Resources, Advice & Tips for Covid-19
Read More

¿Están infectadas mis expansiones lobulares?

Lic. Jennifer Betts
Man with ear tunnel

¿La expansión en tu oreja se está empezando a ver un poco extraña? Si bien el estiramiento o expansión del lóbulo de la oreja es una forma antigua de modificación del cuerpo que puede realizarse de manera segura y efectiva, las infecciones son posibles. Conoce los signos y síntomas que debes vigilar al cuidar de tu expansión lobular y aprende cómo tratar una infección si se desarrolla.

¿La expansión lobular está infectada?

Has estado estirando tus orejas lentamente por unos meses y te has dado cuenta de que tus orejas se sienten adoloridas y hay hinchazón. El estiramiento de la oreja, o expansión, es una modificación del cuerpo (embellecimiento) en la que se estira lentamente el lóbulo o la oreja con tapones, expansivos o túneles. Si se hace bien, es un proceso bastante seguro y sin dolor. Sin embargo, como cualquier otra perforación, las orejas estiradas pueden infectarse. La infección puede deberse a varias causas, como bacterias, alergias a las joyas, estiramientos demasiado rápidos y cuidados inadecuados, como el contacto con las manos sucias.

Síntomas de infección

Dependiendo de cómo elijas estirar las orejas, ya sea a través de la expansión gradual, el estiramiento profesional, los pesos, etc., tus lóbulos pueden estar un poco adoloridos mientras los estiras. Esta sensibilidad solo debe durar unos días y es completamente normal. Sin embargo, si tu oído estirado está infectado, tendrás algunos síntomas muy específicos, según FamilyDoctor.org estos incluyen:

  • Enrojecimiento e hinchazón que dura más de unos pocos días y que parece empeorar. Estirar las orejas causa pequeñas rasgaduras dentro de la piel; Sin embargo, estas rasgaduras deben sanar en unos pocos días y comenzar a sentirse mejor. Si notas un aumento de la hinchazón y del enrojecimiento, podría ser posible que haya una infección.
  • Si te estiras las orejas demasiado rápido, puedes experimentar un ligero sangrado. Esto se convierte en una preocupación cuando el sangrado es excesivo o se acompaña de pus o descargas purulentas. El pus es la forma en la que tu cuerpo trata de combatir una infección. También puedes notar un absceso, que es una bolsa de pus en el lóbulo.
  • La fiebre o los ganglios linfáticos inflamados también son signos de que tu cuerpo está tratando de combatir una infección. Esto junto con los otros síntomas podría significar que necesitas buscar un diagnóstico profesional de un médico, ya que la fiebre podría ser una señal de que la infección ha progresado a tu oído.

Tratamiento de la infección en casa

En la mayoría de los casos, puedes tratar tu oído estirado infectado en casa. Sin embargo, si tienes fiebre, inflamación severa, vetas rojas, desorientación, flujo excesivo o síntomas que duren más de una semana, debes buscar atención médica de inmediato. Esta infección puede requerir antibióticos.

De acuerdo con The Piercing Bible, hay algunas cosas que puedes probar en casa si tienes síntomas leves o si recién comenzaste a tener síntomas.

No te quites tus joyas

Si bien podría tener sentido sacar tu joya de expansión o tubo, eliminarlo podría promover un absceso. Por lo tanto, no es deseable que te quites totalmente tus joyas. Si tienes hinchazón, puedes cambiar a un calibre más pequeño, pero tener las joyas colocadas puede ayudar a drenar la infección.

Lávate bien las manos

Antes de tocar el orificio, debes lavarte las manos. Tocar la piel con las manos sucias puede agregar más bacterias. De la misma manera, debes intentar no tocar tu perforación si es posible, a menos que la estés limpiando. El contacto innecesario puede retrasar la curación o posiblemente empeorar la infección.

Empapa tu perforación

Varios sitios web, como Arte de Carry y Pierced and Modified, sugieren remojar la oreja estirada en una solución salina, compuesta de sal marina y agua. Si bien las recetas varían, generalmente se recomienda un cuarto de cucharadita de sal de mar en una taza de agua. Sería deseable que pudieses remojar la perforación unas dos veces al día durante cinco minutos o más.

Aplica una crema antibiótica

La crema antibiótica puede ayudar a combatir las infecciones bacterianas en el oído. Querrás asegurarte de usar una crema, no un ungüento, para que la perforación pueda respirar.

Evitar una infección

Si bien la infección puede ocurrir, hay pasos que puedes tomar para ayudar a mitigar el riesgo antes, durante y después de estirar el lóbulo. No importa en qué etapa te encuentres, es vital que siempre te laves las manos cada vez que toques la perforación.

Antes de hacerlo

Antes de comenzar tu viaje de estiramiento, puede ser útil hablar con un perforador profesional. Este podrá sugerir un proceso lento y gradual para estirar los oídos de manera segura y efectiva. Además, puede ofrecerte pautas para el cuidado diario y el tipo de joyas a usar para ayudarte a minimizar el riesgo de infección. También puede ser útil que un perforador profesional realice el estiramiento, ya que tendrá herramientas esterilizadas y joyas a mano.

Durante la expansión

El mejor consejo para expandir tus oídos es ir despacio. Esto no es una carrera. Si bien es posible que desees ver los resultados de inmediato, ir despacio y seguir las pautas recomendadas puede disminuir tu riesgo de infección y complicaciones, como las explosiones del lóbulo infectado. Por lo tanto, lo mejor es seguir un programa recomendado y darle a tu cuerpo mucho tiempo para recuperarse antes de avanzar.

También es importante escuchar a tu cuerpo. No todos se curan de igual manera, si todavía te duele, dale un poco más de tiempo para sanar.

Además, querrás asegurarte de que las joyas que uses sean estériles. Se recomienda la compra de joyas esterilizadas de un salón de tatuajes o un salón de perforación. Hablando de esterilización, también querrás asegurarte de que las cosas que tocan tus oídos, como los audífonos y las almohadas, se limpien con regularidad para evitar la transferencia de bacterias a tus lóbulos en proceso de curación.

Después

Así que, ¡lo has logrado! Tus oídos están finalmente en el calibre que los quieres, y crees que ahora sí ya estás a salvo, ¿verdad? Lo siento, pero no. Aún debes limpiar y mantener aseadas regularmente tus perforaciones para asegurarte de que nada desagradable pueda entrar en ellas. Al cambiar de joyería, querrás asegurarte de que haya sido esterilizada y que tus manos estén limpias. También querrás asegurarte de limpiar rutinariamente tus orejas expandidas para prevenir las bacterias.

Un problema creciente

El estiramiento de la oreja es una forma de embellecimiento corporal que ha aumentado en los últimos años. Si bien esto generalmente es una práctica segura y sin dolor, hay algunos síntomas que debes tener en cuenta si crees que se está desarrollando una infección. Si bien esto puede tratarse eficazmente en el hogar en las primeras etapas, las infecciones progresivas deben ser revisadas por un médico o profesional médico. Aunque el riesgo de infección no se puede mitigar por completo, lavarse las manos, expandir la perforación lentamente y usar siempre joyas esterilizadas son pasos en la dirección correcta. Ahora que sabes a qué debes estar atento, ¡feliz expansión!

¿Están infectadas mis expansiones lobulares?