Lecciones de Marco Antonio y Cleopatra para tu relación

Mujer vestida de Cleopatra

Marco Antonio y Cleopatra forman una de las parejas más famosas de la historia. Ellos y su relación han dado mucho de que hablar. ¿Hay algo que podamos aprender de ellos para ayudar a nuestras propias relaciones de pareja? Aunque es probable que nunca se creen libros y películas sobre nuestras propias luchas amorosas, eso no significa que Marco Antonio y Cleopatra no puedan enseñarnos algunas lecciones. Incluso si no aprendes nada; sigue siendo una historia de amor muy interesante.

¿Quién fue Marco Antonio?

Marco Antonio fue un general romano y estadista durante el reinado de Julio César. Ganó fama como un hábil General y como gran orador. Era, en resumen, un hombre muy poderoso en el Imperio Romano.

Cuando Julio Cesar fue asesinado, Marco Antonio pudo persuadir a la gente para que se volviera contra aquellos que habían planeado matar a Cesar. Sin embargo, en lugar de tomar el mando de Roma, otros dos hombres se levantaron y los tres acordaron gobernar Roma juntos como un triunvirato. Marco Antonio estaba a cargo del Imperio Romano de Oriente, que incluía el moderno Medio Oriente, cerca de Egipto.

¿Quién era Cleopatra?

Cleopatra se convirtió en reina de Egipto cuando tenía 18 años. Su hermano de 10 años (con quien también estaba casada) fue co-gobernante de Egipto. Durante varios años, Cleopatra fue la gobernante dominante, pero eso cambió cuando su hermano conspiró contra ella. Fue expulsada de Egipto e iba a entrar en guerra con su hermano cuando Julio Cesar intervino y solicitó que la disputa se resolviera pacíficamente.

Sabiendo que Cesar decidiría quién tomaría el trono en Egipto, Cleopatra se introdujo de contrabando en los aposentos de César. Ella fue capaz de presentar su caso convincentemente mientras que también encantó al Cesar mucho más viejo que ella. Finalmente, Cleopatra regresó al trono de Egipto y también se convirtió en la amante de César. Los dos más tarde tuvieron un hijo juntos.

A medida que el poder de Cesar continuó creciendo, los romanos se volvieron cautelosos con Cesar, preocupados de que se convertiría en gobernante supremo de Roma junto con su reina extranjera, Cleopatra (Roma en este momento todavía estaba dirigida por el Senado en lugar de los emperadores). Esta desconfianza de su poder, junto con la desaprobación de su relación con Cleopatra, eventualmente llevó a la conspiración para asesinar a Cesar.

Marco Antonio y su relación con Cleopatra

Marco Antonio y Cleopatra se involucraron después de la muerte de Cesar. Marco Antonio quería extender su poder en el Imperio Romano del Este a través de la guerra, pero necesitaba asistencia financiera. Sabiendo que Cleopatra era muy rica, la convocó para reunirse con ella.

Como lo hizo con Cesar, Cleopatra fue capaz de encantar a Antonio y los dos se hicieron amantes. Cleopatra aceptó financiar las campañas de guerra de Marco Antonio y, a cambio, pudo mantener a Egipto independiente de Roma. Además, también obtuvo tierras que habían estado formalmente bajo el control del Imperio Romano.

Los dos amantes finalmente se casaron (a pesar de que ambos estaban casados con otra persona dentro de sus imperios separados) y tuvieron tres hijos juntos.

Una vez que el pueblo romano finalmente se enteró del trato que Marco Antonio hizo con Cleopatra, se indignaron. Con la ayuda de un miembro competidor del triunvirato, el Senado romano terminó declarando la guerra a Cleopatra y a Marco Antonio.

Cuando una batalla se hizo inevitable, Cleopatra convenció a Marco Antonio para librar una batalla naval, a pesar de que su ejército era más fuerte que su armada. Cuando comenzó la batalla, Cleopatra sacó sus barcos de la guerra y regresó a Egipto. MarcoAntonio la siguió, pero al hacerlo dejó a su marina sin líder y perdieron. Mientras tanto, su ejército también desertó, dejándolo impotente.

Cleopatra llegó a Egipto y actuó como si hubiera ganado la guerra, pero la farsa solo pudo durar mientras el ejército romano se trasladara a Egipto.

Al llegar a Egipto, Marco Antonio recibió información falsa de que Cleopatra había muerto. Aparentemente no podía soportar seguir viviendo y se suicidó. Marco Antonio vivió el tiempo suficiente, sin embargo, para ser llevado a donde se alojaba Cleopatra. Él murió en sus brazos.

Cleopatra estaba atrapada en su mausoleo. Trató de hacer un trato con Roma para salvar a sus hijos. Eventualmente, sin embargo, ella también se suicidó. Luego fue enterrada junto a Marco Antonio.

Lecciones aprendidas

Algunas leyendas dicen que Cleopatra era una mujer muy hermosa. Pero otras leyendas, junto con hallazgos recientes muestran que ella solo tenía un aspecto promedio. Esto significa que fue capaz de encantar a Cesar y Marco Antonio con su presencia, su inteligencia, su gracia y su habla.

Si bien la sociedad de hoy está muy orientada a la apariencia, es probable que Roma no haya sido demasiado diferente. Al tener confianza en sí misma, pudo iniciar relaciones con dos hombres poderosos.

Para quienes buscan comenzar una nueva relación, es bueno recordar que las apariencias no son lo único que importa. Cree en ti mismo y esa creencia se convertirá en realidad para los demás.

No sabemos si la relación entre Marco Antonio y Cleopatra fue realmente una relación amorosa, o si ella comenzó relaciones con él y con Cesar para ganar el trono y salvar a Egipto. Lo que sí se sabe es que finalmente sus planes se arruinaron al perder todo, incluida su vida.

Aprende de Cleopatra que debes salir y casarte con mejores razones que simplemente dinero, estado o poder. Todos eso pueden ser cosas que te sean quitadas. Solo el amor y un compromiso firme perdurarán a través de todas las sorpresas de la vida.

Lecciones de Marco Antonio y Cleopatra para tu relación