Posibles problemas de flirtear con tu jefe

Hombre y Mujer saludandose en el trabajo

Coquetear con el jefe no es nada nuevo. Desde que los hombres y las mujeres han podido estar juntos en un lugar de trabajo, ha habido una cierta cantidad de coqueteo. Algunos dicen que encontrar el amor en el lugar de trabajo es la mejor manera de encontrarlo. Otros dicen que un romance laboral con tu jefe es solo una receta para el desastre.

Coqueteando con el jefe

Hay varias razones normales y naturales por las que se coquetea con el jefe. Por ejemplo, el jefe es alguien con autoridad. El jefe es poderoso, experimentado, a veces mayor y más experimentado en la vida, y se ha ganado el respeto de sus subordinados. Esas cualidades son naturalmente atractivas. Si tu jefe te guía, puedes encontrar más cualidades sobre él o ella que respetas y admiras, lo que crea una base aún más sólida de por qué te sentirás tentado a flirtear.

Cómo saber si tu jefe está coqueteando contigo

Cualquier comportamiento casi nunca pasa desapercibido en un lugar de trabajo, por lo que las personas que te rodean pueden ser las primeras en señalar el coqueteo. Incluso si por lo general no te das cuenta cuando te están coqueteando, puedes comenzar a escuchar comentarios sobre cómo te favorece el jefe o cómo parece que el jefe pasa más tiempo en tu puesto de trabajo del que es necesario. Presta atención a estos comentarios, ya que proporcionan información valiosa desde una perspectiva externa.

Hombre y mujer hablando en la oficina

Señales de que el jefe está coqueteando

Cuando un jefe es particularmente amable y atento, puede dejar a algunos empleados preguntándose: "¿Está mi jefe coqueteando conmigo?" El truco es ver si todos reciben el mismo tipo de atención del jefe. ¿Se toma el jefe tanto tiempo con todos los demás como lo hace contigo? Solo recuerda ser realista en tu evaluación, ya que las cosas que pueden parecer extravagantes fuera del lugar de trabajo (atención adicional, estímulo, ofertas de almuerzo) podrían ser simplemente "lo normal" en ese tipo de trabajo. Cuando no puedes encontrar una justificación para la atención adicional o para el jugueteo intencional en el trabajo, entonces puedes asumir con confianza que estás siendo objeto de un flirteo. ¿Se siente como flirteo? Si es así, y si el jefe no hace que todos lo sientan de esta manera, esto puede ser una señal de que el jefe está coqueteando contigo.

Cruzando la línea

Coquetear con tu jefe puede ser divertido, y el coqueteo puede ser muy inocente. Sin embargo, a veces alguien se pasa de la raya y cruza la línea; Entonces ahí ya el coqueteo no es inocente. Por ejemplo, si tú o tu jefe están casados y cualquiera de los dos se sintiera avergonzado de contarle a su cónyuge algo que ocurrió entre ustedes dos, es posible que ya estés cruzando esa línea y que ahora esto ya no sea algo inocente. Cuando sus conversaciones se vuelven sexualmente explicitas y cargadas, potencialmente podría llevarte a algo más serio que simplemente "hablar".

Riesgos en el lugar de trabajo

Es posible que coquetear con tu jefe pueda dañar tu reputación en el trabajo. Con la forma en que los chismes vuelan en muchas oficinas o lugares de trabajo, debes preocuparte por lo que se dice sobre ti. Pasar demasiado tiempo con el jefe te hace ver ridícula ante los ojos de tus compañeros de trabajo. Por supuesto, realmente no es de su incumbencia; pero, todavía pueden causar muchos problemas con sus comentarios y rumores.

Romance de oficina

Coquetear con tu jefe podría llevarlos a un verdadero romance de oficina, pero eso no siempre es lo ideal. Muchas relaciones de oficina no duran. Hay un alto nivel de incomodidad cuando la relación fracasa, pero aún tiene que ver a esa persona a diario. Algunas veces el resentimiento es el resultado de una relación que salió mal, y eso no es algo que vaya a conducir a un buen ambiente de trabajo.

Avances no deseados

Hay jefes que simplemente se aprovecharán de sus subordinados. Una vez que comienzan los coqueteos inocentes, se les va otorgando algún tratamiento especial como una cierta recompensa. Al caer en una situación como esta, corres el riesgo de permitir que se aprovechen de ti para el beneficio de la otra persona. Otro riesgo es que tu coqueteo inocente pueda resultar en avances no deseados de parte de tu jefe.

Mujer molesta por el contacto no deseado

Política de citas de la empresa

La mayoría de las compañías, especialmente las más grandes, tienen políticas vigentes en cuanto a las posibles citas, que dictan el comportamiento de los empleados en el lugar de trabajo con respecto a las relaciones románticas. Estas políticas generalmente requieren un comportamiento profesional a lo largo de la jornada laboral, sin un comportamiento físico o verbal externo entre una pareja para no incomodar a otros. Los riesgos generalmente se plantean cuando una de las personas involucradas en la relación está en una capacidad de gestión; no revelar la relación pueden ser suficientes motivos para despedir al empleado más antiguo de la pareja. Lo importante es conocer la política de la compañía con respecto a las relaciones dentro de la oficina y seguir las reglas; Ten en cuenta que algunas políticas de empresa simplemente prohíben romances de oficina. Permitir que el flirteo avance hasta el punto de una relación puede suponer un problema para tu carrera o la carrera de tu jefe en este caso.

Buscando el amor en tantos lugares

En esta época, los solteros realmente tienen abundancia en cuestión del número de lugares y oportunidades que tienen para encontrar a sus almas gemelas. Además de las citas en línea y los bares para solteros, hay citas rápidas, grupos de iglesias para solteros y una amplia variedad de actividades planificadas para solteros. Las citas en línea se están volviendo cada vez más populares porque realmente puedes definir los detalles que estás buscando. Sin embargo, muchos encuentran que estas oportunidades no son para ellos y eligen buscar un lugar más conveniente, como en el trabajo.

Coquetear es natural

Los seres humanos están conectados para coquetear unos con otros. Eso es un hecho común y es aceptado universalmente. Cuando los hombres y las mujeres se ven todos los días, flirtear es algo que ocurre naturalmente.

No siempre es malo

En última instancia, debes dejar que tus instintos y tu conciencia sean tu guía. Numerosas parejas atribuyen su relación a un jefe o una relación de trabajo subordinada primero. También es muy posible que coquetear con tu jefe sea todo lo que sea. Puede crear un vínculo entre tú y tu jefe que permita que su relación de trabajo funcione de tal manera que su trabajo en equipo sea esencial para el éxito de su departamento o empresa. Puedes hacer que el trabajo sea más divertido. Puede aligerar largas horas de trabajo. Mientras no afecte negativamente el profesionalismo en tu lugar de trabajo o te haga sentir incómodo a ti o a cualquier otra persona, flirtear con el jefe puede romper la monotonía de la jornada laboral.

Posibles problemas de flirtear con tu jefe