín tibetano también jugó un papel importante en la fundación de la raza. Lo único cierto es que estos perros definitivamente pertenecen a la familia Mastiff.

Primeros ejemplares franceses

De acuerdo con la historia del AKC sobre esta raza, los primeros mastines franceses de Burdeos lucían un poco diferentes a los de la raza actual. Vienen en colores dorados y otros muchos tonos de pardo incluidos los atigrados. Si bien las marcas se consideran no deseables hoy en día y deben limitarse a un pequeño parche en el pecho y un toque en las patas, al inicio los Burdeos a menudo tenían marcas blancas más extensas. Sus mandíbulas no eran uniformes, y algunos perros en realidad tenían cortes donde los dientes superiores descansan frente a los dientes inferiores cuando las mandíbulas estaban cerradas. Hoy en día, se espera que estos perros tengan mordidas inferiores. También hubo cierta disparidad en el tamaño de la cabeza, con algunos linajes con cabezas mucho más pequeñas que otros. La cría de un solo tipo ha llevado a la apariencia moderna y más uniforme de la raza.

En el pasado, había tres "tipos" diferentes.

  • El tipo Burdeos - Este tipo era el más cercano al antiguo mastín francés, y mostraba el tipo de cabeza ahora familiar con parada distintiva.
  • El tipo de París - Estos perros se parecían a los grandes daneses, pero de construcción más pesada.
  • El tipo de Toulouse - Este tipo se parece mucho al de Burdeos, pero viene en diferentes colores, incluido el atigrado antes mencionado.

Traído desde el borde de la extinción

Una vez el perro guardián preferido de los tenderos y la élite, este mastín se enfrentó a una grave amenaza de extinción durante la Revolución Francesa y nuevamente durante la Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, la raza se revivió en gran parte debido a los esfuerzos del criador francés Raymond Triquet que, junto con un grupo de criadores diligentes, restablecieron la raza durante la década de 1960. Hoy, la población está creciendo más allá del bastión de la raza en Francia.

Criado para trabajar

Cualquiera que sea su historia, estos perros han servido como perros de ganado, bull-baiters, perros de guardia e incluso lucharon en las infames arenas romanas. Viven principalmente como mascotas de casa hoy en día, pero todavía disfrutan tener algún tipo de trabajo que realizar.

Reconocimiento oficial de AKC

A pesar de las antiguas raíces el Mastín Francés, éste no fue reconocido oficialmente por el American Kennel Club (AKC) sino hasta el 2008 y se conoce con el nombre de Dogue De Bordeaux. Algunas de las otras organizaciones que reconocen esta raza por cualquiera de sus nombres incluyen:

El estrellato trae reconocimiento

Antes de la película de 1989 Turner & Hooch, el mastín francés todavía era desconocido principalmente para gran parte del público en general. Beasly, la estrella canina de la película, trajo un gran reconocimiento a la raza que destacó muchas de las alegrías y desafíos de vivir con estos perros. Beasly falleció en 1992, pero su trabajo en la película todavía genera atención para la raza.

Libros sobre la raza

Si deseas leer más sobre el mastín francés Dogo de Burdeos, consulta estas referencias divertidas e informativas.

Clubes de raza

Los clubes de raza pueden ser recursos maravillosos para obtener más información sobre el Burdeos. Aquí hay algunos de los clubes más grandes que se pueden ver.

El mastín francés es un perro especial

Obviamente, el mastín francés no es una raza para todos y la propiedad de un gran perro como este nunca debería tomarse a la ligera. Los cachorros crecen rápidamente y el entrenamiento es una necesidad absoluta. Los costos de atención médica también son una realidad franca para esta raza. Haz tu investigación, visita varios criadores para obtener conocimiento de primera mano de estos perros, y solo decide traer uno a casa si planeas darle un hogar de por vida. Para obtener más información sobre la raza y los esfuerzos de rescate, visita DDBS.org.

Mastín francés