Síntomas de depresión en los perros

Kelly Roper, Escritora
Perro Border Collie deprimido

Al igual que las personas, los perros pueden deprimirse. Esto podría deberse a algún cambio en sus vidas, o podría ser un signo de una afección médica. Aprende cómo detectar los signos de depresión canina y qué puedes hacer tú para ayudar a tu perro a sobrellevar la situación y comenzar a sentirse mejor.

Signos comunes de depresión en los perros

Los signos de depresión en los perros son en realidad similares a los experimentados por las personas. Los perros tienen días tristes y malos estados de ánimo como las personas. Cuando tu mascota parece particularmente letárgica o parece estar deprimida en la casa o en el patio, es posible que se sienta deprimida.

Según Web Consultas, los síntomas de la depresión canina suelen incluir:

  • Retraerse: un perro deprimido puede dejar de interactuar con sus compañeros, incluidas sus personas especiales y otros perros en el hogar.
  • Volverse inactivo: es posible que el perro ya no muestre interés en pasear o jugar. También puede tender a moverse más despacio y a no parecer tener mucho propósito para su deambular.
  • Cambios en el apetito: el perro puede perder su apetito, y esto puede llevar a la pérdida de peso. Alternativamente, un perro deprimido podría comer más y comenzar a ganar peso.
  • Cambios en los hábitos de sueño: los perros deprimidos tienden a dormir más, pero algunos pueden sentirse más inquietos e incapaces de dormir bien.

Causas y tratamientos para la depresión.

Si puedes identificar qué es lo que provoca la depresión en tu mascota, aprenderás a detectar los síntomas antes. Esto te ayudará a descubrir cómo ayudar a tu mascota a sentirse mejor.

Cambios ambientales

Al igual que con las personas, los eventos que suceden alrededor de tu mascota pueden hacer que se sienta deprimido y ansioso. El Dr. Beaver también afirma que los cambios en el entorno de un perro o en las circunstancias de vida pueden desencadenar depresión y ansiedad. Por ejemplo, los perros pueden experimentar depresión y dolor cuando otra mascota o un miembro humano de la familia está enfermo o muere. Esto también es cierto cuando un miembro de la familia se aleja o cambia los horarios. Cuando termina el verano y tu perro está repentinamente solo la mayor parte del día después de tener niños durante todo el verano, pueden aparecer síntomas de depresión provocados por la ansiedad y la soledad de la separación.

Puedes contrarrestar algunos cambios en la vida de tu mascota prestándole una atención saludable. Por ejemplo:

  • Saca a tu mascota y dale un poco de estimulación mental.
  • Si tiene un juego o actividad favorita, trata de hacer tiempo para ello al menos una vez al día, pero preferiblemente en varios períodos a lo largo del día.
  • Si tu mascota está deprimida por la pérdida de un compañero canino, llévala al parque para perros para que pueda estar cerca de otros perros, o considera traer a casa un nuevo perro si esto es posible en tu situación.

Lo único que debes evitar es recompensar accidentalmente el comportamiento deprimido de tu mascota siendo demasiado empático.

El clima y los cambios estacionales

Según ABC Canino, los cambios en las estaciones pueden tener un impacto en el estado de ánimo de las mascotas, al igual que los períodos de mal tiempo prolongado. Por ejemplo, el estado de ánimo de los perros que viven en áreas donde ocurren huracanes puede verse afectado por el cambio en la presión atmosférica. Además, así como el inicio del invierno puede provocar un trastorno afectivo estacional en algunas personas, también puede afectar a los perros.

Depresión clínica

Los caninos también pueden sufrir desequilibrios químicos que conducen a la depresión crónica. El tratamiento para la depresión crónica del perro no es diferente del tratamiento para problemas similares en humanos. Según Karen Sueda, DVM, tu veterinario puede prescribir medicamentos antidepresivos para regular los síntomas. Estos podrían incluir:

  • Prozac
  • Clomicalm
  • Zoloft

Condiciones médicas

No pierdas de vista el hecho de que tu perro no puede decirte cuándo se siente enfermo. Muchas veces, los caninos muestran síntomas de depresión cuando hay algo físicamente mal con ellos. Los cambios de comportamiento pueden indicar la existencia de un problema médico. Por eso es tan importante buscar atención veterinaria si los síntomas de depresión no parecen ser provocados por un evento específico o si persisten durante un período prolongado. Tu veterinario puede realizar análisis de sangre y hacerle a tu perro un examen físico completo para determinar si existe una razón médica por la que tu mascota muestre signos de depresión.

Ayudar a tu perro a superarlo

Tan pronto como notes que tu perro experimenta síntomas de depresión inexplicables o prolongados, consulta a tu veterinario. Es importante verificar si tu perro está enfermo o tiene un desequilibrio químico que debe tratarse con medicamentos. Una vez que te hayas asegurado de que tu mascota ha recibido la atención veterinaria adecuada, puedes comenzar a analizar los factores ambientales que podrían tener un impacto en el estado de ánimo de tu mascota y ver qué puedes hacer para mejorar esas situaciones.

Síntomas de depresión en los perros