Estadísticas sobre el adulterio y la infidelidad

Lic. Gabrielle Applebury
Mujer pensativa

Las investigaciones actuales indican que tanto hombres como mujeres tienen la misma probabilidad de engañar a su pareja, una estadística que se inclinaba hacia los hombres en el pasado.

Divorcio y adulterio

Mientras que el adulterio ya no es un factor de ruptura en muchos matrimonios, la infidelidad es una de las razones más citadas por las que las parejas deciden divorciarse.

  • Los expertos de la revista Divorce Magazine señalan que entre el 45 y el 50 por ciento de las mujeres casadas y entre el 50 y el 60 por ciento de los hombres casados engañan a sus cónyuges.
  • Según la Asociación Americana de Psicología (APA), la infidelidad en los Estados Unidos representa entre el 20 y el 40 por ciento de los divorcios.
  • La APA también citó que el 42 por ciento de las personas divorciadas reportaron más de una aventura.
  • En una encuesta de Gallup, los investigadores anotaron que más de la mitad (sesenta y dos por ciento) de las parejas dijeron que dejarían a su cónyuge y se divorciarían si se enteraban de que su cónyuge tenía una aventura; el 31 por ciento se mantendría y no se divorciaría.
  • Sin embargo, en realidad, la revista Divorce Magazine señala que alrededor del 70 por ciento de las parejas permanecen juntas después de que se descubre una aventura.

El adulterio sigue siendo una de las razones más citadas para el divorcio. Según un estudio publicado por el Instituto Nacional de Salud, una de cada 88 parejas estudiadas citó la infidelidad como uno de los principales factores contribuyentes. Sin embargo, curiosamente, en la gran mayoría de las parejas que se divorciaron solo uno de los miembros de la pareja citaba la infidelidad como un problema importante.

Volver a casarse

Las estadísticas tampoco son favorables con relación a casarse con la otra pareja después del divorcio. Para ser justos, la mayoría de los segundos y terceros matrimonios fracasan sin importar por qué el primero terminó.

  • Los hombres que engañan raramente se divorcian de sus esposas y se casan con 'la otra mujer'. La Dra. Jan Halper, en su libro sobre hombres exitosos, señaló que solo el tres por ciento de los hombres que tenían relaciones extramatrimoniales se casaban con sus amantes.
  • Lo que es peor, de acuerdo con el notorio consejero matrimonial Frank Pittman, los hombres que se casan con sus amantes, tienen una tasa de divorcio de hasta el 75 por ciento.
  • Sin embargo, las mujeres son más propensas a iniciar el divorcio (por cualquier razón) de acuerdo con Psychology Today.
Hombre poniéndose el anillo de bodas

Religión e infidelidad

Las investigaciones que examinan el impacto de la religión en la infidelidad y el divorcio han ilustrado que la religiosidad parece aumentar la felicidad de la pareja y por lo tanto reduce la tasa de divorcio. También descubrieron que:

  • La religión no parece tener un efecto sobre la infidelidad en las parejas que han estado juntas durante al menos 12 años.
  • Otro estudio publicado en el Journal of Divorce and Remarriage indicó que para el 21 por ciento de los hombres, la espiritualidad predijo su bienestar luego de un divorcio debido a la infidelidad.
  • Un estudio diferente en la misma revista señaló que para el 38 por ciento de las mujeres, el bienestar espiritual predijo el ajuste luego del divorcio después de la infidelidad conyugal.

Finanzas y adulterio

Aunque hay una variedad de factores en cualquier relación que pueden llevar a un cónyuge a cometer adulterio, los estudios han encontrado que la inestabilidad financiera puede llevar a un comportamiento adúltero.

  • La Asociación Sociológica Estadounidense señaló que el 15 por ciento de los hombres que dependen financieramente de su cónyuge harán trampa.
  • El ASA también señaló que los hombres jóvenes son más propensos a engañar a su pareja si hay una discrepancia de ingresos financieros entre él y su cónyuge, y los hombres son menos propensos a ser infieles si generan por lo menos el 70 por ciento de los ingresos del hogar.
  • Curiosamente, lo mismo ocurre con las mujeres. Cuanto más gana una mujer, menos probabilidades tiene de cometer adulterio.

Edad e infidelidad

Una nueva investigación está ilustrando que las personas mayores son más propensas a engañar a sus cónyuges en comparación con sus contrapartes más jóvenes. El estudio titulado America's Generation Gap in Extramarital Affairs señaló lo siguiente:

  • A partir del 2004, los adultos de 55 años de edad y mayores de 55 informaron que eran adúlteros a tasas del seis por ciento más altas en comparación con los individuos más jóvenes.
  • En el 2016, el 20 por ciento de las parejas mayores mencionaron que habían sido infieles durante su matrimonio, mientras que el solo el 14 por ciento de las parejas menores de 55 años reportaron adulterio en su matrimonio.
  • La mayoría de las personas que engañan han estado casadas por 20 a 30 años y tienen entre 50 y 60 años.
  • A la edad de 70 años el adulterio tiende a disminuir.
  • Las personas nacidas entre 1940 y 1959 muestran las tasas más altas de infidelidad.
  • Las personas menores de 30 años y mayores de 70 eran las menos propensas a divorciarse después de una aventura en comparación con las que tenían entre 50 y 60 años.

Por qué la infidelidad lleva al divorcio

Engañar a la pareja puede hacer que ambos cónyuges se sientan confundidos, enojados y afligidos dentro del matrimonio. Las tasas de divorcio tienden a ser bastante altas después de que ha tenido lugar una aventura, y los estudios indican que alrededor de la mitad de los casos terminan en divorcio con muchas parejas mencionando que se han sentido traicionados. Si tú o tu pareja han sido infieles, tómense su tiempo para pensar bien si terminar el matrimonio o tratar de preservarlo es la mejor opción para ambos.

Estadísticas sobre el adulterio y la infidelidad