Reconociendo las cinco etapas de una relación

Etapas de una relación

¿Alguna vez has pensado en las cinco etapas de una relación? Lo más probable es que nunca hayas contemplado tu relación en términos de etapas. Sin embargo, si observas tus relaciones pasadas, o la presente, utilizando este método, probablemente puedas identificar cuando estuviste en cada etapa y los momentos en que la relacione fue evolucionado de una a la otra.

Las cinco etapas principales en una relación

Cuánto tiempo te quedes en una etapa depende de la pareja. Algunas parejas nunca avanzan a las etapas posteriores debido a la incompatibilidad o la inmadurez emocional.

Etapa uno: Atracción y romance

Todas las parejas experimentan esta fase. Ocurre cuando comienzan a conocerse. También podría llamarse la fase de fantasía porque tu pareja puede parecer perfecta durante este tiempo. La duración de esta fase varía, pero puede ser desde unos cuantos meses hasta un par de años. En promedio esta etapa dura alrededor de tres meses. Esta etapa es muy divertida pero no sostenible. Las personas que cambian constantemente de pareja a menudo intentan permanecer en esta etapa. Los mejores aspectos de esta etapa amorosa incluyen:

  • En esta etapa, se están enfocando en sus similitudes e ignorando las faltas mutuas. Pueden agradecer a la biología por estos lentes color de rosa que hace todo se vea lindo en esta etapa.
  • Probablemente pasen mucho tiempo juntos. Estás enamorado, después de todo, y no puedes imaginar estar separado de tu pareja.
  • El conflicto no solo se evita en esta etapa, sino que parece que nunca sucederá.

Etapa dos: la realidad se hace aparente

Esta etapa a menudo comenzará a suceder lentamente durante tu relación, pero a veces sucederá de una vez. La fase de la realidad dura alrededor de seis meses, o tanto como les tome a los dos decidir que sí quieren estar juntos. En este punto muchas relaciones terminan ya que una o ambas partes puede decidir que se han equivocado en la selección de pareja. Si pueden aceptar las faltas mutuas, entonces se puede progresar al siguiente nivel. En esta etapa, si estás en una relación saludable:

  • Comienzas a ver defectos en tu pareja o comportamientos que simplemente no te gustan. No es que ya no estés enamorado, pero tu pareja no parece tan buena como la encontrabas en la etapa uno.
  • La biología también lucha contra ti. La etapa de romance presenta muchas endorfinas corriendo por tu cuerpo que te dan esa sensación "elevada". Tu cuerpo no puede mantener esto para siempre, y así en esta etapa la euforia comienza a estabilizarse.
  • Incluso podrías preguntarte si todavía estás enamorado. La lente de color de rosa ha desaparecido.

Etapa tres: decepción

Lo que comenzó como un escenario de la realidad durante la etapa dos a menudo se convierte en decepción en la etapa tres. Las parejas que llegan a esta etapa tienden a pasar alrededor de un año lidiando con las diferencia mutuas y trabajando por alcanzar un punto de estabilidad en la relación. Las parejas que avanzan a la próxima etapa lo hacen sosteniendo una comunicación saludable y manteniendo los ojos abiertos al progreso positivo. El problema aquí es que:

  • Como pareja, sabes que los argumentos son malos, pero de todos modos están enojados el uno con el otro.
  • Parte de la ira puede ser sobre cosas triviales, como pequeñas diferencias entre ustedes.
  • Como no te das cuenta de que el conflicto puede ser saludable, te preguntas si esta relación está condenada al fracaso. De hecho, es probable que tengan pensamientos de separarse o hasta de divorciarse.

Sin una comunicación sólida, confianza y la capacidad de trabajar en conjunto, es poco probable que las parejas avancen más allá de esta etapa.

Etapa cuatro: estabilidad

Si una pareja puede navegar a través de las aguas inestables de la etapa tres, descubrirá que la etapa cuatro ofrece mucho descanso y disfrute. Las parejas suelen pasar alrededor de dos años en la etapa de estabilidad antes de progresar a la etapa final del compromiso. El secreto para salir vencedor de esta etapa es mantener la chispa encendida aún en la estabilidad y comfort de la relación.

  • Como pareja, ahora tienen historia juntos y han podido superar algunas diferencias.
  • La fantasía de la etapa uno se ha ido por completo, pero los dos han aceptado esto. Sí, tienen diferencias y a veces pelean, pero amas a tu pareja; te sientes conectado con él o ella, y confían en que puedan superar cualquier conflicto futuro.
  • Sin embargo, puedes sentirte un poco aburrido ya que la persecución romántica definitivamente ha terminado.
  • También puedes extrañar los sentimientos eufóricos de la etapa uno y preguntarte si esos sentimientos se pueden encontrar en otra persona.

Etapa Cinco: Compromiso

Pocas parejas llegan hasta aquí, incluso las parejas que están casadas. En esta etapa, ya son realmente un equipo y han progresado a través de las cinco etapas del amor. Si están en una relación de citas, esta es la etapa en la que se pueden casar y estár cómodos con esa situación. Esta es la etapa del amor maduro y sostenible que en un mundo ideal de parejas felices dura por toda la eternidad. Algunos hitos incluyen:

  • Has elegido estar con tu pareja, defectos y todo.
  • Ya no te echas de menos la etapa del romance porque eso significaría estar con una persona nueva y no quieres eso.
  • Tienes una visión para el futuro juntos como pareja.

Etapas de un relación romántica

Conocer las cinco etapas de una relación puede ayudarte a comprender tus sentimientos sobre tu pareja y tu relación. Sabe que es natural perder esos sentimientos románticos del comienzo, pero que algo mucho más profundo te espera en una etapa posterior. Avanzar a través de las etapas requiere comunicación y trabajo duro. Vale la pena el esfuerzo cuando encuentres a la persona adecuada para compartir todo el viaje.

Reconociendo las cinco etapas de una relación