Consejos sobre relaciones y engaños por Internet

Hombre en la computadora y mujer infeliz

El debate es sobre si una relación en línea constituye un engaño o no. El mundo de Internet ha abierto una puerta completamente nueva en el mundo de las citas y las relaciones. La asesora en relaciones y citas, Lori Gorshow, tiene muchos consejos para ayudar a lidiar con la infidelidad que se origina en línea.

Definición de infidelidad virtual

La antigua definición de un engaño solía estar limitada al acto físico de traición sexual por parte de una persona con otra persona que no sea su cónyuge o pareja. Con una mayor comprensión de lo que se necesita para mantener una relación comprometida (corazón, mente y cuerpo), la definición de traición se ha ampliado para abarcar el engaño emocional. El engaño emocional se define como, la traición por una persona con otra persona que no sea su cónyuge o pareja, a través de actos de pensamiento o sentimiento. Con la tecnología, el engaño ahora puede llevarse a cabo en persona, a través de un móvil o por una infinidad de medios en línea.

Engaño sin contacto físico

La principal diferencia entre el engaño tradicional y la traición emocional es el contacto físico real. Ambos tipos de engaños implican un lugar donde la gente se encuentra. Con la expansión de la tecnología, estos lugares de reunión ahora incluyen la computadora, así como el teléfono celular y un cambio en el uso del mismo, con esa intención, es una clara señal de infidelidad. Del mismo modo, la actividad sexual ahora puede tener lugar dentro de los confines de lugares separados, aunque las personas involucradas no se toquen entre sí.

Intimidad emocional en los engaños cibernéticos

Cuando alguien es infiel, él o ella se involucra en los mismos comportamientos, flirteo, conversaciones sexualmente sugestivas y secretas, independientemente de dónde se realicen los engaños. La conclusión es que la pareja infiel está prestando atención emocional y/o física a otra persona que no es su pareja. Cuando esto ocurre, el traidor se está alejando de la relación comprometida. Para demasiados, la intimidad emocional con una persona que no es su pareja a menudo conduce a una relación física real. Esto se debe en gran parte a que la relación emocional implica el intercambio de información personal con la otra persona. Cuanta más información se comparta, más cerca se siente a la otra persona y más probable es que desee el contacto físico y mayor intimidad.

Cómo se siente el traidor

Las personas involucradas en el engaño emocional a menudo no consideran su comportamiento como una infidelidad. Su argumento es que: "si no puedo ver o tocar a la otra persona, en realidad no es infidelidad". Para el traidor, la definición pasada de moda de un engaño y la infidelidad emocional son cosas diferentes. Prefieren pensar que la infidelidad está limitada a la traición del acto físico. Para ellos, las ubicaciones y los métodos que utilizan para comunicarse son irrelevantes.

Superar la infidelidad por Internet

Tu pareja puede amarte y tener comportamientos que te lastiman. En otras palabras, él puede amarte y engañarte al mismo tiempo. Puede que no esté de acuerdo contigo en que te está siendo infiel, pero eso no lo hace menos infiel. Si lo has confrontado y le has quitado los medios para ser infiel por Internet, como el acceso a una cámara web, pero continúa con su comportamiento, es un signo de un problema más profundo.

Cuando el engaño en línea es una compulsión

Esto sugiere que su comportamiento de engañar es compulsivo, lo que significa que tiene dificultades para controlarlo por su cuenta. Peor aún, el espionaje no lo hará detenerse; solo lo obligará a encontrar lugares secretos donde pueda continuar su comportamiento sin que tú lo descubras. Es poco probable que el comportamiento se detenga con el matrimonio y los hijos a menos que la persona infiel busque ayuda profesional.

Visitar un consejero

Analiza tus inquietudes con tu pareja y busca asesoramiento profesional con un experto que trate las adicciones sexuales y realice asesoramiento matrimonial. Deja que tu pareja sepa que la confianza entre ustedes dos ha sido destruida y para reconstruirla, él/ella tiene que comprometerse a trabajar en esto contigo. Déjale en claro que es necesario ver a un profesional para poder restaurar la confianza en la relación. Explica a tu pareja que trabajar con un profesional los guiará a ambos a determinar si su comportamiento es un engaño compulsivo y si se necesita intervención. Como mínimo, trabajar con un profesional les brindará tanto las habilidades como las herramientas para construir y mantener una relación honesta. Esto proporcionará la confianza para discutir problemas difíciles y trabajar para resolverlos.

Las relaciones cibernéticas dañan las relaciones

Incluso si tú y tu pareja deciden que la relación cibernética no cruzó la línea hacia el engaño o la infidelidad, el asunto cibernético ha dañado la relación del uno con el otro. La asesoría, como se sugiere, puede ayudar a superar esto y brindarles herramientas para avanzar de una manera saludable, sin importar si se mantienen juntos o no.

Consejos sobre relaciones y engaños por Internet