Cómo aliviar el dolor de tatuarse

Lic. Benna Crawford
Tattoo expert is working in studio

Ese nuevo tatuaje, para el que has estado ahorrando, el que va a cambiar tu vida, va a ser un todo un dolor. Literalmente. Hacerte un tatuaje duele. Cuánto o cuán poco depende de numerosos factores. Sin embargo, una sorprendente cantidad de lo que tú sientes depende de ti.

Anatomía del dolor

Un tatuaje implica colocar tinta debajo de la capa externa de la piel con una aguja afilada o una pistola de tatuaje con muchas agujas. Esto dolerá, pero cuánto, depende de una serie de factores. Tú puedes controlar la incomodidad mucho o poco si lo piensas bien y te preparas para la mejor experiencia posible.

Un factor importante involucrado en el dolor es la ubicación de tu tatuaje. Elige un área menos dolorosa para tu tatuaje si eres realmente sensible o estás realmente preocupado. Las áreas con relleno son las que menos duelen. Esas serían músculos o lugares carnosos como los glúteos, los brazos, los hombros, las piernas y tal vez la parte superior del pecho o la espalda. Los primeros puntos de dolor están más cerca del hueso o tienen muchas terminaciones nerviosas: axilas, ingle, tobillos, manos, pies, costillas, cabeza y cara.

Preparación para tatuajes con bajo o ningún dolor

Los pasos simples como usar la ropa adecuada y educarte sobre el alivio del dolor con productos que se adquieren sin receta médica pueden ayudarte a que todo vaya bien el día programado para hacer tu tatuaje.

Preparaciones básicas

Antes de tu sesión de tatuaje, asegúrate de sentirte saludable y con un buen nivel de energía - prepárate con los cuidados previos. Las maneras básicas de prepararse para una experiencia exitosa de tatuaje incluyen las siguientes:

  • Duerme bien durante la noche para estar descansado y relajado.
  • Báñate o dúchate antes de tatuarte para tener la piel bien limpia.
  • Comienza a hidratarte alrededor de dos horas antes de tu cita - bebe mucha agua. (Recuerda usar el baño justo antes de comenzar tu sesión de tatuajes, no quieres interrumpir el proceso.)
  • Consume una comida balanceada que incluya una buena fuente de proteínas. Necesitas un impulso de energía y la lenta liberación de nutrientes como apoyo.
  • Usa ropa holgada y cómoda que te permita sentarte o recostarte sin restricciones (durante horas, si estás recibiendo un tatuaje más intrincado).
  • Toma Tylenol aproximadamente una hora antes - pero solo si realmente crees que lo vas a necesitar. No tomes aspirina o ibuprofeno porque son anticoagulantes. Debido a que los tatuajes perforan la piel y tú sangras, no quieres que los anticoagulantes aumenten esta reacción.
  • Ármate con un buen libro o una buena lista de reproducción, auriculares y teléfono si vas a tener una sesión larga.
  • Limita el café a una taza, y limita los estimulantes en general. Quieres estar en la zona Zen para esta aventura, no drogado, nervioso y raro.
  • Nada de alcohol ni drogas recreativas. El alcohol adelgaza la sangre y ambos se meten en tu cabeza. Concéntrate en la tinta.
  • Vuelve a programarlo si estás enfermo.

Productos para adormecer la piel

Una manera de reducir el dolor es frotar la piel con una crema anestésica (como Dr. Numb, disponible por aproximadamente $35). Esta crema anestésica tópica afecta a las terminaciones nerviosas para desensibilizar la zona a tatuar. Sin embargo, usa esto como último recurso. Su eficacia varía y tu cuerpo de todos modos producirá endorfinas que bloquean el dolor una vez que comience la sesión, por lo que las molestias pueden ser mayores que los beneficios. Siempre verifica de antemano con tu artista de tatuajes sobre el uso de un agente anestésico. Algunos prefieren no trabajar con ellos. La crema anestésica viene en crema a base de agua y en gel o aerosol.

