Consejos para disfrutar una relación interracial

Lic. Psic. Saleem Rana
Pareja que se toma un selfie

En este crisol de culturas, las relaciones interraciales son bastante comunes. Como muestran las estadísticas sobre las relaciones interraciales, el mundo está cambiando para mejor en este tema. A medida que las personas de diferentes razas se conocen mejor a través de los avances en los medios de comunicación y los viajes, las diferencias entre ellas se desdibujan naturalmente y las similitudes se hacen más obvias. Sin embargo, las relaciones interraciales pueden plantear desafíos únicos. Afortunadamente, el respeto y la comprensión mutuos pueden ayudar a resolver estos problemas.

Definición de una relación interracial

Antes el término "interracial" se refería a personas de diferentes colores de piel, generalmente dentro del mismo país. Hoy en día, también puede referirse a personas de diferentes etnias, aunque su piel parezca la misma. El mundo es cada vez más multicultural, y existen parejas "mixtas" de todas las variedades.

La importancia de la comprensión cultural

El choque cultural puede ocurrir en cualquier relación entre personas de diferentes orígenes, pero es más común en las relaciones interraciales. Un choque cultural es un conflicto que se produce cuando las personas creen en valores culturales diferentes, y cada uno considera sus valores como los "correctos".

La manera en que las personas son educadas influye en su visión de la vida, incluyendo sus ideas sobre los roles de las relaciones, las diferencias de género, el amor y el respeto. Para entender completamente a tu pareja, es importante que sepas de dónde viene. Vale la pena tomarte el tiempo para hacer las siguientes cosas.

  • Estudiar su país de origen.
  • Conocer a su familia, si es posible.
  • Hacer preguntas para definir sus ideas y creencias.

Antes de que tú decidas comenzar una relación con alguien de un origen étnico diferente, sería prudente revisar los pros y contras de las citas interraciales. Aunque el amor no tiene fronteras, también tienes que considerar si tus valores culturales son compatibles. Cuando hay un choque cultural, es difícil entender y llevarse bien con la otra persona.

Pareja que se toma un selfie

Establecimiento de la comprensión religiosa

Los problemas también son comunes en las relaciones entre personas con diferentes orígenes religiosos. La religión tiene una fuerte influencia en la vida de muchas personas, y las creencias religiosas definitivamente entran en juego en las relaciones. Por ejemplo, el Islam tradicional tiene ideas muy definidas sobre los roles de hombres y mujeres en el matrimonio. Una mujer no musulmana puede ser sorprendida y completamente desprevenida ante las expectativas de su pareja musulmana conservadora.

Si tú y tu pareja son de diferentes razas, así como de diferentes orígenes religiosos, es importante que hablen de esto antes de que tu relación se vuelva seria. Si ninguno de ustedes es particularmente religioso, probablemente esto no sea un problema. Sin embargo, si uno o ambos son extremadamente espirituales, esto podría convertirse en una diferencia explosiva.

Si tú tienes la intención de que esto se convierta en una relación a largo plazo, tú debes discutir:

  • Si tienen hijos, ¿qué religión seguirán?
  • ¿Se les permitirás a ambos elegir religión libremente?
  • ¿Si esperan que uno o ambos estudien la religión del otro?
  • ¿Si esperan que uno de ustedes se convierta?

Superar las barreras del idioma

A menudo se dice que los hombres y las mujeres hablan idiomas diferentes. Este tema es aún más obvio en las relaciones interraciales. A veces, las parejas de diferentes orígenes tienen formas radicalmente diferentes de hablar. Alguien de un país diferente, por ejemplo, podría no entender inicialmente un término de la jerga y podría ofenderse indebidamente. En otros casos, uno de los dos no es de habla nativa y se producen malentendidos.

Cuando se enfrentan a estos problemas, la paciencia y el sentido del humor ayudan muchísimo. Tómate también el tiempo para aprender el idioma de tu pareja. Esto no solo los ayudará con la comunicación, sino que también te demostrará cuán seriamente deseas que esta relación funcione.

Superar los problemas de las relaciones interraciales

No todas las relaciones interraciales encuentran problemas - mucho depende de la cultura en la que la pareja vive y socializa. La mayoría de los problemas se pueden resolver si no se toman demasiado en serio todas y cada una de las palabras y cada acción de los extraños y de las personas cercanas a ustedes por igual. Perdona a la gente por su ignorancia y escoge tus batallas cuidadosamente.

Pareja en la calle con aspecto serio

Ataques audaces o sutiles a la raza o cultura de tu pareja

Si bien es cierto que los racistas existen y aparentemente les encanta compartir sus opiniones tóxicas, a veces las palabras ofensivas provienen de personas que no se dan cuenta de que están siendo ofensivas en primer lugar. Las personas cercanas a ti pueden sentirse cómodas haciendo preguntas o declaraciones sobre la raza o cultura de tu pareja sin darse cuenta de que están promoviendo estereotipos que pueden considerarse ofensivos. La forma en que tú manejes esto depende del entorno y de tu propio deseo de educar a la gente:

  • Pide aclaraciones sobre la declaración o pregunta.
  • Diles que tú no puedes hablar ni por la raza ni por la cultura de tu pareja.
  • Explícales por qué la pregunta o afirmación fue ofensiva.
  • Termina la conversación y vete.

