Cómo reconquistar a mi esposa

Paloma Corredor
Ganando el cariño de esposa

Si tu matrimonio ha pasado por una crisis y tu esposa se muestra fría, indiferente o interesada en coquetear con otros hombres, no te rindas. Los altibajos son normales y hasta saludables en una relación de pareja. Para superar este bache, lo que necesitas es comprender qué aspectos de la relación necesitan cambiar o sanar.

6 tips para recuperar la conexión con tu pareja

La prueba más dura para un matrimonio no son los problemas puntuales sino la convivencia diaria, donde siempre hay espacio para las fricciones, la rutina y las prisas. A diferencia de la etapa despreocupada del noviazgo, ya no hay tantas ganas ni energía para conversar y compartir. Pero es imprescindible recuperar momentos para fortalecer la unión. ¿Quieres saber cómo hacerlo?

Mantén viva la intimidad

Siempre debe haber un tiempo para hablar sobre asuntos que no tienen que ver con los hijos o con el día a día. Busca aunque sea media hora para compartir con ella tus inquietudes, proyectos, temores o simples anécdotas, y para escuchar lo que tu esposa tiene que decir. Si ya hace tiempo que cada uno se instaló en un rincón de la casa con su celular, rompan esa dinámica cuánto antes.

Revive el romanticismo

Es más que probable que durante esta etapa ella no tenga ganas de sexo y que te sientas dolido, tomándotelo como algo personal. Pero ese es el resultado de sentirse emocionalmente lejos de ti. Vuelve a encender la chispa del romanticismo para reforzar la conexión íntima. Una cena con velas, una copa de vino, bailar juntos, susurrar palabras de amor. Sí, suena a cliché… pero funciona. Después de años de matrimonio, tu esposa quiere seguir sintiéndose visible y deseada.

Comparte las tareas

El trabajo de organizar la vida doméstica suele recaer sobre las mujeres, y puede convertirse en una pesada carga mental. Así que si ella es quien se ocupa del hogar y de los niños, además de su trabajo, no te sorprendas si se muestra irritable y frustrada. Grábate a fuego que la casa es de todos y tu esposa no es la sirvienta de nadie. Incluso si creciste en un hogar donde todos los días te hacían la cama. Eso quedó muy, muy atrás. Asume tu responsabilidad y veras cómo ella se muestra mucho más cercana.

Hombre cocinando mientras su esposa mira

No te evadas de lo difícil

Muchos hombres tienden a escapar de los problemas y lo tedioso, que les resulta incómodo de afrontar. Y cuando llegan a casa solo quieren estar en paz y olvidarse de las tensiones de la oficina. Pues ¿sabes qué? Resulta que ellas también quieren relajarse. Tu esposa puede sentirse muy sola cuando tiene que cargar con todo y ver cómo tú no quieres saber nada. Si asumes tu parte, ella volverá a sonreír.

Vuelve a ser su amigo

Es inevitable que veas a tu pareja como la madre de tus hijos e incluso que en ocasiones, si tú también estás estresado o preocupado, ni siquiera la veas. Pero si quieres recuperar su amor, no te olvides de que ella es una mujer con un mundo propio. Recuerda a esa persona llena de vida, con aficiones e inquietudes que un día te enamoró. Dejen a los niños con alguien y váyanse a hacer algo divertido los dos solos.

Celebra los días especiales

Los días festivos o eventos especiales son un momento ideal para honrar el amor que les une. A veces estamos tan absorbidos por lo cotidiano que olvidamos lo más importante de todo: estar juntos, querernos, tener salud. Aprovecha el día de Navidad o Acción de Gracias para agradecerle a tu esposa su amor y su entrega. Si les invitan a una boda, pueden releer sus propios votos matrimoniales. Y aunque no haya ninguna fiesta a la vista, cualquier día de la semana es perfecto para pasar un rato juntos haciendo algo que les haga felices.

Cómo comprender los sentimientos de tu esposa

Hay muchos motivos diferentes por los que una mujer se puede distanciar de su esposo. No es lo mismo sentirse emocionalmente desbordada que buscar el coqueteo con otros hombres por aburrimiento o frustración. Antes de actuar, trata de comprender qué le pasa a tu pareja.

Si está deprimida o estresada

Debes darle importancia a todo lo que hace, y pedirle que te hable de por qué se siente tan mal. Tal vez estés acostumbrado a que tu esposa pueda con todo. La casa, la familia, el trabajo, etc. Pero si ella se siente desbordada por el estrés o una situación que la entristece, necesita que su compañero la comprenda, la apoye y la ayude. Así que permite que se desahogue y escúchala cuando te diga qué es lo que necesita de ti para sentirse mejor.

Si se muestra indiferente o distante

En este caso, puedes estar seguro de que se siente decepcionada o frustrada por algún aspecto de la relación. Es posible que vivas su frialdad como un rechazo hacia ti, pero trata de superar tu orgullo herido y habla con ella con intención de comprenderla, sin juzgarla ni atacarla. Ella podrá abrirte su corazón y expresar aquello que le hace sentir mal y querría cambiar. Si ambos se quitan la coraza tendrán una oportunidad de oro para crecer juntos como pareja.

Si coquetea con otros hombre

No mires para otro lado. Aunque te duela, ten una conversación con tu esposa para saber por qué está buscando atención en otros hombres. Ten el valor de mostrarle cuánto te duele esa situación. Pídele que te explique qué es lo que le aporta esa persona. ¿Tal vez es alguien que le hace reír y la evade de los problemas cotidianos? ¿O quizás la escucha y la comprende como ella necesita?

Enamorar de nuevo a tu pareja es posible si eres honesto

Sea cual sea el motivo de que tu esposa se haya distanciado, lo que nunca debes hacer es fingir que todo está bien cuando es evidente que no lo está. En el fondo de tu corazón sabes que las cosas no cambiarán mirando para otro lado o dejando pasar el tiempo. Las relaciones son delicadas y necesitan ser regadas con amor, comprensión y coraje para que florezcan. No evites las discusiones incómodas ni las cuestiones que te cuesta afrontar porque ni siquiera sabes cómo reconocer o expresar tus sentimientos. Esta actitud levanta un muro entre los dos que destruye la intimidad y la conexión. Precisamente detrás de esa barrera está la oportunidad de volverse a enamorar.

Cómo reconquistar a mi esposa