Para aplicarla:

  • Usando guantes protectores, aplica la crema en el área del tatuaje - una capa gruesa y agradable sobre la piel limpia - aproximadamente una hora (no más) antes de la sesión.
  • Cubre la crema con una gasa estéril o un envoltorio de plástico; ya que se oxida inmediatamente y pierde fuerza cuando se expone al aire.
  • El tatuador quitará la cubierta y raspará la crema. Él o ella debe usar guantes, ya que la crema adormece la piel que entra en contacto y tu artista no querrá tener las manos adormecidas.

El efecto dura de una a dos horas. Durante una sesión larga, si el efecto del entumecimiento desaparece, puedes volver a adormecer el área con la versión en gel o en aerosol (como Vasocaine Numbing Spray, que cuesta alrededor de $35). Esto va directamente sobre la piel rota; no es viscosa y resbaladiza como la crema, por lo que no interfiere con el trabajo del artista.

Bajo la pistola de tatuaje

Tú no eres un espectador pasivo aquí. Tú participas en este ritual también, así que hazlo bien y date la mejor experiencia posible.

  • Aprende un poco de respiración de yoga simple para los momentos tensos y los sentirás menos. Respira largo, despacio y con calma, exhala lentamente. Inténtalo tres veces, concentrándote en la respiración. No hiperventiles durante toda la sesión. Guárdalo para cuando el artista haga una pausa para recargar la tinta.
  • Empieza con un tatuaje pequeño, hasta que veas cómo te va. Ve a por el brazo completo después de que seas un veterano y tengas tus estrategias del control del dolor ya resueltas.
  • Si sientes aprensión con las agujas o con la sangre, comparte esto con tu artista de tatuajes y haz arreglos para no tener que mirar.
Man Tattooing On Harm

Tómalo con calma

Hacerte un tatuaje es un juego mental. Entrena tu mente para ganar el juego.

Enfócate en el presente

La plena atención al presente es una técnica en la que aprendes a permanecer presente en el momento, prestando atención al ahora, no a lo que acaba de suceder o a lo que viene después. Sigue concentrándote en el momento en que te encuentras - te darás cuenta de que no es tan fácil. Es muy delicado, porque el 'ahora' se termina tan pronto como lo notas. Si no estás reflexionando sobre el dolor que acaba de ocurrir, o estresándote por el dolor que vendrá, te observas sintiendo incomodidad o no por un nanosegundo, y luego desaparece. No te estás aferrando a tu dolor continuamente sino que lo dejas pasar.

Usa técnicas de meditación

La meditación es solo una versión extendida de la plena atención al presente. Presta atención a tu respiración y trata de vaciar tu mente. El dolor va con los pensamientos. Tendrías que ser un maestro de meditación para no sentir nada, pero disminuyes el poder del dolor al desviar tu atención de él.

Man rubbing ointment to skin damaged by tattooing

Prueba autohipnosis

Ponte en trance y relájate en la silla del tatuaje. Avisa a tu artista para que no piense que te has desmayado cuando estés metido hasta el fondo en la autohipnosis. Luego cierra los ojos y relaja conscientemente cada parte del cuerpo, desde los dedos de los pies hasta la parte superior de la cabeza. Deslízate en un sueño vívido sobre el lugar más tranquilo que puedas imaginar. Trabaja los cinco sentidos para experimentar este lugar, casi como estar dentro de una película. La desventaja es que te pierdes la experiencia del tatuaje. Lo bueno es que te pierdes la experiencia del tatuaje. Tú decides.

Derechos de alardear

Lo lograste. Sufriste, sobreviviste y ahora tu piel luce una nueva obra de arte que es impresionante. Es pan comido. Bueno, tal vez no fue pan comido, ¿pero a quién le importa? Agradece a ese artista que te ayudó a superarlo. Felicítate tú mismo por controlar el dolor con éxito. Sigue al pie de la letra las instrucciones para el cuidado posterior para prevenir una infección o complicación (que desde luego sería dolorosa). Utiliza tu nueva sabiduría para planear tu próximo tatuaje: la colocación, el tamaño, la complejidad y la profundidad de los colores, y luego comparte tus consejos estoicos con cualquiera que te pregunte si realmente duele mucho hacerse un tatuaje.

Cómo aliviar el dolor de tatuarse