La ira dirigida hacia ti

Las personas de tu propia raza o cultura pueden transmitir enojo por el hecho de que hayas "abandonado" a tu "propia gente", de la misma manera que las personas de la raza o cultura de tu pareja pueden regañarte por haber sacado a uno de "su gente" de su grupo de posibles citas o uniones. E incluso si esto se presenta como una broma, sigue siendo algo agresivo e ignorante.

  • Reafirma tus sentimientos hacia tu pareja sin importar su raza o cultura.
  • Dile a la gente que no es asunto de ellos con quien elijas estar.
  • Asegura a la gente que tu pareja no les fue "robada" y que entró en la relación voluntariamente.
  • Termina la conversación y vete.

Gente sorprendida por su estatus

En un grupo, es posible que la gente no asuma fácilmente que ustedes dos son una pareja. Esto puede ser ciertamente molesto, especialmente si sospechas que las suposiciones de los que te rodean están arraigadas en el racismo o el elitismo cultural. Tú tienes muchas opciones para lidiar con esto, incluyendo, pero no limitado a:

  • Mostrar signos externos de su estatus como pareja (brazos alrededor del otro, tomarse de las manos, permanecer uno al lado del otro) según sea apropiado para el entorno.
  • Presentar a tu pareja como tu pareja.
  • Reírte y no poner demasiado énfasis en lo que piensan los demás.

Apropiación cultural

Un miembro de la pareja puede comenzar a asumir involuntariamente comportamientos de la otra persona - esto es común en las relaciones. Pero cuando esos comportamientos son partes arraigadas de la cultura de la otra persona, pueden llegar a ser ofensivos o parecer una apropiación cultural. Una conversación honesta entre las parejas acerca de por qué esos comportamientos son especiales para su cultura debería ser suficiente para aclarar el malentendido y, con suerte, hacer que la persona deje de comportarse así.

Mantener las identidades individuales es saludable

Si cualquiera de los dos miembros de la pareja (o ambos) se identifica fuertemente con un grupo racial o étnico, es vital que se le permita continuar la asociación con ese grupo. Para algunas personas, la raza y la etnia son elementos importantes de su identidad.

Para que las relaciones sean verdaderamente saludables, ambas partes deben ser libres de ser ellas mismas y de aceptarse mutuamente, según Margaret Paul, Ph.D. en un artículo publicado por el Huffington Post. Ninguno de los dos debería tener que cambiar sus normas culturales, religión o valores. En cambio, cada parte debe aprender a aceptar los antecedentes, la educación y las perspectivas del otro.

Parejas en el sofá comiendo palomitas de maíz

Conocer a la familia

Suponiendo que tú conoces a alguien de una raza diferente, pasas tiempo con él o ella, se enamoran y aprenden sobre las culturas el uno del otro. Si finalmente decides que estás listo para casarte, todavía tendrás un obstáculo que enfrentar: conocer a los padres y a la familia del otro.

Si tienes suerte, ellos entenderán completamente tus sentimientos y se alegrarán de que su hijo haya encontrado a alguien que lo ame y lo aprecie. Desafortunadamente, este es un mundo donde una actitud tan abierta y amorosa es la excepción y no la norma.

Aquí hay algunos consejos para ayudarte a responder preguntas incómodas o a lidiar con la hostilidad silenciosa.

  • Permanece abierto a la idea de que los padres pueden ser de mente cerrada. Pueden tener prejuicios muy arraigados en contra de que su hijo se case con alguien de una raza diferente. Pueden ser combativos o presentarse ante ti malhumorados y molestos. Cuando prepares tu mentalidad con anticipación, no tendrás que tomarte su prejuicio como algo personal. Sus opiniones negativas no tienen nada que ver con tu valor como persona.
  • Cuando hables con los padres, ten paciencia. Dales tiempo para adaptarse, cambiar sus expectativas o superar cualquier malentendido racial basado en estereotipos.
  • Sé amable y gentil. Esto hará que sea más difícil para ellos encontrar alguna culpa en ti. Es difícil disgustarse con alguien que es cálido, generoso y con buenas intenciones. Sus prejuicios comenzarán a perder fuerza y tendrán que replantearse sus opiniones sobre el asunto.
  • Recluta a los hermanos o parientes de tu pareja que estén a favor de su relación. Cuando los padres vean lo bien que el resto de la familia se está adaptando al cambio en la vida de su hijo, se verán obligados a revaluar sus propias perspectivas. Con el tiempo, es posible que dejen de creer que su hijo debe casarse con alguien que tenga el mismo color de piel.
Reunión de pareja con la familia

Cómo manejar a los amigos antagonistas

Es posible que tus amigos o los amigos de tu pareja no estén de acuerdo con tus planes. Francamente, esto no es un problema. Si estos amigos no están interesados en tu felicidad o en la felicidad de tu pareja, ¿realmente pueden ser considerados amigos? Piensa en ello. ¿Realmente quieres estar rodeado de gente que te juzgue y te condene, que cotillee a tus espaldas y que no le importen tus mejores intereses?

La clave es concentrarse en sus similitudes

A pesar de las diferencias, las personas son personas y el amor es amor. Si realmente has encontrado tu pareja, serás capaz de superar cualquier obstáculo. Aunque es importante reconocer y aceptar las diferencias, es más importante honrar sus similitudes. Todas las relaciones necesitan un término medio. Para una relación amorosa a largo plazo, es importante que compartas una perspectiva básica de la vida y que tengas valores similares. Con amor, respeto mutuo y una base sólida, ¡puedes superar cualquier cosa!

Consejos para disfrutar una relación interracial